Asesinato de Cecilia Coicué, ‘la gota que rebosó la copa’

0
El crimen de esta lideresa, se suma a la masacre de seis personas más, en tres acciones violentas sucedidas en menos de quince días. Dos de ellas son adjudicadas al Eln. Líderes sociales denuncian falta de respaldo del Estado y temen por sus vidas. Un panorama preocupante, ahora que se busca la reconciliación en el país.

Fabrit Cruz

cruzimania@gmail.com

Redacción Fin de Semana

 

La violencia sigue cobrando vidas de líderes sociales en el Cauca, incluso ahora que las Farc cesaron sus acciones. El martes anterior, seis de septiembre, pasadas las cuatro de la tarde, fue hallado el cuerpo de Cecilia Coicué, botado como un ‘bulto de papas’, a unos metros cerca de su casa, ubicada en la finca El Vergel, de la vereda La Cominera del municipio de Corinto, al norte del departamento.

Según el comandante de Policía Cauca, coronel Edgar Rodríguez, “la víctima fue herida con ‘arma blanca’ a la altura de la cabeza y el cuello”. Un acto que de inmediato movió la agenda mediática. “Es un hecho grave, porque se da en un lugar donde va a haber un punto de concentración de las Farc”, manifestó el Alto Comisionado de Paz, Sergio Jaramillo. En efecto, se trata de un terreno de 72 kilómetros cuadrados de propiedad de Coicué que estaba previsto como zona campamentaria.

La señora de 65 años de edad, madre de cuatro hijos, hacía parte de Marcha Patriótica y estaba vinculada de igual forma, a la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria y, a la Asociación de Trabajadores Campesinos de la Zona de Reservas Campesinas de Corinto.

Al enterarse del suceso, la exsenadora y vocera de la Marcha Patriótica, Piedad Córdoba, exclamó: “si continúan matando a los dirigentes, no podemos esperar mucho”. Y no es para menos, ese homicidio fue un llamado de atención al proceso de paz y fue la ‘gota que rebosó la copa’ en esta región ubicada al sur occidente del país.

Valencia al Eln: “Todo el mundo está pendiente de su declaración, ojalá lo hagan porque ellos son los más perjudicados. Que aclaren si son responsables y por qué ese actuar”.

Más asesinatos

A parte de la acción criminal registrada en La Cominera; el Cauca vivió dos casos de triple homicidio más, en las últimas dos semanas al sur del departamento. El primero se registró el asesinato selectivo de tres líderes sociales, en el sitio conocido como ‘Monte Oscuro’, zona rural de Almaguer.

Luego, en la vereda Pueblo Viejo, ubicada a unos 10 minutos de la cabecera municipal de Sucre, dos personas más fueron acribilladas con armas largas por hombres (vestido de negro) desconocidos y dos personas más, e incineradas junto a  la vivienda en la que se encontraban. De los cuatro violentados, un adulto mayor quedó herido. De acuerdo con las autoridades hay un hilo que une las dos historias de tragedia; los casos fueron atribuidos a integrantes del Eln, guerrilla que hace presencia esa zona del departamento.

La pregunta

La inquietud que ronda las comunidades, como lo explica el vocero de la Marcha Patriótica en el Cauca, Jonathan Centeno, es qué va a suceder ahora pues los líderes sociales y defensores de derechos humanos que realizan sus labores en los territorios se sienten desprotegidos y en zozobra.

“Hace aproximadamente un mes hicimos una audiencia en la cabecera municipal de corinto, en presencia de las autoridades competentes, la Organizaciones de Naciones Unidas (ONU), la Defensoría del Pueblo, la Personería municipal, entre otros sectores, para llamar la atención y denunciar que grupos armados desconocidos hacen presencia en la zona y se movilizaban en camionetas. Desde entonces, las autoridades no nos han dicho nada. Sin embargo hay que resaltar  que las denuncias contra nuestros dirigentes ya estaban registradas”, expresó.

