Deportes Invitacionales – Wushu

0

Desde las raíces marciales

A pesar de que el wushu es relativamente nuevo entre las artes marciales, viene de la corriente madre de todos los deportes orientales, en China, e inspirado por estilos estandarizados del kung fu, que obedecen a culturas budistas y se inspiraron en las técnicas de los animales.

Los países asiáticos son potencia en las artes marciales, y China vendrá por el oro en el Wushu
Los países asiáticos son potencia en las artes marciales, y China vendrá por el oro en el Wushu

Considerado como un deporte acrobático, el wushu combina la potencia, velocidad, fuerza y destreza de sus competidores. Utiliza, como el karate, niveles de ascenso parecidos, iniciales en los cinturones por niveles que terminan en el negro, pero a partir de ahí comienza el ascenso deportivo a maestros del deporte, que logran quienes entrenan y practican sus técnicas después de muchos años de competir.

Así lo hizo Juan Carlos López desde sus cinco años, cuando en su colegio despertó su curiosidad por las artes marciales y comenzó a practicar una de sus técnicas, la única que se enseñaba en Colombia, para tener el kung fu como su pasión, al tiempo que estudió y se convirtió en docente universitario en temas de biología y química.

Quizás su conocimiento académico lo hizo acercarse más al deporte, pues el kung fu profesa el estudio de los movimientos de animales, así como las distintas artes marciales que inspiraron en sus inicios los comportamientos de los animales más fuertes para dos fines: optimizar la práctica del budismo y defenderse en las guerras de dinastías.

Hoy, el maestro caleño, fundador de la Liga Vallecaucana de Wushu en 1998, es el único que en Colombia tiene el título de entrenador de categoría mundial, y quien se ha encargado de formar un competitivo grupo de atletas desde la Asociación Colombiana para la Expansión del Kung Fu, que ha servido de cantera para las representaciones colombianas en campeonatos Suramericanos y Panamericanos.

Un poco de historia

La cultura budista, traída a China por monjes shaolín, buscaba expandirse en toda Asia para la protección de sus culturas y la perfección de los sistemas de lucha sin fines bélicos, por lo que las artes marciales solo utilizan armas como espadas, lanzas y bastones.

Algunas técnicas se basan en movimientos de animales como la mantis religiosa, el tigre, el delfín, entre otros, y las disciplinas más sofisticadas fueron producto de migración de monjes chinos a otras zonas de la Asia Antigua.

Por eso, un monje chino desarrolló en Corea lo que hoy se conoce como el taekwondo, y otro hizo lo propio en Japón, que entró por Okinawa para fundar el karate kenpo.

El kung fu, originario de China, fue la base del wushu, creado a partir de ls estandarización de rutinas en 1970, a partir de lo cual se ha conocido como deporte al wushu y como técnicas tradicionales al kung fu.

Su práctica moderna se divide en tres modalidades: tao lu, tai chi, y sanda o combate. De las tres, solo el sanda es entre dos competidores, pues el tao lu y tai chi consisten en katas, o formas, que debe realizar un atleta a forma de rutina, ya sea con armas o sin ellas, y con jueces que determinan su puntuación por la limpieza de los movimientos.

Ya en el 2008, la Federación Internacional de Wushu permitió que las rutinas en el tao lu y tai chi fueran personalizadas, siguiendo los parámetros básicos del deporte, como que en tao lu el atleta dispone de un minuto con treinta segundos para ejecutar su movimiento, y que en el tai chi son cinco minutos, o que en el tai chi no hay giros en el aire ni saltos, y en cambio el tao lu tiene dos corrientes: la tradicional del sur de China, y la acrobática, del norte asiático.

El combate o sanda se disputa en un cuadrilátero sin lonas, que está a un metro de altura sobre el piso, y gana quien saque mayoría de puntos en tres rounds. Cada round se gana por nocáut, puntos, o por lanzamiento fuera del cuadrilátero por parte del rival. Si durante un combate, uno de los competidores es lanzado fuera del cuadrilátero tres veces, pierde inmediatamente la contienda.

Colombia tendrá una invitada en Juegos Mundiales

La Federación Colombiana de Wushu tiene casi listo el nombre del representante colombiano para Juegos Mundiales en Cali, pues a más tardar en dos semanas estaría ratificada esta representación.

En el Wushu hay algunas técnicas en las que se utilizan bastonas, lanzas o espadas
En el Wushu hay algunas técnicas en las que se utilizan bastonas, lanzas o espadas

Lo que sí es claro desde ya es que la más posible candidata es una competidora de Caldas, pues en el proceso de selección ya quedaron excluidos los dos mejores atletas vallecaucanos que figuraban como candidatos a obtener las tarjetas de invitación de la International World Games Association.

Ellos son Juan Felipe Marín López y Fabio Sandoval, entrenadores y expertos en el tao lu, que resultaron afectados por la decisión de incluir al wushu en Juegos Mundiales como deporte de exhibición, y limitar las modalidades de competencia, lo que cerró los cupos por Colombia a uno solo.

Sin embargo, aunque por confirmar esté el colombiano, la competencia en wushu de Juegos Mundiales tendrá a los mejores exponentes de China, Indonesia, Mongolia, Taiwán, Singapur, entre otros países asiáticos. Por Europa vendrá un competidor de Polonia y uno de Francia. En América clasificaron dos estadounidenses y fueron invitados dos representantes de Brasil, Argentina, Perú y Ecuador para hacer parte de la cita mundialista.

Modalidades Días de competencia
Individual: masculino y femenino 2 al 4 de agosto

 

Coliseo Evangelista Mora - Capacidad: 1.500 personas
Coliseo Evangelista Mora – Capacidad: 1.500 personas

 

Comments are closed.