América se queda en la B un año más

0
Foto: Andrés Puentes Cortés
Foto: Andrés Puentes Cortés

Aunque el América logró ganar su juego en el Pascual Guerrero, matemáticamente no le alcanzó al equipo para clasificarse a la final del semestre ya que Fortaleza venció su juego frente a Cartagena y es el segundo finalista. De esta forma, los ‘Diablos’ tendrán que quedarse un año más en su infierno.

Pocas veces el ambiente del estadio Pascual Guerrero se ha sentido tan hostil como en la noches del lunes, cuando el América saltaba a la cancha dependiendo de un verdadero milagro para clasificarse a la final. En Bogotá simultáneamente se disputaba el partido entre Fortaleza y Real Cartagena, lo que enrarecía todavía más los ánimos en Cali.

América llegó a la sexta fecha de cuadrangulares luego de haber perdonando a sus rivales y de haber dilapidado las no pocas ayudas providenciales que a su vez estos le dieron.

Con el lamentable marco de una hinchada dolida y cansada, el equipo americano tenía que enfrentar a un Uniautónoma que dependía de sí mismo para clasificar, por tanto, el equipo de Barranquilla no llegó a la ‘Sultana del Valle’ a esconderse, sino a jugar al ritmo de los locales, ordenado en defensa y esperando los espacios que pudieran dejarle para tratar de liquidar el encuentro.

Stiwar García en tres oportunidades tuvo la opción de abrir el marcador con una jugada calcada: centro de Arango se la pone por su banda, él de pecho la baja y con remate de diestra mandaba la esférica muy cerca de la portería de Cardona, pero sin poder concretar la anotación.

Llegados los 38 minutos de juego, Paulo César Arango, uno de los jugadores a los que la tribuna más chifló, abría el marcador para el conjunto escarlata luego de un remate potente de primera para el que lo habilito Julio César Ortíz. Durante ese minuto la suerte seguía sonriéndole a América, pues con el empate en Bogotá era finalista.

Foto: Andrés Puentes Cortés
Foto: Andrés Puentes Cortés

Sin embargo, la alegría sólo completó un minuto. Del saque de Uniautónoma nació la jugada que cobró la pasividad de la defensa americana. Así, Alonso Acosta puso el 1-1 que volvía a adjudicarle el tiquete a los universitarios.

Cerrando la inicial, tras una jugada de pelota quieta en el área de Cardona, Carlos Henao alcanzaba a mandar el balón al fondo de la red, sin darse cuenta de que el central había invalidado la acción por un fuera de juego se Paulo César Arango. De esta manera las escuadras se iban a los camerinos con la misma incertidumbre con la que habían entrado a la cancha.

Durante los primeros minutos de la complementaria ningún equipo quería darle espacios al otro, y llegados los 11 minutos llegaría la anotación de Fortaleza en Bogotá que así, dejaba sin chance a los demás equipos del Cuadrangular A.

Dos minutos después de abierto el marcador en Bogotá, en Cali, Luis Felipe Cardoza luego de un cobro se esquina de América decretaría el 2-1 parcial. Todavía eliminados de la final, los Diablos Rojos continuaban buscando ampliar el marcador y esperando con ansiedad que Real Cartagena empatara su encuentro pata ser finalista.

La suerte se cansó de sonreírle al América y Cartagena no pudo conseguir la paridad en el estadio de Techo, de esta manera Fortaleza será quien dispute la final del semestre con Rionegro. Y por tanto, el trece veces campeón de Colombia, sería sentenciado a pasar su tercer año en la segunda división del fútbol colombiano.

Comments are closed.