Centeno va más allá, dice que las autoridades que deberían encargarse de investigar esas denuncias “parece que no les interesara revelar o ahondar en establecer quiénes están detrás de estos hechos. En otros casos lo hacen, pero en el tema de líderes sociales no. La verdad no sé qué pasa”, se cuestiona el vocero departamental de la Marcha Patriótica.

“A pesar de los últimos acontecimientos, seguimos trabajando por el Sí a la paz”, Vocero de Marcha Patriótica en Cauca.

Por su parte, el coronel Edgar Rodríguez, comandante de Policía Cauca, se refirió a los hechos de violencia que están azuzando el terror en varias áreas rurales del departamento. “La Defensoría del Pueblo nos ha conducido con algunas informaciones a las personas que han sido amenazas y hemos actuado para brindar seguridad. Hay que tener presente que los hechos se han presentado en zona rural de Almaguer y Sucre, y que las personas asesinadas no eran víctimas de amenaza ni habían presentado denuncias”, dijo.

Sobre el caso de Cecilia Coicué, las autoridades no han entregado mayores detalles. Por ahora esperan a que la Fiscalía General de la Nación realice su labor de investigación. En ese sentido, el director de Fiscalías se dirigió a la zona para realizar las respectivas averiguaciones. Entre tanto, existe una recompensa hasta de 30 millones de pesos a quien brinde información que permita esclarecer los hechos y encontrar a los responsables.

Reacciones

Desde la Gobernación del Cauca se rechazó las acciones y se anunció que a la zona campamentaria de Corinto y a las Zonas Veredales de Normalización Transitoria de Buenos Aires y Caldono, donde se concentrarán los guerrilleros de las Farc, fueron enviados 269 hombres y mujeres que reforzarán la presencia y seguridad en los territorios desde el viernes pasado.

Por su parte, el Secretariado del Estado Mayor de las Farc también se pronunció. “No se podrá hacer realidad la paz estable y duradera si persiste el asesinato selectivo de líderes y lideresas cívicos y populares. Estos hechos demuestran que es urgente la implementación inmediata en los territorios de las medidas acordadas en el punto Garantías de Seguridad del Acuerdo Final”, expresó en uno de los apartes más importantes de un comunicado emitido por ese grupo guerrillero.

El rechazo se dio desde varios sectores, más ahora que el país camina hacia la decisión más importante de su historia; definir si desea la paz o continúa la guerra, después de un proceso de negociaciones que busca consumarse por completo, el próximo 2 de octubre.

Eln debe pronunciarse

León Valencia, analista político y director de la Fundación Paz y Reconciliación, siente que no tendrá efecto sobre ese proceso decisivo, claro, sin menospreciar, dice, el temor que genera en las poblaciones donde están presente los uniformados del Eln.

Ahora, llama la atención la forma como se vienen presentando las masacres contra los líderes sociales por parte del Eln. Los del sur del departamento se repartieron entre asesinatos selectivos con ‘tiros de gracia’ y de otro lado, la incineración de personas. Este último, aunque no se han definido los autores, no es menos violento.

“Es un hecho grave porque se da en un lugar donde va a haber un punto de concentración de las Farc”, Alto Comisionado de Paz.

“No es normal. Son hechos atroces que nada tienen que ver con la política general de esa contra guerrilla. Allí hay una preocupación por aclarar las cosas. ¿Quién está actuando a nombre de ellos o quienes de sus integrantes están actuando por cuenta propia?”, indicó.

Por eso, Valencia invitó a ese grupo guerrillero a “aclarar o desmentir” lo que viene sucediendo. “Todo el mundo está pendiente de su declaración, ojalá lo hagan porque ellos son los más perjudicados. Que expliquen que son responsables y por qué ese actuar”.

Por ahora, seguirán las investigaciones por parte de la Fiscalía, sin embargo, el Gobierno tiene parte de responsabilidad en los casos que se están presentando, más cuando se habían hecho ya las llamadas de auxilio para la protección de líderes sociales, por parte de la Defensoría del Pueblo, desde el mes de junio.

También, debe presentar cuanto antes, como lo sugiere Valencia, una política integral contra las bandas criminales que permita dar manejo a las masacres que hoy lloran las familias en el Cauca.

Comments are closed.