Deportivo Cali no pudo con Alianza Petrolera y tuvo que conformarse con el empate

0
Aunque el Deportivo Cali intentó convertir, la defensa y el arquero de Alianza Petrolera. FOTO: Andrés Puentes Cortés
Aunque el Deportivo Cali intentó convertir, la defensa y el arquero de Alianza Petrolera. FOTO: Andrés Puentes Cortés

El compromiso lo inició controlando el plantel local, con un estilo diferente, proyectándose al ataque y siento insistentes en el ataque, pero aunque eran los que controlaban las acciones, al momento de llegar al final del campo no contaban con suerte y desperdiciaban cada oportunidad de generar peligro, además, porque los defensores contrarios atentos a cada movimientos, controlaban y evitaban el paso con facilidad.

A diferencia de otros compromisos, el Deportivo Cali consiguió pasar de los 15 minutos del partido sin recibir un gol, de momento se veía una mejoría, no obstante, no podía rematar a puerta de Jeréz con efectividad. Alianza Petrolera por su parte, esperaba en mitad de cancha al Deportivo Cali para recuperar la pelota e irse en contragolpe. Jugadas fuertes, bloqueos constantes de parte y parte, hacían que el juego se viera lento, sin emotividad.

Los minutos seguían y en la cancha del estadio de Palmaseca no se veía a un equipo fuerte que controlara realmente el compromiso. Cada club trataba de hacerse a la pelota, de desequilibrar y buscar los espacios, pero al contar con un número importante de jugadores en la mitad, se hacía pesado conseguirlo. Los de casa buscaban abrir el campo por las bandas para ver si su rival le entregaba los espacios para poder llegar con más tranquilidad al arco contrario. Canchimbo era el que más lo intentaba, mientras que Helibelton Palacios y Yerson Candelo, lo intentaban por costado oriental, aunque sin gran efectividad, pues a diferencia de otros juegos, ninguno mostró la genialidad que se requería.

Poco era el trabajo registraban los arqueros, ni Hernández ni Jérez tenían que exigirse realmente para poder sacar los disparos a sus puertas, pues los pocos balones que llegaban a última línea, se iban totalmente desviado o llegaban a mano de los guardametas sin riesgo alguno. De esta manera, finalizaba la primera parte en Palmaseca, con dos equipos que no daban el brazo a torcer, pero que tampoco registraban emociones o un juego elegante que encantara a los hinchas. Al momento que los clubes ingresaron al camerino, todo el estadio los abucheó, principalmente a los jugadores del Deportivo Cali, pues consideraban que no estaban cumpliendo con lo deseado, ganar.

Para el segundo tiempo el ánimo azucarero cambio ligeramente gracias al cambio que realizó. Ingresó un juvenil, Andrés Roa y se retiró Helibelton Palacios, de pocas acciones importantes. Con Roa en cancha, solo un par de minutos bastaron para que se crearan jugadas de riesgo. Una de ellas, una filtración de pelota al delantero Miguel Murillo, pero éste, un poco incómodo, no consiguió dominar para rematar a puerta. Aunque no había éxito, se veía más intención para los locales.

Sin duda alguna, el ingreso del joven canterano del Deportivo Cali le dio una impresión diferente al grupo, pues empezó a moverse más, a ser más insistente, a controlar un poco y a ser intensivo en ataque, no obstante, los remates no eran los mejores, continuaban de la misma manera, erráticos en el último momento, lo que angustiaba cada vez a la hinchada verdiblanca.

Algunos cambios extra intentó el cuerpo técnico del Deportivo Cali, como darle paso a Rafael Santos pero el ingreso del delantero de Selección Colombia no funcionó mucho, ya que el jugador no estaba libre como se hubiese deseado. Fue solo hasta final del compromiso, el cuadro azucarero reaccionó gracias a Andrés Roa quien motivó a sus compañeros para llegar insistentemente a rematar a gol.

Remates de fuera del área, jugadas en movimientos, habilitaciones, fueron algunas de las acciones de Roa que motivó a sus compañeros para llegar al gol, pero el palo y el arquero Jeréz, evitaron que así sucediera. Pero la noche no terminó bien para los de casa, pues en una infortunada reaccionar de Roa y reacción del técnico visitante, ocasionó una gresca en la cancha, lo que obligó al árbitro Machado dar por finalizado el compromiso y expulsar al habilidoso volante del Deportivo Cali, y al arquero suplente de Alianza Petrolera, Santiago Rodas.

Un punto para cada equipo en un partido lento, sin emociones, pálido y con hinchas que en las tribunas mostraban su descontento. Aún este equipo verdiblanco no convence y el equipo se ve sin oportunidades. Ahora, los de Pecoso tienen que corregir rápidamente para enfrentar a mitad de semana a las Águilas Pereira en el Hernán Ramírez Villegas, mientras que Alianza Petrolera recibe en Floridablanca al Atlético Huila.

Comments are closed.