Caleñas cuidadoras de vida y promotoras de paz

0

Ciento noventa mujeres que hacen parte del programa ‘Yo no parí para la muerte’  recibieron su diploma que las certifica como cuidadoras y constructoras de paz, en el marco de talleres que ha venido liderando la Alcaldía de Cali, a través de la Asesoría de Paz. En total son 790 beneficiarios de estas actividades, que buscan brindarles herramientas para su rol en la construcción de paz.

 

“Generalmente pensamos en nosotras mismas y no en el problema de mi comunidad. Yo le doy muchas gracias a este programa por darnos herramientas para fomentar más la paz. Aprendimos muchas cosas que nos unen como grupo y nos ayudan a dejar de mirar sólo nuestros problemas y pensar en el otro”, dijo Yulieth González, en representación de las mujeres de la vereda Campoalegre, del corregimiento Montebello.

Por su parte, Pablo Palacios, de la comuna 6 de Cali, quien fue miembro de las Autodefensas en Casanare, expresó que estando en ese grupo, hubo momentos en los que cargaban un fusil y no sabían qué rumbo coger y sólo creían en que la solución era la violencia. «Le doy gracias a Dios que me sacó de la muerte y los invito a que valoremos este diploma y ver lo lindo que es la paz. Gracias por esta oportunidad. Es mejor coger un azadón que un arma”.

Y es que el programa ‘Yo no parí para la muerte’ no sólo ha beneficiado a mujeres; cada vez son más los hombres e hijos que se vinculan. Además, no sólo ha llegado a sectores vulnerables de la ciudad, sino también, a comunidades rurales y a comunidades indígenas, como el Cabildo Inga.

Durante más de cuatro meses ha capacitado a estos ciudadanos en pautas de crianza, resolución pacífica de conflictos, convivencia, Derechos Humanos, reconciliación, entre otros. También participaron en talleres prácticos y plasmaron en colchas sus sentimientos y sueños de paz.

“Estamos celebrando que con la graduación de estas 190 mujeres tenemos ya 790 certificadas en ‘Yo no parí para la muerte’, uno de los programas insignia y bandera de la Asesoría de Paz. Es una apuesta por trabajar la prevención de violencia desde una lógica de género, teniendo claro que la madre y la mujer, son un actor clave en la protección de la vida. Cada vez son más mujeres las que se suman, pero también hombres, que si bien no dan a luz, tampoco quieren que sus hijos ni mueran ni maten”, indicó la Asesora de Paz de Cali, Rocío Gutiérrez Cely.

 

 

El evento también contó con la presentación de un performance sobre la Paz y la Reconciliación por parte de estudiantes de la Institución Educativa Juan Pablo II, a través del cual relataron episodios de violencia de nuestro país y la necesidad de seguir edificando escenarios para el diálogo, la educación y la reconciliación.

Comments are closed.