“Construir la paz a través de las cooperativas”

1

A propósito de los diálogos en La Habana sobre el primer punto de la agenda: una Reforma Rural Integral

El mensaje de la ACI, Alianza Cooperativa Internacional, muestra la importancia del modelo cooperativo, el cual, como ya ocurrió en otros países que superaron las guerras, tendrá durante el posconflicto un papel sustancial en la construcción de una nación pacífica, solidaria, equitativa, incluyente y próspera.

Un nuevo escenario para evaluar una salida negociada al conflicto social y armado que vive el país se ha abierto a partir de la suscripción entre el gobierno nacional y la guerrilla de las Farc del documento denominado “Acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera”, a finales de agosto de 2012. 8Cosechando

Dentro de la agenda acordada, que contiene cinco ejes principales se señaló en el primero de ellos, destinado a la “Política de desarrollo agrario integral”, un punto específicamente referido al “estímulo a la producción agropecuaria y a la economía solidaria y cooperativa”, como uno de los aspectos esenciales para promover el desarrollo agrario integral, y elemento determinante para impulsar la integración de las regiones y el desarrollo social y económico equitativo del país.

Desde Ascoop consideramos que esta será la ocasión propicia para que el modelo cooperativo se muestre ante la sociedad como un instrumento de construcción de paz, bienestar y prosperidad y sea tenido en cuenta en la agenda política del desarrollo para el posconflicto, como ha ocurrido con éxito social, económico y cultural en otros países que superaron las diferencias, firmaron la paz y hoy garantizan mejor futuro a sus pueblos.

“Construir la paz a través de la cooperativas” fue el mensaje de la Alianza Cooperativa Internacional ACI, en 2006, con ocasión del Día Internacional de las Cooperativas. En dicha ocasión se señalaba: “Las cooperativas se basan en un conjunto de valores y principios concebidos para promover la causa de la paz. Los valores de solidaridad, democracia e igualdad han ayudado a millones de personas de todo el mundo a promover la armonía social a través de un futuro económico más seguro”.

Las cooperativas: opción clave para el desarrollo agrario

Un decidido impulso al desarrollo local y regional, el reconocimiento de las vocaciones económicas de nuestras regiones, la necesidad de unir a pequeños y medianos productores agrarios y promover entre ellos la transformación de los productos básicos para hacerlos partícipes como dueños en los procesos de industrialización y mercadeo de sus productos, la posibilidad de acceder a recursos del crédito, seguros de cosechas, ventas a futuro, el mejoramiento de la infraestructura social, física y financiera, en fin, el acceso adecuado, oportuno y sobre todo eficaz a los servicios, las comunicaciones, la tecnología y los mercados hacen parte de las múltiples oportunidades que el modelo cooperativo ofrece a quienes participan de su naturaleza y se benefician de sus ventajas. Y estos procesos ya están probados y vienen dando resultados favorables desde hace décadas en todo el mundo, sin importar el grado de desarrollo de los países.

Estamos convencidos de que el proceso debe continuar hasta que se concrete  un acuerdo que nos lleve a un escenario de superación del conflicto y al establecimiento de las condiciones objetivas que garanticen la inclusión social, el desarrollo a escala humana, la reintegración a la vida civil de todos los actores del mismo, la restitución pacífica, equitativa y segura de tierras a sus legítimos propietarios, la asignación legal de tierras actualmente improductivas a quienes quieran trabajarlas, la defensa de las formas asociativas y solidarias de la propiedad y una política que promueva la democracia económica, entre otros aspectos.

Rubielos de Mora - Abril 2010 048Los cooperativistas apoyamos estos esfuerzos, a pesar de los obstáculos, incertidumbres y desconfianzas propias de este tipo de procesos. Por ello, además de hacer llegar al vocero del Gobierno en la Mesa de Diálogo un documento con iniciativas sectoriales, preparado por Confecoop, de haber participado en diciembre pasado en el foro sobre “Política de desarrollo agrario integral”, y de asistir a varios conversatorios promovidos por centros de pensamiento y de diálogos con generadores de opinión derivados de este proceso, consideramos útil poner a consideración de las partes, pero también de los otros actores sociales, económicos y políticos la experiencia cooperativa en materia de desarrollo agropecuario, qué tanto éxito ha tenido en países de diverso grado y estilo de desarrollo como Canadá, Vietnam, España, Brasil, Francia, Holanda, Jordania, Japón, además de los logros de nuestras empresas cooperativas en dicho campo.

