“A Guerrero lo calificaría con 1”: Eduardo Llano

0

Habla casi sin parar, lo impulsa la ilusión de que el mundo se puede cambiar. Está imbuido por las enseñanzas de Antanas Mockus y no quiere saber nada del alcalde Guerrero. Es Eduardo Llano, candidato a la Cámara por la Alianza Verde en el Valle del Cauca, escogido para ofrecer a nuestros lectores sus posiciones, en el cubrimiento especial que hacemos de las elecciones 2014.

Foto: Blu Radio
Foto: Blu Radio

¿Qué lo motiva a dedicarse a una actividad tan dura como la política?

Yo tuve un par de experiencias muy duras en mi vida: perdí a mi mamá a los 10 años y perdí a mi papá a los 15 años. Tuve que trabajar para sobrevivir desde los 16 años y tuve que lidiar con el Estado. Por ejemplo, cuando iba a reclamar la pensión de sobrevivencia que me dejó mi papá, una pensión de salario mínimo, yo veía a ancianas que tenían que esperar horas y no eran atendidas porque tenían que llevar un certificado de supervivencia. Cambiar todo eso me motiva a estar en la política. Saber que se pueden hacer transformaciones culturales a partir de la política es algo que me anima.

Usted se postula al Congreso, que es una organización muy desprestigiada, ¿no es ese un factor muy desmotivante para salir a pedir el voto?

Sí, pero yo tengo que demostrar que soy bueno en lo que hago y demostrar que es ser honesto. Algunos amigos me dicen por ejemplo: “Usted por qué no se dedicó a hacer plata. La política es el negocio que hace posible todos los demás negocios”. Cuando nos gobiernan personas como Samuel Moreno, lo que nos da es rabia, indignación. Nosotros tenemos el deber de ocupar los espacios para no dejárselos a los políticos corruptos. La silla al concejo de Michel Maya la conseguimos sin lechona. La gente dice: “Mire, yo voy a votar en blanco”. Y yo me paso todo el día trayendo personas que votan en blanco a que voten en verde. Nos interesa llegar a esos espacios para poder hacer las leyes que nos lleven hacia la paz.

Si yo soy un caleño que vota por usted, ¿dentro de cuatro años qué me habrá cambiado la vida, que no sea carreta?

Pues nosotros tenemos una propuesta concreta, que esperamos que se apruebe en el Congreso; pero si no, lo haremos mediante referendo, que es impulsar el desarme total de los civiles. El año pasado se vendieron, solo en Cali, más de 12.000 armas legales. Eso es un batallón. Nosotros queremos darle al país la idea de que las armas deben ser incautadas y fundidas para que no entren al mercado negro. La mayoría de la gente no confía en la Policía y tenemos que hacer una revolución depurando la Policía, pero la excusa para hablar de eso es el desarme. La decisión del desarme no puede estar en manos de la Brigada, porque ellos se nutren de ese negocio. Queremos decirle a la gente que los civiles solo deben estar armados de valor.

Usted mencionó dentro de sus motivaciones la de poder participar en las leyes que consoliden un proceso de paz. ¿Para usted cuáles son los límites inaceptables de un proceso de paz, si es que los ve?

Yo prefiero que haya un proceso de paz a que no haya nada. Pero sí creo que en la negociación con las Farc debemos pedir sobre todo la verdad, y la justicia debería estar basada en la reparación social. A mí me encantaría ver a alias El Médico dando charlas en las universidades, explicándole a la juventud por qué decidió abandonar la guerra. Me encantaría ver a los comandantes de las Farc entregando las armas. No debemos pedir solo cárcel.

Hay unos temas que dependen del Congreso y que generan una gran división entre los colombianos. Para una respuesta de sí o no: ¿matrimonio entre homosexuales?

Sí.

¿Aborto?

Sí.

De uno a cinco cómo califica la gestión del alcalde Guerrero.

Uno.

¿Ha sido un desastre?

Sí. ¡Cómo se puede calificar después de 3.800 muertos! En esta Alcaldía no se recibe un solo líder popular. Eso hay sido muy defraudador.

¿Y al gobernador del Valle como lo califica?

Con 3.5; es decir, pasa pero pasa raspando. Ha sido muy costoso para la institución respetar los acuerdos políticos que lo llevaron a la Gobernación.

El Partido Alianza Verde tiene unas dificultades internas, ¿cuál es su opinión sobre la situación actual del partido y usted por qué está ahí?

Yo llegue al Partido Verde con Antanas Mockus y yo siento que lo que hay hoy se parece mucho a como va a ser la Colombia del postconflicto. Yo creo que la paz la tenemos que hacer con todos. Estar en el Partido Verde hoy, después de la caída de la ola, es hacer parte de un matrimonio, un matrimonio por conveniencia, en el que va a haber un largo plazo. Ahora tenemos que construir una institucionalidad. Cometimos el error de seguir una sola persona, yo seguí a Antanas Mockus, pero ya aprendimos que hay que construir institucionalidad.

¿Por quién va a votar al Senado de la República?

Por Claudia López

¿Por qué?

Porque ha mostrado una valentía enorme. Necesitamos muchas mujeres en la política. Nosotros debemos apoyar para ampliar la representación de las mujeres.

A propósito de mujeres, ¿usted cree que es conveniente adoptar leyes de cuotas?

La discriminación positiva funciona en algunos casos, pero en Colombia la hemos tomado por donde no es. Hay exclusiones que no pueden ser cambiadas solo con discriminaciones positivas como, por ejemplo, les pagamos a las mujeres el 30 % menos por su trabajo de lo que le pagamos a los hombres. Hay que hacer transformaciones culturales.

Si usted no fuera candidato a la Cámara, ¿por quién votaría?

Mmmm… pues para el Senado, por Claudia López o por Jorge Iván Ospina, que sí es un alcalde reconocido. Para la Cámara, tal vez por Catherine Oliveros, una candidata verde verde.

Comments are closed.