«Crimen contra diputados del Valle está en riesgo de quedar en la impunidad»

0
Exdiputado del Valle, Sigifredo Lopez
Exdiputado del Valle, Sigifredo Lopez.

Con tristeza el ex diputado Sigifredo López recuerda este jueves que hace 11 años él y otros 11 compañeros suyos de la Asamblea Departamental fueron secuestrados mediante engaños por las Farc en el centro de Cali. Hecho que años después terminaría con la muerte de los asambleístas y la liberación de López.

«Hoy el crimen está en altísimo riesgo de quedar en la impunidad. Clamamos justicia, verdad y reparación a las víctimas», expresó López, quien no sólo vivió esa dura experiencia sino que el año pasado le tocó afrontar el calvario de ser acusado por la Fiscalía como presunto autor del plagio.

Durante dos meses estuvo detenido en el búnker de la Fiscalía hasta que el ente investigador reconoció su error y le concedió la libertad.

A este hecho se suma que el pasado fin de semana alias Pablo Catatumbo, jefe del Bloque Occidental de las Farc, quien sería el presunto autor intelectual del secuestro y el asesinato de los diputados, salió del país para integrarse a la comisión negociadora de la guerrilla en La Habana, Cuba.

López manifestó que el perdón por estos magnicidios sólo lo pueden otorgar los familiares de las víctimas. «Ese perdón no lo pueden impartir quienes están en La Habana, los únicos legitimados para perdonar son las víctimas, nadie más».

«Me pregunto si el crimen de guerra que fue su abominable masacre quedará en la impunidad como consecuencia de los acuerdos de La Habana? Agradezco a Dios porque me ha permitido perdonar y liberarme de las cadenas del odio, pero estoy seguro que las Farc no han hecho absolutamente nada para ganarse el perdón social de los colombianos, todo lo contrario desde La Habana de manera arrogante han vociferado inaceptables mentiras: que no tienen secuestrados, que no han despojado tierras, que no van a pagar ni un solo día de cárcel, etc», reiteró.

El plagio de los 12 diputados sucedió el 11 de abril de 2002 hacia las 10:45 a.m. cuando unos hombres vestidos de militares, que en realidad eran guerrilleros, gritaron que había una bomba en el Palacio San Luis, sede de la Asamblea.

En medio del pánico los individuos sacaron a los políticos Juan Carlos Narváez, Francisco Javier Giraldo, Carlos Alberto Charry, Ramiro Echeverry, Alberto Quintero, Jairo Hoyos, Carlos Barragán López, Nacianceno Orozco, Édinson Pérez, Héctor Fabio Arismendi y Rufino Varela. Los montaron en un bus y se los llevaron luego en un camión por los Farallones de Cali.

Seis años después todos, a excepción de López, fueron acribillados con tiros de gracia por los insurgentes que luego a través de un comunicado de las Farc aseguraron que los políticos murieron en medio de un enfrentamiento con un grupo armado no identificado.

En febrero del 2009 López fue liberado en una misión humanitaria integrada por la ex senadora Piedad Córdoba y el Comité Internacional de la Cruz Roja en las montañas del Cauca, pero tres años después fue acusado por la Fiscalía de los delitos de toma de rehenes, perfidia, homicidio agravado y rebelión. La acusación fue desvirtuada tras no encontrarse pruebas que lo comprobaran y existir falsos testigos y López recuperó de nuevo su libertad.

Estos hechos lo llevaron a crear la Fundación por la Defensa de los Inocentes para ayudar a aquellas personas que están presas por delitos que no han cometido.

Comments are closed.