Definen medidas para contrarrestar guerra entre carteles de la mafia en Cali

0
El alcalde Rodrigo Guerrero definió algunas medidas de seguridad con la Policía.
El alcalde Rodrigo Guerrero definió algunas medidas de seguridad con la Policía.

Con la llegada de 200 policías, la conexión de las cámaras de video de los centros comerciales con el comando de la Policía y el aumento del número de cuadrantes de uniformados, las autoridades buscan contrarrestar la oleada violenta generada por carteles del narcotráfico.

Así quedó definido este viernes en un consejo de seguridad realizado en la sede de la Policía, tras los ataques sicariales registrados ayer jueves en dos centros comerciales que dejaron cuatro muertos.

El alcalde Rodrigo Guerrero manifestó que ayer «fue el día más triste del gobierno porque el esfuerzo que se venía haciendo para recuperar la tranquilidad ciudadana se vio interrumpido por ese acto de barbarie en centros comerciales que son de gran concurrencia. Eso lo deja a uno descorazonado, pero la lucha hay que seguirla a través de la desactivación de los núcleos criminales», manifestó Guerrero.

El burgomaestre precisó que detrás de los crímenes están las pugnas de los narcos que en Cali definen el control de los expendios y las rutas de droga. «Cali es el terreno alquilado, (los narcos) vienen de Palmira, Tuluá o Buenaventura»,  manifestó Guerrero.

De hecho, el hombre asesinado ayer en el centro comercial Palmetto era conocido con el alias de Pecueca y al parecer tenía vínculos con los hermanos Javier y Enrique Calle Serna, alias los Combas, quienes se entregaron a la justicia de Estados Unidos.

El coronel Nelson Rincón, comandante operativo de la Policía Metropolitana, indicó que al parecer el occiso iba a recibir un dinero producto del negocio de un carro robado.

Entre tanto, el abogado Jorge Iván Gómez, ultimado en Chipichape, llevaría un caso de narcotráfico.

Medidas especiales

Tras este análisis de los crímenes, el Alcalde solicitará el desarme en toda la ciudad, puesto que una de las armas de fuego usadas en uno de los asesinatos tenía salvoconducto. Igualmente en conjunto con los gerentes de los centros comerciales se harán mayores controles y se ha pensado en detectores de metales para evitar muertes.

 Por su parte, el secretario de Gobierno Municipal, Carlos José Holguín, señaló que llegó un refuerzo policial de 200 hombres que integrarán un bloque especial para la desarticulación de las bandas delincuenciales.

«Hace 15 días llegaron 400 policías y ayer otros 200 que se concentrarán en los sitios de mayor número de homicidios como las comunas 6, 13 y 20. Habrá incremento de 130 cuadrantes, llegarán 70 vehículos y 264 motos para la Policía, radios de comunicación, avantel. Con las compañías de seguridad vamos a mejorar las prácticas de vigilancia».

«Estos hechos son repudiables, pero no puede ser considerado un problema de seguridad sino que es un enfrentamiento entre grupos organizados del narcotráfico con elementos propios de retaliaciones y ajustes de cuentas. Estas organizaciones tienen alcances nacionales e internacionales, nueve sicarios fueron detenidos en España, eso demuestra la complejidad del tema», concluyó Holguín.

Concejal pide resultados

«Definitivamente la situación se le salió de control a las autoridades, la capital del Valle está perdiendo la guerra contra las bandas criminales. Nos estamos dejando invadir por los grupos delincuenciales»,  manifestó el concejal Roy Barreras.

 Barreras aseguró que la reacción del Estado no es suficiente. «Necesitamos resultados contundentes y resultados inmediatos», expresó.

Además solicitó que las personas que fueran capturadas por los homicidios en los centros comerciales, sean judicializadas de manera efectiva e inmediata, se necesitan resultados de la justicia en esa materia.

«Tenemos 192 cuadrantes, solamente 150 motos, tenemos cuadrantes con policías a pie y de esas 150 motos por lo menos la mitad están  dañadas, no hay recursos para mantenimiento de vehículos y esto es causado por la lentitud y la ineficiencia del Ministerio del Interior», acotó Barreras.

Añadió que hace 8 meses la Secretaría de Gobierno cofinanció la compra de 160 cámaras, de más de 300 motos para ampliar el Plan Cuadrantes y está es la hora en que esos recursos no se han ejecutado.

Por último Barreras exigió soluciones urgentes y convocó a una movilización ciudadana para el próximo martes 19 de marzo.

«Todos los caleños tenemos que volcarnos en masa a la calle a exigirle a la Administración, a la Policía, al Gobierno Nacional, medidas efectivas y urgentes contra estas bandas criminales, no podemos resignarnos a dejarnos derrotar de la delincuencia. Tenemos que salir a la calle a decirle a los bandidos que no les tenemos miedo y no nos vamos a dejar amedrentar», concluyó el concejal.

Comments are closed.