Angelino Garzón, en la mitad de un conflicto mediático

1

El vicepresidente Angelino Garzón quiso bajarle el tono al enfrentamiento entre el exmandatario Álvaro Uribe Vélez y el presidente Juan Manuel Santos, suscitado durante la Asamblea General del Partido de la U, del cual son militantes los tres.

La asamblea tuvo su plato fuerte en las declaraciones de Santos y Uribe

Garzón dijo que si bien se trata de personas muy diferentes, no puede desconocer que con Uribe Vélez sostiene una buena relación desde que fue Gobernador del Valle del Cauca, pero que tampoco deja de lado los elogios por la gestión del presidente Juan Manuel Santos, para quien tuvo palabras de afecto.

«El presidente es un valiente por buscar la paz para los colombianos» aseguró contundentemente el vicepresidente durante la Asamblea del Partido.

Sin embargo, las palabras de Garzón sirvieron de poco para calmar los ánimos, pues el ex presidente Uribe arremetió en varias ocasiones durante su intervención contra su antiguo ministro de Defensa: “En lugar de permitir que nos acomplejen los adversarios o arrepentidos de la seguridad, con su decir que es guerra, defendamos la seguridad como valor permanente de la democracia y fuente insustituible de recursos sociales”.

Agregó también el ex mandatario que el marco legal para la paz, impulsado por el actual gobierno, permite «que delitos atroces se queden sin investigar y admite la cesación de la acción penal». Uribe terminó recordando que para él, las Farc son un «grupo terrorista y no parte de un conflicto armado», pues considera que el actual gobierno ha sido el encargado de cambiar los nombres de los problemas para buscar «diálogos de paz llenos de cinismo».

Santos respondió

El presidente fue tajante: “Durante cinco años estuvieron negociando entre Cuba y Caracas con el Eln y ahora dicen que cómo se va a hablar con el terrorismo» agregando sobre los señalamientos del proceso de paz que lleva su gobierno con las Farc y el ELN. «El gobierno anterior hizo lo imposible para iniciar este diálogo”.

Pero Santos no se quedó solo en las respuestas. Su intervención en la Asamblea del Partido de la U fue extendida en parte por declaraciones en las que se despachó contra su antecesor: «Yo vengo a esta asamblea como miembro de este partido, no vengo a un pugilato como un rufián de esquina a demostrar quién es el que manda en el barrio. Yo no vengo aquí con resentimiento ni con odios, no vengo con rencores, vengo como uno más de sus miembros, como todos ustedes» dijo el mandatario.

Los dardos siguieron dando en el blanco: «yo no creo en los partidos hechos a la medida, que se acortan o se alargan al ritmo de las necesidades del caudillo o mandamás de turno» aunqeu dicho sea además, el partido de la U fue creado en el 2005 para buscar la reelección de álvaro Uribe Vélez y precisamente uno de sus fundadores fue Juan Manuel Santos, quien en su momento dijo que el partido «tiene la U de Unidad, Universalidad y de Uribe, a quien todos debemos admiración».

En todo caso, este fin de semana, 7 años más tarde de aquellas palabras, el ahora presidente Santos concluyó en una tónica contestataria: «es una doble moral venir a preparar debajo del poncho una puñalada contra la colectividad”.

El expresidente abandonó la Asamblea prontamente argumentando la urgencia de un viaje.

Comments are closed.