A sintonizarse

0

Por Oscar Gamboa Zùñiga  

El economista ruso Nikolai Kondratiev es recordado por sus teorías sobre los ciclos económicos que hablan de una fase ascendente de expansión económica y otra de declinación económica, también conocida como recesión. Quiero apoyarme de una manera primaria en estas teorías para aproximarme a los ciclos que a mi juicio también se suceden en la política y en los modelos de gobernabilidad y gobernanza.

Es indudable que los hechos sucedidos en los últimos días en Cuba generan todas las controversias habidas y por haber, dadas las circunstancias históricas desde que fue derribado Fulgencio Batista y asumió el poder Fidel Castro. No me voy a detener en lo ideológico sino en lo que me induce las teorías de Kondratiev sobre el agotamiento de los ciclos y la ineptitud de los líderes y gobernantes para hacer las lecturas correctas y sintonizarse con nuevas realidades. Se observa que como ocurre en Colombia la mayor parte de la población que está saliendo a las calles corresponde a personas jóvenes y/o personas cuyas edades no permiten adentrarse en esas anclas sobre las cuales se cimentó el modelo que aún impera como forma de gobierno en Cuba.

Mi padre era muy proclive a la música cubana y desde luego en mi casa se escuchaba con mucha frecuencia esta música en los armatostes de radiolas que existían por esas épocas. Ello gratamente me culturizó y me apegó al disfrute de esta hermosa música cubana, ¿pero cuál­ música? La de Los Compadres, Trio Matamoros, Benny More, Celina y Reutilio, Compay Segundo, Ibrahim Ferrer, Cachao, Carlos Puebla con su famoso disco que decía…se acabó la diversión… llego el comandante y mando a parar, entre otros. Se de viva voz que muchos jóvenes en Cuba ya poco recuerdan y muchos ni saben quiénes fueron estos genios de la música y quizá hoy referencian más a los Van Van y otras agrupaciones que exhiben otros tipos de géneros musicales. Me da la impresión de que lo mismo ocurre con el tema político, ¿sabrán a profundidad estos jóvenes quienes fueron Martí, Fulgencio Batista, El Che Guevara, Fidel Castro, o que fue la Sierra Maestra, el incidente de Bahía de Cochinos, Nikita Kruschev, John F. Kennedy y otros tantos protagonistas de la historia cubana de las últimas seis o siete décadas? El paso de los años es implacable y con la llegada de las nuevas generaciones también llegan los nuevos paradigmas, ya influenciados por el internet, toda la información a la que se accede y desde luego a través de las redes sociales existentes. Ya estas nuevas y juveniles sociedades tienen un umbral de aguante muy bajo y explotan. A muchos no les interesa saber quiénes fueron los mencionados personajes que han sido símbolos de la revolución y por lo tanto esas narrativas de quienes gobiernan hoy la Isla, basadas en mensajes de la Cuba libre del imperialismo, la defensa de la revolución y que es el bloqueo que los tiene así, les vale huevo y lo que quieren es vivir de las maneras que ya perciben por el internet o lo que algunos familiares les informa y envían desde el exterior. En otras palabras, los factores que en otros momentos de la historia animaban a los ciudadanos a defender la revolución no son los de hoy para seguirla defendiendo y creo entonces que como hicieron Rusia y la China, sobre sus convicciones políticas es necesario introducir cambios estructurales, porque si no lo hacen, seguirán llegando otras generaciones con  las mismas tendencias y se corre el tremendo riesgo que se agota del todo la capacidad de defensa militar de la aun llamada revolución y chao modelo. No se olviden que los militares también se van envejeciendo y los relevos que van llegando pertenecen a las nuevas generaciones que cargan con lo ya descrito, o sea, los nuevos paradigmas.

Colombia ni ningún país pueden hacerse los locos con lo que está pasando porque todos los modelos sino se acompasan con los nuevos momentos de la historia correrán el mismo riesgo. Por lo anterior, es bueno que quienes defienden el modelo de gobierno de Cuba revisen bien que es lo que están defendiendo y quienes lo critican a rabiar y están lanzando voladores por lo que está pasando, se miren el ombligo y más bien se pongan a trabajar para que ajustemos lo ajustable en el sistema capitalista que nos rige y evitemos que se siga agotando la paciencia de las nuevas generaciones colombianas.

La terquedad de muchos “dirigentes” políticos que siguen aferrados y atrapados en sus modelos clientelistas, les hará cada día mas y mas complejo sostener sus feudos electorales, y la terquedad de muchos ciudadanos que los siguen eligiendo por migajas y canonjías baladíes es un coctel muy peligroso para nuestra democracia.  ¡A sintonizarse entonces ¡

 

Comments are closed.