Corrupción a la carta para las próximas elecciones

0

Gustavo_Munoz_SinisterraPor Gustavo Muñoz Sinisterra
Presidente del Grupo Multisectorral

Los ciudadanos colombianos, quienes votamos, trabajamos, estudiamos y pagamos impuestos día a día, no dejamos de sorprendernos y ya estamos hastiados de tanta corrupción en los tres poderes del estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Si en estos tres poderes ronda la corrupción a todo nivel, ¿qué Estado tenemos?, ¿qué Estado hemos elegido los colombianos?, ¿dónde está el control de las instituciones que tienen que velar por nuestros derechos constitucionales?, ¿quién le responde al ciudadano ante todo el mal manejo y el robo de los dineros públicos, de los miles de kilómetros de mar y tierra perdidos, por todas las vidas de campesinos, soldados, policías, ciudadanos inocentes y jóvenes que se han perdido?

Cada semana nos despertamos con un nuevo escándalo que ensombrece el de la semana anterior: testigos falsos, magistrados y jueces corruptos, congresistas investigados, concejales, alcaldes, diputados y gobernadores en carruseles de contratación, sistema de salud con desviación de fondos y pésima atención, miles de matrículas de niños fantasmas cobradas mensualmente en falas nóminas, edificios derrumbándose y acabando con vidas y patrimonios familiares, candidatos al Congreso de la República con investigaciones actuales, anteriores o con familiares investigados, dinastías familiares que no quieren dejar el poder del país.

A esto se le suman las filtraciones de comunicaciones en todos los sentidos y a todo tipo de personalidades de la vida pública, y le asalta a uno la idea si también a nosotros los privados.

Soldados haciéndoles mercados y vueltas de mensajería a las esposas de los generales y coroneles, en vez de estar garantizando la seguridad de los ciudadanos; policías chantajeando a conductores; guardas de tránsito a la caza de ciudadanos  con una sevicia de multarlo; sistemas de transporte masivo indignos, inseguros e ineficientes; empresarios extorsionados desde las cárceles por las bandas criminales; personas perdiendo su vida por un celular; empresarios asaltados y ultimados después de retirar dinero en un banco; paseos millonarios orquestados por taxistas; oficinas de cobro empleando menores de edad y ofertando sus servicios; Buenaventura, nuestra puerta hacia el desarrollo y la competitividad, en manos de la delincuencia; más del 75 % de las empresas que emprenden no alcanzan los 5 años de supervivencia; alrededor del 60 % del territorio Nacional no cuenta con servicios públicos o son de pésima calidad… Y no sigo porque sería inagotable y no me dejaría espacio para esta conclusión que dejo como mensaje:

En estas próximas elecciones no regalemos ni vendamos el voto, derrotemos a la maquinaria electoral y votemos bien, ya sea por un candidato que nos garantice su trabajo público o en blanco para mostrar nuestra inconformidad por las instituciones que actualmente tenemos y que así se postulen nuevos candidatos.

Comments are closed.