Condenado el ex Ministro Arias Leiva

0

floro-hermesFloro Hermes Gómez Pineda

Twitter: @Florohermes

Desde el jueves 17 de julio de 2014, a las 14:00 horas, el ex Ministro de Agricultura Andrés Felipe Arias Leiva, comúnmente conocido como “Uribito”, se convirtió en un nuevo prófugo de la justicia colombiana, la cual lo sentenció a través de un fallo leído por la señora magistrada de la Corte Suprema de Justicia, doctora María del Rosario González, a 17 años de prisión por su participación en los delitos de peculado por apropiación a favor de terceros y la celebración de contratos sin el cumplimiento de los requisitos legales por cuenta de Agro Ingreso Seguro.

Andrés Felipe Arias, a quien la Procuraduría General de la Nación lo había sancionado con destitución e inhabilidad general para ejercer cargos públicos por 16 años, en fallo de 18 de julio de 2011, se convirtió así en el segundo ex funcionario “in pectore” de la administración encabezada por el señor ex Presidente de la República, hoy Senador electo, Álvaro Uribe Vélez, en ser hallado culpable.

Anteriormente, en 2007, la Corte Suprema de Justicia había encontrado culpable al, también, funcionario “in péctore” Jorge Noguera Cotes, ex Director del DAS, quien según la sentencia, puso ese organismo de seguridad del Estado “al servicio del paramilitarismo”, situación que debe hacernos reflexionar porque el paramilitarismo fue beneficiario de Agro Ingreso Seguro a través de la firma antioqueña Clamasan S.A.

Sin embargo, hay más funcionarios de la administración del ex Presidente Uribe considerados como “in péctore”, quienes están siendo investigados penalmente: los señores ex ministros del Interior y de la Protección Social, Sabas Pretelt de la Vega y Diego Palacio Betancourt, los ex secretarios generales de Palacio, Alberto VelásquezEcheverry y Bernardo Moreno Villegas y la ex Directora del DAS, María del Pilar Hurtado, varios de ellos hoy prófugos de nuestra justicia.

A todo esto hay que sumar los casos de los ex jefes de Seguridad de Palacio, los generales retirados Mauricio Santoyo Velasco y Flavio Eduardo Buitrago Delgadillo, predecesor y sucesor, enredados nada menos que por narcotráfico y vínculos con grupos paramilitares, el primero de ellos ya condenado por una Juez de los Estados Unidos a 13 años de cárcel, situación esta que demuestra la penetración del narcotráfico y el paramilitarismo hasta la Casa de Nariño; es decir, cercando al Presidente de la República.

En conclusión, pareciera que la elite política colombiana, durante el octenio presidido por Álvaro Uribe Vélez, no obró con el debido cuidado en la labor de selección de los altos funcionarios del Estado; es decir, que no se empleo el cuidado que aun las personas negligentes emplearían, situación claramente inaceptable.

Sin embargo, en vez de analizar la situación con se debiera, para lograr encontrar las razones de tan protuberantes fallas, el Centro Democrático y su líder, reaccionan de una manera inapropiada que siembra el desconcierto y el desánimo entre muchos, pues pareciera que el todo vale hubiera tenido cabida en la gestión de las fuerzas gubernamentales entre 2002 y 2010, situación que con grande esfuerzo institucionalizador trata de corregir la actual administración de Juan Manuel Santos.

Comments are closed.