Cerrado el caso de más de 8 años en contra de Parquesoft

0

La decisión del Tribunal Superior de Bogotá esta semana de ordenar la preclusión del proceso de investigación que se adelantaba frente a un contrato entre Parquesoft y Emcali que había sido denunciado en el 2006 por el abogado Jaime Lombana ante la Fiscalía General de la Nación.

Parquesoft es una de las empresas de investigación y desarrollo de tecnología más importantes de la ciudad

Este contrato, que Lombana aseguró denunciar «en nombre de los intereses de la ciudad», iba dirigido al gerente interventor de Emcali, Carlos Alfonso Potes, la superintendente de Servicios Públicos, Eva María Uribe y el representante legal de Parguesoft, Orlando Rincón Bonilla.

En el contrato se firmaba un acuerdo económico para la puesta en marcha de un proyecto que modernizaría y optimizaría la plataforma de operación de negocios de Emcali en una inversión de 63 mil millones de pesos, un precio mucho menos al que otras empresas similares a Emcali han pagado en el país por el mismo fin.

El denunciante argumentaba entre otras presuntas irregularidades, la modificación ilegal del Estatuto de Contratación de Emcali, la simulación de la necesidad de implementar la Plataforma Tecnológica Integral, la adjudicación directa del contrato que debió hacerse mediante licitación pública, la subcontratación con empresas que aparentemente eran propiedad del Ingeniero Orlando Rincón Bonilla.

Ese proceso legal interpuesto en el 2006, generó desde entonces el cierre de mercado para Parquesoft, lo que al final se tradujo en el cierre de casi 100 empresas de la ciudad que eran fuente de trabajo para cerca de 800 personas.

Además, se generó un sobrecosto en el contrato de ejecución de la PTI (Plataforma Tecnológica Integral) en Emcali por los retrasos apenas lógicos que desencadenó el proceso en la ejecución del plan.

También informó el propio Parquesoft que grandes empresas multinacionales dejaron de hacer negocios con esta empresa vallecaucana por los cuestionamientos en su contra. Entre dichas empresas que cesaron negocios importantes estuvo la poderosa Microsoft.

Finalmente, la Fiscalía 72 Delegada ante el Tribunal Superior de Bogotá decidió cerrar el caso argumentando que no hubo una intervención ilegal por parte de los representantes de Parquesoft ni Emcali en el proceso de adjudicación del PTI, eximiendo de toda responsabilidad al señor Orlando Rincón Bonilla.

Entre otras cosas la Fiscalía aclaró que la Ley 80 le permitía a Emcali hacer una contratación directa con PARQUESOFT para la implementación de la PTI.

Comments are closed.