«Con el alcalde no hay divorcio, nunca ha habido pareja»: presidente del Concejo de Cali

3

El Concejo cuenta los días para tener poder de decisión sobre Emcali, pero advierte que en las condiciones pactadas la empresa no sería viable. Sobre este y otros temas sensibles para la ciudad el presidente de esa corporación deja sentada su postura.

Claudia Palacios - Jose Fernando Gil

Claudia Palacios: ¿Qué va a pasar con Emcali?

José Fernando Gil: Hace mucha falta información. Pasaron trece años de intervención por parte de la superintendencia y se requiere una transición. La empresa tiene grandes fortalezas técnicas y operativas que hay que preservar. Sobre Emcali hay dos grandes riesgos, el primero es el financiero. No está claro cómo se va a devolver al municipio lo que pague por la deuda. En el pasado se había autorizado un fondo de capitalización que hoy no existe, entonces no está claro cuándo y cómo se va a devolver lo que Emcali pague a la nación. Si la deuda hay que pagarla en cinco años, Emcali no es viable. Al Alcalde le han dicho que tendría dos años más de gracia y con un plazo de diez años, pero no hay un documento firmado por el gobierno nacional que formalice eso. Hemos tenido varios incumplimientos del Gobierno y esperamos que se cumpla la promesa de los diez años de plazo.

Claudia Palacios: ¿Qué herramientas tiene el Concejo para evitar eso que usted prevé que puede suceder, que es que se pacten unas condiciones que hagan inviable a Emcali?

José Fernando Gil: En realidad no. Estando intervenida, la empresa era una especie de entidad del orden nacional y, por tanto, las autoridades de Cali no podíamos hacer más que dar recomendaciones. Ahora cuando vuelva al gobierno local podremos hacer un control político y estaremos luchando para que la deuda se aplane más. Sacarle a Emcali $110.000 millones al año es muy difícil, por eso yo quiero que se llegue a un plazo de treinta o cuarenta años.

Claudia Palacios: ¿Quién cree que debe ser el gerente?

José Fernando Gil: A mí me parece que debe haber un periodo de transición mientras se hacen los empalmes y se debe considerar al gerente actual. No creo que se deba entrar a hacer cambios sin esperar una transición.

Claudia Palacios: En este tema de Emcali parece haber un divorcio entre el Alcalde y el Concejo…

José Fernando Gil: No hay divorcio, nunca ha habido pareja. Por ejemplo, el Alcalde nombró sus grupos de empalme y al Concejo no se le ha dado ninguna participación. El Alcalde está haciendo empalmes sin que nos dé ninguna participación. ¿No sería lo más sensato incorporar al Concejo en esto?

Claudia Palacios: ¿Qué le preocupa de estar excluidos del proceso?

José Fernando Gil: Que me gustaría conocer mejor cómo va a funcionar el gobierno municipal en este aspecto y que como Concejo podamos sugerir procesos de transición.

Claudia Palacios: ¿Están ansiosos de tener a Emcali en cabeza del gobierno local?

José Fernando Gil: Por supuesto. Es que la empresa tiene que marchar a tono con el desarrollo de la ciudad. El alcalde tiene $130.000 millones de ingresos corrientes de libre destinación, Emcali tiene mucho más que eso. El otro problema de Emcali son las telecomunicaciones, que en este momento es inviable por el marco regulatorio que hay en Colombia, que favorece a los grandes competidores. Emcali no tiene licencia de movilidad y necesita por lo menos línea de 900 para salir a competir. Ese es un reclamo de todas las empresas públicas; pero si la subasta del 4G sale como está, estas empresas están condenadas a morir. Muchas veces quieren entregarnos a los concejales la responsabilidad de crear una empresa para que se muera. Lo hacemos si aseguramos que puede vivir. Pero es que los riesgos son dos: el financiero y el de telecomunicaciones. Ojalá el gobierno nos la entregara con ambas cosas solucionadas.

Claudia Palacios: Pero hay que hacer la escisión…

José Fernando Gil: Hay que pensarlo bien, porque hay que pensar qué hacemos con 546 trabajadores. Tenemos una ciudad con el 15 % de desempleo. No nos puede suceder lo que pasó con Emsirva, que la liquidaron y dejaron a 520 trabajadores por fuera.

