“Decir que se la monté al América sería decir que me la monté yo mismo”: Armitage

0

“Es hora de que los hinchas del fútbol en Cali demostremos que somos personas de bien y que vivimos el fútbol en paz”. Con estas palabras el alcalde de Cali, Maurice Armitage, invitó a toda la ciudadanía a mantener el buen comportamiento este jueves, a propósito del clásico por semifinales de la Liga Águila entre América de Cali y Deportivo Cali.

“El mensaje para Cali es que los hinchas -incluidas las directivas del América y del Deportivo Cali y todos los que habitamos en esta ciudad-, debemos entender que a partir de este suceso que pasó (en el anterior clásico), Cali va a ser otra ciudad, porque el fútbol no está por encima del bienestar de todos”, manifestó el mandatario.

Armitage aseguró que lo ocurrido es la oportunidad para que Cali demuestre que el fútbol se puede vivir en paz en la ciudad. Sin embargo, reiteró que mientras no haya garantías para la seguridad de toda la ciudadanía, “seguiremos teniendo medidas enérgicas para evitar desórdenes”.

“Decir que se la estoy montando al América sería decir que me la estoy montando a mí mismo. Soy americano y he sufrido toda la vida con este equipo. Sufrí cinco años que estuvimos en la B y yo diría que es un buen momento para el América. El equipo y su hinchada debe demostrarle a Cali y al Valle del Cauca que los americanos somos gente buena. Acá toda la vida se nos ha dicho a los americanos que cuando hay partido del América, el resto de los caleños podrían dejar las casas abiertas, porque los bandidos están en el estadio. Eso es mentira. Los americanos no somos bandidos, somos buena gente pero llegó el momento de demostrarlo”, recalcó el Alcalde.

A su turno, el secretario de Seguridad y Justicia de Cali, Juan Pablo Paredes Campo, subrayó que el encuentro entre los dos equipos tradicionales de la ciudad se jugará a puerta cerrada este jueves a las 8:00 p.m. en el estadio ‘sanfernandino’, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad tanto en los alrededores del Pascual Guerrero como en diferentes puntos de la ciudad.

“Tendremos un esquema reforzado no solo para los alrededores del estadio Pascual Guerrero sino para toda la ciudad. Adicional a los 1200 policías que siempre se disponen, que se utilizarán en puntos críticos de posible congregación de hinchas, tendremos apoyo de vigilancia aérea urbana a través de un helicóptero de la Policía Nacional y también estarán los otros organismos de seguridad del Estado (CTI, Sijín, Ejército) en alistamiento para atender posibles contingencias y garantizar el orden público”, informó Paredes Campo.

El funcionario enfatizó que, de acuerdo a las sanciones impuestas por la Comisión Local de Fútbol de Cali la semana pasada, la congregación de barristas o hinchas de cualquiera de los dos equipos en el espacio público de la ciudad está prohibida, por lo que los uniformados de la Policía Metropolitana de Cali aumentarán los patrullajes a través del plan cuadrantes.

“Quiero hacerle un llamado a los hinchas del fútbol de la ciudad para que seamos sensatos y tengamos como prioridad el sentido común. Entendamos que cualquier disturbio o cualquier anomalía en el orden público con ocasión del partido de mañana confirmará que, efectivamente, acá no se puede jugar fútbol y que el fútbol es un factor generador de riesgo para la ciudad, y eso no es buen negocio para nadie. Los caleños queremos volver como familia a los estadios. Si hay altercados es probable que no vuelva a haber fútbol en Cali”, dijo el Secretario.

Paredes Campo agregó que tanto los directivos del América como los del Deportivo Cali se han comprometido a enviar mensajes a sus hinchas y al público en general para que se viva en paz la fiesta del fútbol en el partido de este jueves. “Mañana es la oportunidad para demostrar que se puede vivir el fútbol en paz”, concluyó el funcionario.

Comments are closed.