Autoridades alertan por presencia de caracoles africanos en seis comunas

0
El caracol africano es perjudicial para la salud de los humanos.
El caracol africano es perjudicial para la salud de los humanos.

Las autoridades ambientales lanzaron una alerta por el incremento de caracoles africanos en seis comunas de Cali. Estas especies son altamente peligrosas para la gente.

La razón está en que el caracol trasmite por medio de la mucosa un parásito que se aloja en los intestinos de los humanos y hasta el momento no hay ninguna cura.

Según el ingeniero Javier Cañas, del Departamento Administrativo de Gestión de Medio Ambiente, Dagma, los estudios efectuados no han arrojado resultados que permitan establecer el tipo de parásito que contienen estos moluscos. 

Sin embargo, Javier Cañas afirmó que “la próxima semana se realizará un recorrido en Cali con gestores ambientales e investigadores de la Universidad Nacional de Bogotá donde se pretende identificar el parásito”.

El invertebrado es oriundo del África y por medio de vía marítima ingresó al país a través de Buenaventura y Caquetá. Este se alimenta de plantas en mal estado y aprovechan sus malos nutrientes para formar dicho parásito.

Las comunas más afectadas por esta especie son: 4, 11,17, 18, 19 y 20. El año pasado en Cali, la plaga hizo mayor presencia en la Comuna 17, sobre todo en el barrio El Caney, indicó Cañas.

En los operativos adelantados por el ente de control ambiental, en lo que va corrido del año, el mayor número de recolección de dicha especie se ha hecho en la Comuna 4, en la Calle 60ª con Carrera 2E, barrio Salomia, donde se incautaron 2.000 ejemplares aproximadamente.

Habitantes del barrio El Lido, en el sur de la capital vallecaucana, señalaron que el animal se ha proliferado en la zona, sobre todo en la Carrera 42 con Calle 2, un sitio poblado de árboles y distintas especies de plantas.

Freddy Bedoya, vecino del sector, sostuvo que «uno sale a cualquier hora del día y los puede ver en los árboles, incluso en la mitad de la carretera, pero se ven más cuando llueve”.

Después de que se realiza la recolección de los caracoles, éstos son transportados a la Secretaría de Salud Municipal donde finalmente son incinerados, con el fin de realizar el respectivo control la plaga.

Hasta el momento no se han presentado víctimas fatales, sin embargo las autoridades ambientales recomiendan no tener contacto con los caracoles, reportar su presencia al teléfono del Dagma 6675859, lavar bien las manos o la parte del cuerpo que haya tocado el animal y depositar media libra de cal y  media libra de sal donde hayan sido encontrados los moluscos para exterminar sus huevos.

Comments are closed.