C. P.: Pareciera que hubiera que escoger entre muerte súbita o muerte lenta.

J. F. G.: Sí, pero eso puede cambiar si nos dan oxígeno, dándole línea de 900 a Emcali, o si podemos participar en la subasta del 4G. Hay que seguir luchando para que las empresas públicas de Cali, Medellín y Bogotá tengan una regulación especial.

C. P.: Pasemos al Plan de Ordenamiento Territorial. Usted ha justificado que no se entregara el año pasado, pero aún hoy no se ha entregado el proyecto.

Claudia Palacios - Jose Fernando Gil

J. F. G.: Nosotros esperábamos el POT para marzo, pero parece que no nos lo van a entregar. Los esbozos que han presentado son más la idea general pero no ideas concretas, y así es posible que este año no tengamos nuevo POT. Si no nos presentan el proyecto a principios de agosto, no se puede pretender que en pocos días vayamos a aprobar un nuevo Plan de Ordenamiento Territorial.

C. P.: De lo que han visto hasta ahora, ¿tienen algún acuerdo o desacuerdo?

J. F. G.: El gobierno ha planteado dar una nueva dinámica territorial a Cali, y yo pienso que hay que corregir los errores del pasado. En el pasado convertimos a Cali en una ciudad dormitorio, proscribimos la presencia de la industria en Cali, no dejamos sitios para un centro de convenciones. Se cometieron errores: los urbanistas construyeron una ciudad de papel sobre una ciudad real, y no tuvimos en cuenta la realidad de que la economía informal es mucho mayor que la economía formal, y empezamos a perseguir los pequeños negocios. Dejamos sentadas las bases para un sistema de transporte distinto al que se desarrolló. La ciudad creció horizontalmente y no se hicieron proyectos importantes para hacer redensificación y renovación urbana. No podemos seguir creciendo como hemos crecido hasta ahora.

C. P.: ¿El Plan tiene que ser para que Cali crezca hacia arriba?

J. F. G.: Tenemos que combinar las dos cosas. Cali debe crecer en redensificación y en renovación urbana, eso lo han hecho otras ciudades como Guayaquil (Ecuador).

C. P.: ¿Que otros puntos básicos cree que debería contemplar ese plan?

J. F. G.: La integración regional es fundamental, y tenemos que facilitarla desde el POT. Los proyectos que se estudian en el Contrato Plan del G-11 son muy importantes para Cali, como el anillo perimetral, la extensión de la avenida Ciudad de Cali para que salga hacia Puerto Tejada, la conectividad sur-norte está rota. Tenemos que mejorar las entradas y salidas de Cali; tenemos una ciudad encerrada. Nos toca pensar en los tapones en la salida al mar, en la salida de Sameco. Tenemos una gran obra en la 70, y más arriba tenemos un tapón en el puente sobre el río Cali. Tenemos que organizar mejor la vocación de nuestra ciudad. Cali es del sector servicios, se están desarrollando empresas de BPO (Business Process Outsourcing, es decir, subcontratación de funciones) y tenemos que consagrar esas zonas en el POT. Cali se debe reindustrializar.

Claudia Palacios - Jose Fernando GilC. P.: ¿Usted cómo ve al equipo de la Alcaldía en esta materia?

J. F. G.: No tengo una opinión todavía porque han sido solo ideas. Me llama la atención que la CVC  les bajó la caña.

C. P.: A propósito del G-11, ¿debo asumir que usted está más de acuerdo con el Alcalde que con el Gobernador?

J. F. G.: A mí me parece que la experiencia es muy interesante porque es la primera vez que se reúnen once municipios para planear proyectos de región. Estos esfuerzos se intentaron en el pasado y todos fracasaron. Ahora bien, el Gobernador considera que se deben incorporar a más municipios del Valle y tiene razón.

C. P.: Usted dice que tiene razón el Gobernador, pero que le gusta más lo que dice el Alcalde…

J. F. G.: No. Me parece que no se le puede poner obstáculos a lo que ha establecido el G-11, pero que si hay etapa de concertación para incorporar nuevas obras, me parece bien. Yo creo que el Gobernador reaccionó tarde.

