Descartan al Ejército como sistema de vigilancia para el estadio durante partidos

0

El titular de la Secretaría de Seguridad y Justicia desestimó la propuesta de algunos concejales de utilizar camuflados para garantizar seguridad en el escenario deportivo.

Con una negativa respondió el secretario de Seguridad y Justicia de Cali, Juan Pablo Paredes Campo, a la propuesta que hicieron algunos concejales este miércoles en el debate de control político a la Administración Municipal sobre usar militares para custodiar el estadio Pascual Guerrero en días de partidos de fútbol.

La propuesta surgió en medio de la discusión en el Cabildo Municipal sobre el tema de las medidas de seguridad para la ciudad con ocasión del fútbol en el Pascual Guerrero, en el que concejales solicitaron al Gobierno Municipal estudiar dicha posibilidad.

Paredes Campo aseguró que “poner militares en el estadio es una estrategia equivocada, desde nuestro punto de vista. Los militares no están entrenados ni capacitados para una función como esa”.

El funcionario enfatizo, sin embargo, que miembros de las Fuerzas Militares como los hombres del Batallón No. 3 de Policía Militar del Ejército y los efectivos de la Fuerza Aérea, están apoyando los esquemas de seguridad para la ciudad, con ocasión del fútbol, pero en zonas específicas elegidas de acuerdo a las funciones constitucionales de dichos organismos de seguridad estatales.

“Sus competencias, capacidades, habilidades y su misión la estamos aprovechando de manera activa, durante los partidos, mediante la estrategia de seguridad de la ciudad, en los lugares donde los necesitamos a ellos. Y esos puntos son las fronteras de Cali, la ladera, el oriente de la ciudad y algunos otros puntos ‘calientes’ de criminalidad. De modo que al estadio no vamos a llevar camuflados”, manifestó Paredes Campo.

El titular de la Secretaría de Seguridad y Justicia recordó que las sanciones impuestas por la Comisión Local de Fútbol, como la prohibición de los trapos y demás elementos alegóricos, la prohibición de la agrupación de barras organizadas en el espacio público y la movilización de las mismas, siguen vigentes en Cali y van hasta fin de año.

“La restricción que impuso el señor Alcalde sobre las tribunas del estadio Pascual Guerrero siguen vigentes, hasta tanto los equipos interesados en el uso del estadio presenten una propuesta de seguridad que dé garantías del uso del escenario con público”, reiteró.

No obstante, Paredes Campo informó que “de los equipos que utilizan frecuentemente el Pascual Guerrero, el único que se ha acercado de manera proactiva y con una propuesta importante es el América de Cali. Ellos nos han presentado una propuesta, se revisaron pilotos hace dos semanas en tablero, en papel y en campo, o sea que fuimos al estadio he hicimos pruebas. Se les recomendaron unos ajustes técnicos y logísticos en materia de seguridad, entiendo que los han acatado y los van a implementar, por lo que en los próximos días nos presenten esos ajustes y podamos ver la propuesta en funcionamiento”

El Secretario agregó que, si dicha propuesta de seguridad reúne todos los requisitos, la mesa técnica que analiza el tema dentro de la Administración Municipal -en la que están Gestión del Riesgo, Salud, DaTIC y Seguridad- emitirá “un concepto favorable con el que el Alcalde podría decidir abrir parcial o totalmente el estadio”. Paredes Campo recordó que “las tribunas de norte y sur no están en discusión, es decir, siguen sancionadas, tanto por el Municipio como por la Dimayor”.

Comments are closed.