Deportes de bola – Balonmano de playa

69

El espectáculo es en la playa

La música en el ambiente, los cuerpos atléticos de los jugadores y la espectacularidad de cada jugada en los partidos de balonmano de playa hacen de este deporte un atractivo especial en Juegos Mundiales.

Colombia espera ganar en belleza y talento con la competencia en Juegos Mundiales
Colombia espera ganar en belleza y talento con la competencia en Juegos Mundiales

Entre los deportes más nuevos en el mundo, el balonmano es el menor. Se inspiró en el fútbol casi de la misma forma que el rugby lo hizo, pero unos años más tarde. El fútbol, que bajo las bases del código inventado en Inglaterra predicaba su práctica sin utilizar las manos para mantener el balón, sirvió de ejemplo para que otros decidieran jugar con las mismas reglas del fútbol pero llevando el balón con las manos, y dejó la base para el balonmano.

Por eso al principio un partido de balonmano se jugaba en un campo como de fútbol, al aire libre y sobre césped, con once jugadores para cada equipo. Hoy la disciplina tiene dos modalidades: una en coliseo cubierto, o de salón, y otra sobre arena, o de playa. No obstante, países como Austria y Alemania todavía lo practican sobre césped.

En Colombia, el balonmano de playa es uno de los deportes menos explorados, aunque el de salón se practique desde hace un tiempo. Deportistas de Antioquia y Valle del Cauca son los principales exponentes.

Contrario a lo que ha pasado en el país con el voleibol playa o el fútbol playa, que se desarrollan más en la costa por la cercanía con el mar, por el biotipo de sus jugadores, de gran talla, que resisten altas temperaturas, el balonmano de playa llegó a las zonas del país donde ya se practicaba el deporte en salón.

Edwin Rebolledo, entrenador de la Selección Colombia de Balonmano de playa masculino, considera que si bien se trata del mismo deporte y lo que cambia es el terreno sobre el cual se juega, los jugadores de balonmano de salón a menudo no son muy buenos en el balonmano de playa, puesto que el desgaste sobre arena es más alto y se debe tener muy buena condición física.

En esta disciplina importa que se hagan buenos pases por el aire y que haya una recepción adecuada, pues cada oportunidad de tener la posesión de la pelota debe terminar en gol para tener un partido competido. Los marcadores promedio en un juego incluyen hasta veinticinco goles por set.

Como en el voleibol, el balonmano de playa se juega por sets, y cada uno tiene una duración de diez minutos. Para que un equipo se proclame ganador debe ganar dos sets seguidos; de lo contrario, cuando el encuentro va un set para cada equipo, se define en otro donde solo se cobran penales: el jugador debe recibir la pelota de su arquero y marcar en el arco contrario.

Normalmente, los goles del central, los dos laterales y el pivot valen solo por un tanto; pero si el portero hace un gol, este vale por dos, así como pasa también con el jugador especial, quien utiliza la camiseta del portero pero para salir a jugar en el campo y marcar.

También entregan dos puntos jugadas como el fly, que consiste en agarrar el balón en el aire y lanzar inmediatamente a puerta, o la 360, en la que un jugador debe recibir y dar una vuelta de 360 grados antes de disparar a puerta para marcar.

A pesar de que un partido de este deporte se juega en media hora –dos tiempos de diez minutos con un descanso corto, más otros diez de penales en caso de desempate–, el espectáculo tanto para hombres como para mujeres lo hacen la excelente condición atlética de quienes lo practican, al ritmo de la música que durante todo el encuentro se escucha, y los espectáculos de porrismo en el entretiempo.

Todos estos ingredientes se suman al ambiente playero y vacacional donde se juega, al legado que acompaña al balonmano después de haber sido deporte de Juegos Olímpicos en Múnich 1972 por la modalidad de salón y a la historia reciente en Juegos Mundiales, para dar el salto de nuevo a los olímpicos, pero desde la modalidad de playa.

Colombia quiere dar la sorpresa

El combinado nacional de balonmano de playa se viene preparando para su participación en Juegos Mundiales, donde tiene cupo por ser país anfitrión.

La pelota está hecha de un material adherente para hacerle más fácil el agarre a los jugadores
La pelota está hecha de un material adherente para hacerle más fácil el agarre a los jugadores

Hasta la fecha, el tricolor patrio no ha estado en ningún mundial ni clasificatorio al mundial de balonmano de playa, por lo que en el panorama internacional no figura como un equipo competitivo. Sin embargo, para Juegos Mundiales hará el gran debut ante los mejores, Brasil y Croacia, y puede resultar la sorpresa de la competencia en Cali.

Los jugadores de la Selección Colombia, tanto en hombres como en mujeres, tienen en promedio la talla y estatura necesarias para la competencia, aunque algunos difieren por un par de centímetros con los espigados jugadores europeos.

Por ser el Valle la cuna de este deporte en el país, la base de la selección es de esta zona, en Palmira, donde funciona la sede de la Selección Colombia masculina y la Liga Vallecaucana del deporte, que practica en la Universidad del Valle con sede en la Ciudad de las Palmas.

En la Selección Colombia masculina están los antioqueños Carlos Valencia, Juan Pablo López y Andrés Villa, además de los bogotanos Alonso Ojeda y Felipe Téllez. Por el Valle están los palmiranos Abel Herrera, Danilson Herrera, Juan Manuel López, Andrés Rivas, Jhony Rojas, Jhon Valencia y el caleño José Alexander Guerrero, en la preselección de la cual solo quedarán escogidos nueve jugadores para la competencia en Juegos Mundiales.

Por las mujeres, la preselección está un poco más amplia, pero el técnico cubano Humberto León definirá su equipo en un mes. Hasta ahora están siete jugadoras de Antioquia, tres de Bogotá, una de Santander, y Juliana Henao, Ángela Caballo, Carmen Rodríguez y Alexandra Romero por el Valle del Cauca.

Rama Días de competencia
Masculina 2 al 4 de agosto
Femenina 2 al 4 de agosto
Plaza de Toros de Cañaveralejo – Capacidad: 17.000 personas
Plaza de Toros de Cañaveralejo – Capacidad: 17.000 personas

Comments are closed.