Contraloría lanza advertencia sobre construcción de subestación de energía

0
La Contraloría de Cali advierte a Emcali sobre la posibilidad de racionamiento de energía por desabastecimiento en el sur de la ciudad.
La Contraloría de Cali advierte a Emcali sobre la posibilidad de racionamiento de energía por desabastecimiento en el sur de la ciudad.

La Contraloría General de Santiago de Cali, liderada por Gilberto Hernán Zapata Bonilla, en Función de Advertencia dirigida al Gerente de EMCALI, Oscar Pardo, advierte sobre la necesidad urgente, tanto para la Empresa como para la ciudad, de la construcción y puesta en funcionamiento de la subestación Alférez. 

Así mismo, se convoca para que se tomen las medidas conducentes a la ejecución del Proyecto Subestación Alférez cuanto antes, y señalar la necesidad de implementar de manera rápida y eficaz las acciones necesarias para el cumplimiento y prevención de riesgos del proyecto.

Según estudios técnicos realizados al 2005, EMCALI con el fin de brindar una mejor calidad del servicio y evitar el riesgo  energético, proyectó la construcción de una nueva subestación 115kV para abastecer a los habitantes del sur de la ciudad.

Dicha propuesta fue socializada por EMCALI a la Unidad de Planeación Minero Energética – UPME desde el año 2005 y aprobada después de largos análisis y conclusiones en el 2010, como la solución técnica más conveniente para atender el crecimiento futuro de la demanda, especialmente la del sur de la ciudad, debiendo entrar a operar a la mayor brevedad posible. De igual manera, obtuvo de la CVC la licencia ambiental que da vía libre a la ejecución de tan importante proyecto.

Teniendo en cuenta el posible riesgo presupuestal, debido a que EMCALI no ha tenido claridad frente a la fecha de ejecución del proyecto, pese a que el mismo tiene presupuesto y recursos asignados desde el 2011, por aproximadamente 20 mil millones, y además el atraso en la construcción y puesta en operación de dicha subestación y obras complementarias, está comprometiendo seriamente la continuidad en la prestación del servicio de energía en la zona sur de la ciudad, generando entre otros riesgos la posibilidad de racionamiento programado por incapacidad técnica para la atención de la demanda de la zona sur, asignación del proyecto a otro operador para garantizar la atención de la demanda, pérdida de la posibilidad comercial de ampliar la atención a una población estimada en 64.000 clientes en los 10 años venideros, sobrecarga y deterioro de la vida útil de las subestaciones existentes, Inadecuada distribución de circuitos, lo que conlleva a que el riesgo cada vez sea más alto.

Comments are closed.