C. P.: El Alcalde va a pedir facultades para hacer la reforma administrativa….

J. F. G.: La reforma administrativa como la han planteado es mejor que ni nos la presenten. Él tiene que presentarnos un estudio completo y un proyecto de acuerdo completo. No le vamos a aprobar facultades. Nosotros no nos vamos a desprender de nuestra función.

C. P.: El Alcalde presentó un proyecto para la reforma del estatuto tributario, ¿lo van a aprobar?

J. F. G.: Lo vamos a estudiar. El año pasado el Alcalde presentó un proyecto que fundamentalmente consagraba la transición en la aplicación de la actualización catastral. Como estaba antes, si se actualizaba el avalúo se iba a incrementar el impuesto en más del 50 %. Nosotros aprobamos una gradualidad en el incremento. Después, como la Alcaldía decidió terminar unilateralmente el contrato con Sicali y asumió el recaudo de los impuestos, se generaron muchos inconvenientes.

C. P.: Pero no me vaya a decir que mejor malo conocido…

J. F. G.: No, no. Pero hay que hacer un período de transición, y resulta que ese malo conocido tenía que entregar expedientes y una base de datos al gobierno municipal, y fue un problema para que la entregara. El alcalde Guerrero sabe que desde hace varios años advertí que esa transición era difícil, porque la base de datos de Sicali era incompatible con la del Municipio. Producto de eso se presentó un grave inconveniente en Cali. Tuvimos que aprobar una nueva reforma y extendimos el plazo para los descuentos de pronto pago. Ahora viene otra reforma. Nosotros hemos sido malos en el cobro de la cartera morosa. Yo propuse un ‘papayaso’ tributario, pero la directora de Hacienda me dijo que no. Después de mucha presión nuestra nos presentaron el proyecto y seguramente lo vamos a aprobar.

C. P.: ¿En qué consiste?

J. F. G.: Condonación de intereses de hasta el 80 % si pagan y del 50 % si hacen un acuerdo de pago. Pero la directora de Hacienda está aprovechando la oportunidad para aclarar cosas en el tema de impuesto Predial. Por ejemplo, excluimos unos inmuebles del impuesto Predial, pero esos contribuyentes mantienen las sobretasas, entonces estamos dando la discusión a ver si es viable eliminarlas.

C. P.: ¿Qué pasa con la disolución de Giralsol, por qué no han querido aprobar ese proyecto?

J. F. G.: La primera razón es que se presentó en un período de extras y no se presentaron estados financieros. Hacía falta información. Se presentó en una segunda ocasión, pero en realidad la empresa tiene una situación financiera complicada. Pero eso ocurre porque no ha podido actuar comercialmente y se ha comido el 50 % del patrimonio; ha tenido una burocracia que ha generado que haya una causal financiera de liquidación. Pero hay concejales que tienen otra posición y dicen que  sí a cualquier secretaría a la que le aplicaran esa teoría estaría en esa causal, y dicen que se debe capitalizar más a Girasol para dar cumplimiento a la sentencia de la Corte Constitucional para que se incorpore a los recicladores.

C. P.: ¿Cómo están las cargas en ese proyecto, cuantos a favor y cuántos en contra?

J. F. G.: Yo soy partidario de que se liquide y que se cambie por una unidad especial de servicios públicos, pero para ello se requiere una reforma administrativa que el gobierno no ha presentado.

C. P.: ¿Cuándo van a cumplir el fallo que ordena que el Concejo se tiene que trasladar?

J. F. G.: Yo tengo una posición muy complicada. Yo soy el presidente, pero las instalaciones son del Municipio y es él quien tiene que arreglar el Concejo, y el secretario de Desarrollo Administrativo dice que no tiene plata, me propone que nos traslademos al edificio San Marino y esas oficinas están en peores condiciones. Lo que tenemos que hacer es apropiar unos recursos, unos $2.000 millones para arreglar las oficinas de los concejales. Los que tenemos problemas somos los que estamos en las oficinas del sótano. Lo que tienen que hacer es arreglarlas. Le hicieron una impermeabilización a la plazoleta, que no sirvió.

Claudia Palacios - Jose Fernando Gil

Comments are closed.