y, ¿del Valle del Cauca qué?

0

leo-quintero-bandaPor Leo Quintero

La campaña política para escoger nuevo Presidente de la República y que se convirtió en un lodazal, no tocó para nada los problemas de las regiones.

A los aspirantes. A todos sin excepción, los temas de los departamentos , de la llamada provincia estos asuntos  se les quedaron embolatados, o a sus asesores –todos centralistas– se olvidaron de incluirlos en sus agendas de trabajo.
Este domingo en el cual Colombia  tendrá elecciones de ocho de la mañana a cuatro de la tarde, la provincia, tan alejada del corazón oficial, pero tan necesitada en el momento de la campaña proselitista, debe hacerse sentir.
Reclamar porque  en los llamados programas oficiales , que mas tarde se convertirán en un plan de desarrollo de quien sea elegido como mandatario para todos los colombianos, no de todos, porque lo mas seguro es que después de este proceso electoral, habrá una inmensa fractura social, política  e ideológica.
Amen de que el país se habrá polarizado a la derecha, merced a la estrechez mental de quienes  están a la izquierda , unos en armas y otros divididos  entre los contratos y el poder, como ocurre en Bogotá.
A regiones como el Valle del Cauca, los candidatos, los cinco aspirantes  que están desesperados buscando pasar a la segunda vuelta, se olvidaron de contarles qué harán con la inversión social para Buenaventura.
Qué sucederá con el pacífico colombiano, convertido en la pesadilla social mas grave del continente, según el propio informe de la Ong Human Rights Wacht, que recibió  y constató en  la zona  todos los oprobios de los que han sido víctimas los habitantes de esa parte de Colombia en donde los gobernantes locales se han encargado del saqueo a sus propias localidades?.
El pacífico colombiano tiene el mas alto número de alcaldes investigados por la Procuraduría, sancionados por la autoridad adminsitrativa, destituidos y encarcelados, acusados de delitos contra la administración pública.
En los últimos treinta años todos los gobernantes–Presidentes de Turno– incluyen en su plan de desarrollo un pomposo título para anunciar lo que harán para el pacífico y  cuatro años después el próximo mandatario reencaucha el mismo  plan  para encausar sus míticas promesas, todas incumplidas.
Nos quedaron debiendo la  propuesta de su mandato sobre lo que será las propuestas para el abandonado norte del Valle del Cauca. – En donde a todos los pobladores los ilusionaron con el llamado paisaje cafetero.
El próximo mandatario le debe responder a los caleños sobre la responsabilidad del Gobernante de turno en el pago de la deuda por la construcción de la Ptar, que le duplicó en diez años el precio de los servicios de agua y alcantarillado a los caleños , convertidos en los únicos pobladores de Colombia que pagan una obra de esta naturaleza.
Nos quedaron debiendo la respuesta sobre la tercera etapa de la Avenida Ciudad de Cali, parada desde hace 20 años en la carrera 50. Esta es una obra nacional un compromiso del país con la capital del Valle, incluido por los últimos cinco Presidentes.
Pero lamentablemente sin el peso de un gobierno local que le reclame al correspondiente jefe de estado por los recursos para finalizarla y desembotellar el suroriente de Cali, hoy en día convertido en un nudo vial, insoluble.
Y sin ninguna pretensión de comparar, es increible que para la vuelta a oriente de Medellin, el Presidente Santos anunció recursos por varios billones de pesos y para esta autopista que agilizaría la movilidad en Cali , nadie hace un esfuerzo para conseguir esos dineros y hacer que la promesa oficial sea una realidad.
Son muchos los temas que el pais se quedó esperando conocer de estos aspirantes, dos de los cuales en tres semanas decidirán quien es el nuevo Presidente de los Colombianos, en la campaña mas oscura de los últimos 50 años.

Comments are closed.