Del amor y la ciencia

0


Por Patricia Suárez
 

1754_9789584235152_planWalter Riso en su libro Deshojando margaritas sintetiza la gravedad de relaciones patológicas que hacen de la pareja un continuo semillero de insatisfacción y violencia. Lúcido, expone y equilibra sus reflexiones bajo el imperativo de estudios clínicos con pacientes que a lo largo de su disciplina ha tratado; devela en múltiples variables las estructuras mentales inculcadas por la educación e invita a tomar conciencia.

Su libro es un desafío a toda abstracción, que no permita la clara comprensión para las mayorías, hecho al alcance y la capacidad cognitiva de todo lector, con un lenguaje coherente cuya sintaxis e impecable manejo deja un legado de sencillez y humanismo y hace pública la herida profunda del desamor.

Es entendible para un lector activo que no es en relaciones de sumisión –que corrompen toda relación– “donde el derecho está ausente y se fundamenta en un problema de conceptualización frente a los derechos asertivos”, o en la evasión que se diluye en el egocentrismo excluyente o en los hostigantes-seductores, los dependientes débiles, los controladores-obsesivos, o las múltiples variables de conductas que comprometen la salud mental de las personas en un país de estructura patriarcal cuya indolencia ha dejado en la memoria colectiva, en su conjunto, el componente cínico de la sociopatía en la sociedad colombiana, donde se hallará la solución.

Sumo a lo dicho que “el pasivo-agresivo es un reformista de su propia autoestima, pero jamás un revolucionario. Busca ayuda, pero desea mantener su independencia. Aunque sus objetivos no son malos en sí mismos, la fórmula de solución es evasiva y cobarde, porque se niega a pagar el precio.

“El pasivo-agresivo intenta negociar sus principios y cae irremediablemente en posición tibia y dubitativa de una doble moral cada vez más decadente. No es posible transar la honradez: soy o no soy honrado. La virtud no admite matices, es”.

Concientizar de la gravedad de relaciones y comportamientos que devienen patologías en relaciones compulsivas y dependientes, cuya nocividad margina y conlleva al progresivo desgaste psicológico y consecuente somatización y sus consabidos sufrimientos físicos y psicológicos, es una ayuda invaluable en un país agobiado por la violencia de género, la violencia intrafamiliar, el desequilibrio en todas sus formas, colectividad que sufre de variados comportamientos violentos en lo político, lo económico, lo social, lo cultural; imperativo a resolver, si queremos para nuestras niñas y niños, una sociedad sana donde quepan las diferencias, en el respeto y la equidad de sabernos el “otro” con todos sus derechos y toda su humanidad.

 Editorial Planeta – Año de edición: 2007

Comments are closed.