A mí no me preocupa pedir perdón : Secretario de Tránsito

0

Alberto Hadad Lemus, Secretario de Tránsito municipal, ha sido un hombre controversial, la “lengua se le ha ido” en varias ocasiones, ahora aparece más componedor. Esta semana, en EL PUEBLO tuvimos este diálogo con él.

Alberto Hadad, secretario de Tránsito de Cali.
Alberto Hadad, secretario de Tránsito de Cali.

Doctor Hadad, pasados casi dos años de esta Administración ¿cómo se ha impactado en el comportamiento de los caleños?

AHL: La verdad yo he estado inconforme con el cumplimiento de mis retos, pero frente a este reto que nos trazamos con el señor alcalde de recuperar la cultura ciudadana tengo que manifestar que me siento muy satisfecho. Yo creo que la gente empezó a tomar conciencia de lo que es la cultura cívica, el respeto por las normas de tránsito, ese espíritu de civismo que teníamos antes, de tal manera que eso me refuerza mi teoría que en un principio fue tachada como muy dura y de mano muy fuerte y era que necesitábamos mucha disciplina para esto.

Frente al MIO, ¿usted qué siente en este momento, cuál es su pálpito a pesar de todas las dificultades del sistema?

AHL: No me cabe la menor duda en el proceso de recuperación del MIO, y la gran apuesta del Alcalde es que el MIO va a ser el modelo de Colombia y de muchas ciudades de América Latina. Hoy en día, el Gobierno Nacional ha creído tanto en Cali que es a la única ciudad que inicialmente le entrega el primer salvamento por intermedio del Conpes, que son 95 mil millones de pesos para que sirva de base para fondear y establecer líneas de crédito blandas con los operadores y ya definitivamente tomen el último oxigeno que necesitábamos para salir adelante.

¿Y el servicio cuándo va a mejorar?

AHL: Estamos haciendo reuniones de seguimiento con el Superintendente de Transporte, con el Presidente del MIO, la Secretaría de Tránsito, los operadores y los bancos, y quedamos en algo muy importante: los operadores se comprometieron a que en los primeros días de noviembre ya teníamos toda la flota disponible que en el momento debe operar el MIO y para febrero tendremos el resto. Con esto, sin lugar a dudas va tener una gran cobertura, va a mejorar la frecuencia, va a mejorar el servicio; lógicamente de la mano de esto, vamos a ir llevando muy gradualmente la chatarrización de los últimos 1400 carros, en la medida que va entrando el MIO a los corredores viales, vamos retirando los últimos carros del colectivo.

Usted ha enfrentado varias denuncias que tienen que ver con ciertos pronunciamientos que usted ha hecho, ¿cómo van esos procesos?

AHL: Yo soy un hombre muy católico y la verdad es que tengo que pedir perdón porque me he equivocado muchas veces en algún tipo de apreciaciones. Recuerdo la entrevista que me hizo la periodista Claudia Palacios aquí en el periódico El Pueblo y sé que me equivoqué, y así lo reconocí públicamente frente a algunas interpretaciones mías y ciertas expresiones que lógicamente causaron malestar entre algunas personas; y eso me ha valido varias denuncias penales por injuria y calumnia, para lo cual yo le he dicho a los jueces, si tengo que pedir perdón lo hago y lo estoy haciendo; y me retracto de lo que dije, si fue malinterpretado.

En esa entrevista usted planteaba que de pronto se habían robado algunas cosas en el Sistema MIO en el proceso, que sobrecostearon las obras…

AHL: Yo me equivoqué tal vez en el tema de robar, lo que dije es que habían unos sobrecostos como lo han mostrado los diferentes entes de control en varias estaciones del MIO, como el tema de los israelitas, como el sobrecosto del Miocable, eso fue lo que yo quise decir simplemente. Pero en ningún momento quise expresar la palabra robar, y si fue una palabra desafortunada.

También hizo señalamientos a las empresas de transporte ¿usted qué quiso decir en ese momento?

AHL: Fue una equivocación, primero, uno no debe utilizar la palabra mafia, porque mafia, uno como caleño, lo relaciona con el narcotráfico y eso ha sido lo más dañino que ha tenido nuestra ciudad y nuestro país. Yo lo que quise decir cuando utilicé la palabra “lavaban” era que ganaban por el lado del MIO y por el lado del colectivo. Eso fue lo que quise decir, y algunos transportadores interpretaron que yo les estaba diciendo lavadores de dinero y no, no era eso.

Usted planteaba que se negociaban y que descontaban el  50% de las infracciones de tránsito, lo que al parecer es algo legal…

AHL: Si, y es cierto. En eso tal vez molesté a algunos exdirectores de tránsito. Yo lo que quise interpretar, no sé si no me expliqué bien, es que perfectamente la Secretaría de Tránsito tiene la facultad de establecer unos planes de pago, unos planes de descuentos a esos pagos que pueden ser hasta del 50% y unos planes de acuerdos de pago, pero en ningún momento quise decir que estaban robándose la plata, ni nada.

Habló también en la entrevista de la toma de EMCALI en 2001, usted se refirió al ingreso de la guerrilla a esa toma, ¿qué pasó allí?

AHL: Pues esa fue una apreciación general que hubo en ese entonces, fue funesta la toma, porque con esta no pudimos vender el componente de teléfonos y pues vinieron las consecuencias nefastas para Emcali en su valoración como tal; eso es una referencia que yo tengo de alguien que comentaba, “hombre se nos metió la guerrilla” pero no tengo ningún tipo de señalamientos contra nadie de manera particular.

¿Cuál es su apuesta en estos dos años largos que quedan de gobierno, a que va a enfocar sus esfuerzos?

AHL: A un reto que tengo y se lo planteé al alcalde,  mi gran sueño sería dejar una ciudad sostenible, con últimas tecnologías de punta para apoyar al usuario, no atropellándolo, ni persiguiéndolo; que vuelva el caleño a ser aquel de la década de los 70, un hombre amable, querido, generoso, jovial y que recuperemos lo que tanto habíamos perdido como lo es la cultura ciudadana y nuestro espíritu cívico. Yo quiero que a mí se me recuerde como una persona con el apoyo irrestricto del Alcalde de Cali que logró cambiar el chip de la ciudad en cuanto a respeto por las normas, y a cumplir con una disciplina y una cultura ciudadana.

Y su mensaje final para aquellas personas que ha afectado con sus expresiones en determinados momentos.

AHL: Pedirles perdón, a mí no me preocupa pedir perdón, por el contrario me honro porque los humanos nos equivocamos, y las personas tenemos que sabernos retractar de errores que cometemos, si yo a alguien ofendí o alguien maltraté no tengo ningún inconveniente en hacerlo.

Comments are closed.