Todos estos espacios de participación han contribuido a la promoción del modelo, a fortalecer su presencia en el proceso e impulsar la idea de la construcción de políticas públicas que permitan una mayor comprensión del cooperativismo y su inclusión efectiva como instrumento adecuado y pertinente en la construcción de las soluciones socioeconómicas que vendrán una vez firmados los acuerdos de paz, durante la etapa crucial del posconflicto.

Hacer de las cooperativas el modelo preferido por los campesinos

A propósito de la celebración del Día Internacional de la Alimentación, en octubre de 2012, la Organización Internacional para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas, FAO, eligió como tema central “Las cooperativas agrícolas alimentan al mundo, y señaló que “es opinión generalizada que gran parte de los alimentos adicionales que se requerirán en 2050 para una población de más de nueve mil millones de personas serán proporcionados por los pequeños agricultores. Una de las medidas necesarias para lograr la seguridad alimentaria es prestar apoyo a las cooperativas, organizaciones de productores y otras instituciones rurales e invertir en ellas”.

Hacer la paz no es solamente suscribir acuerdos y acallar las armas. Eso solo es el principio de la construcción de la verdadera paz, de aquella que crea las condiciones objetivas para que toda la sociedad avance en la consecución de los valores superiores de la democracia, en la participación equitativa y justa de las oportunidades y en la consolidación de una prosperidad colectiva que retribuya sus beneficios a todos, de manera incluyente. Allí las cooperativas están llamadas a jugar un papel de conector social, de  desarrollo económico, de protección ambiental y de soporte cultural.

Las anteriores son algunas de las iniciativas que se abren  ante un nuevo escenario de paz, desarrollo y prosperidad, y no agotan las inmensas posibilidades que el modelo cooperativo ofrece a una reconstrucción social, económica, cultural y ambiental.

Como señala el Mensaje de la ACI de 2006, antes citado: “Las cooperativas ofrecen también una alternativa real a la resolución de conflictos y contribuyen considerablemente a reconstruir las comunidades después de guerras o de conflictos civiles al crear condiciones que disminuyen la posibilidad de que estos conflictos resurjan. Pueden crear la base real a largo plazo para una paz sostenible y amplia fundada en estructuras democráticas”. DSC03745

Este conjunto de análisis en torno a la importancia de las cooperativas para el posconflicto y en la construcción de la paz son un motivo más para avanzar en nuestro compromiso de la Década Cooperativa: “Hacer de las cooperativas el modelo preferido por los campesinos”.

Las cooperativas ayudan a los pequeños productores

“Numerosas experiencias positivas en todo el mundo han demostrado que instituciones rurales como las organizaciones de productores y las cooperativas contribuyen a la seguridad alimentaria al ayudar a los pequeños agricultores, los pescadores, los criadores de ganado, los silvicultores y otros productores a acceder a la información, las herramientas y los servicios que necesitan. Esto les permite aumentar su producción de alimentos, comercializar sus bienes y generar empleo, a la vez que mejoran sus medios de vida y aumentan la seguridad alimentaria en el mundo”. FAO. Día Internacional de la Agricultura 2012.

Iniciativas de los cooperativistas para el debate público

Algunas de las iniciativas aportadas al debate público hacen referencia a:

  1. La lucha contra la  concentración de la propiedad, promoviendo la creación de cargas impositivas progresivas por tamaño y producción en tierras improductivas o con vocaciones diferentes o la intervención en el precio de las tierras para garantizar el acceso real de los campesinos a ellas.
  2. La promoción de esquemas asociativos y cooperativos de producción agropecuaria y agroindustrial que puedan coexistir con otros modelos empresariales de producción y el impulso a las alianzas productivas.
  3. La prestación de servicios sociales que reconozcan las diferencias entre lo urbano y lo rural.
  4. La asignación especial de recursos a las cooperativas de los fondos públicos creados o que se creen durante el postconflicto para garantizar el acceso real al crédito por parte de los campesinos y las cooperativas.
  5. El fortalecimiento de la promoción estatal a la consolidación de las formas asociativas y cooperativas de la propiedad y definición de política pública que deban observar las agencias estatales responsables de tal promoción.

 

Ver también:

Las Cooperativas y el sistema agroalimentario

Comments are closed.