Deportivo Cali fue humillado por el Tolima y perdió el invicto

0

Los verdiblancos no pudieron reponerse y terminaron goleados en Ibagué

Aunque el Deportivo Cali intentó, el esfuerzo no fue suficiente para vencer al Deportes Tolima en Ibagué. Foto: Andrés Puentes Cortés
Aunque el Deportivo Cali intentó, el esfuerzo no fue suficiente para vencer al Deportes Tolima en Ibagué. Foto: Andrés Puentes Cortés

Un Deportivo Cali desconocido, sin un verdadero rumbo, y permisivo, fue el que se vio en Ibagué, en donde el Deportes Tolima supo aprovechar las oportunidades y derrotar 4-1 al onceno del Pecoso Castro que esta vez estuvo en la tribuna por estar expulsado. El único gol azucarero lo convirtió Yerson Candelo. Para los locales anotaron Marcó Pérez, Andrés Ibargüen y Robin Ramírez.

En el estadio Manuel Murillo Toro el equipo que inició con potencia y buscando espacios para llegar a gol fue el visitante, el del Pecoso Castro, que queriendo seguir con el invicto y cambiar a costumbre de tener el pie izquierdo en los arranques de juego, Deportivo Cali por intermedio de Juan Carlos Guazá alertó con un remate de cabeza. Sin embargo, el local, el de Gamero, reaccionó inmediatamente y presionó sobre portería de Ernesto Hernández, pero el meta verdiblanco evitó la caída de su portería.

Sin embargo, eso duró muy poco tiempo, ya que a los 7 minutos del juego, el Deportivo Cali tuvo que sacar del fondo de la red el balón. Luego de un cobro de pelota quieta de Jonathan Estrada desde costado occidental, el delantero Marco Pérez apareció y dijo presente convirtiendo el primero en la ciudad de Ibagué, le ganó a los defensas, remató y 1-0 para los de casa.

 Cali con la anotación en contra no reaccionaba, se movía en la cancha pero no controlaba, no recuperaba con efectividad ni tampoco se volvía a acercar a portería del meta Silva del Tolima. Ya a los 14 llegó un nuevo balde de agua fría para los caleños, puesto que Ibarguen quien ingresó de nuevo por costado occidental, sorprendió rematando de media distancia, venciendo a Hernández que aunque intentó evitarlo, no pudo detener la pelota. Era ya el 2-0.

Esto complicaba el panorama para los dirigidos del Pecoso Castro quien en esta ocasión tenía que ver y de cierta forma, dirigir el partido, desde la tribuna luego de lo ocurrido en Barranquilla. Cali no se mostraba, mientras que Tolima continuaba llegando para convertir más goles. Sin embargo, a los 24 del compromiso los azucareros trataban de reaccionar para emparejar el marcador. Harold Preciado luego de un contragolpe, habilitó a Yerson Candelo quien ingresó al área con velocidad, y éste, con seguridad, remató al arco y marcó el descuento del juego, ahora se hacían un poco más corta la diferencia.

Pero esto no sirvió de mucho, ya que pasados los 40  minutos, más específicamente a los 42, Marco Pérez, quien minutos antes había intentado en un remate directo al arco aunque sin éxito, se sacudió y recibiendo de taco de su compañero Robin Ramírez, se dio vuelta y remató cruzado al arco de Hernández y contando con suerte la encajonó y puso el tercero para los casa. Las cosas no le salían bien al Deportivo Cali en la cuarta fecha, ya que Robin Ramírez, cumpliendo a plenitud la ley del ex, recibió el favor de Marco Pérez que dejó el paraguayo en solitario, que sin pensarlo dos veces remató y puso el 4-1 en el Murillo Toro.

Para la parte complementaria, la situación no fue que tuviese mayores cambios, ni Deportivo Cali reaccionó para conseguir por lo menos un gol más, ni mucho menos el Deportes Tolima bajó los brazos en su intención de ataque, al contrario, seguía presionando a los visitantes, descontrolándolos y provocando errores, la falta de gol en la segunda mitad pasó más que todo por la no dirección en los remates, y porque el arquero Ernesto Hernández evitó que la goleada fuese aún mayor, como sucedió pasados los 60 minutos de juego cuando Jonathan Estrada quien había recibido una perfecta habilitación de globito, remató de chilena al arco, pero allí, el meta verdiblanco reaccionó y pudo estirarse para rechazar el remate.

El partido solo presentaba a un equipo con claridad, el Tolima. Era el equipo con más seguridad, el que más ocasiones presentaba y el que más dominio le daba a la pelota en el Manuel Murillo Toro. El Cali casi que con pena intentaba acercarse para hacer daño, pero ningún remate tenía efectividad, o cuando conseguían llegar a la última línea, quienes transportaban el balón cedían ante la presión contraria y perdían el control.

Muchos son los factores para que el Pecoso Castro durante la semana practique y mejore. Uno de los principales corredores por donde el Tolima prefirió moverse fue por la zona de Harrison Canchimbo quien reemplazaba a Frank Fabra. Por allí, llegaron los goles tolimenses que hacen que se queden con el triunfo, tres puntos que alegra a la hinchada luego que a mitad de semana perdieran con el Medellín.

Con la derrota, el Deportivo Cali perdió también el invicto en la Liga y de manera aparatosa, quedándose con 7 puntos y bajando a la séptima posición. En la siguiente jornada regresa a su estadio de Palmaseca para enfrentar a Alianza Petrolera el sábado a las 5:00 de la tarde. Mientras que el Tolima que aseguró 3 puntos, subió a la casilla 9 con 6 unidades y se alistará para el clásico de la siguiente fecha frente al Atlético Huila en condición de visita.

Comments are closed.