Desempleo: Entre la esperanza y la desesperación

0

Michel MayaPor Michel Maya

Twitter: @michel_maya

Según las cifras del Departamento Nacional de Estadísticas, DANE, la tasa nacional de desempleo bajó al 9.7% durante el primer trimestre de 2014. Sin embargo, Cali presenta la cifra más alta con 15.1% de desocupación comparada con ciudades como Bogotá (9.9%), Medellín (11.5%), Cartagena (8.8%), Bucaramanga (9.4%)  y Barranquilla (8.4%).

Durante los últimos años la dinámica de desempleo en la ciudad ha sido fluctuante con altos índices de desempleo, lo cual es señal clara de desarticulación de las políticas, los incentivos para la generación de empleo y el trabajo de los empresarios.

En los últimos cuatro años en Cali el empleo se ha estancado. Mientras en el 2011 la tasa de desempleo en la ciudad fue de 15.4%, en el 2012 se presentó una caída con 14.3%,  en el 2013 se posicionó en 14.2% y en el trimestre enero-marzo 2014, se encuentra en 15.1% (Cali en Cifras 2011 y 2012, DANE 2013 y 2014).

Analizando las características del empleo y el desempleo en la ciudad de Cali, para el periodo de enero-marzo de 2014, el sector que más población se encuentra ocupada en la ciudad es comercio, restaurantes y hoteles con el 30.9%. Además la población ocupada se encuentra en obrero o empleado particular con 48.1%, llama la atención que solo el 2.5% de la población caleña trabaja en el gobierno (DANE 2014).

Para entender esta problemática, es importante reconocer que esta es multicausal, por un lado el empleo no ha tenido cambios importantes desde  el 2001, por ejemplo el principal sector es el de Comercio, Hoteles y Restaurantes, que ocupan alrededor el 31% de los trabajadores, en Servicios Comunales, Sociales y Personales el 23% y en la industria Manufacturera el 20%,  por lo tanto no ha existido un cambio radical en el empleo de la ciudad, según las investigaciones del Observatorio Económico y Social del Valle en el 2013.

Pero según cifras del DANE la segregación de los ocupados por rama de actividad económica en Cali, muestra que en el 2013 se presentaron en la ciudad 21 mil ocupados menos en el sector industria que en el 2012 y 22 mil menos en el sector comercio, hoteles y restaurantes.  En contraste el sector servicios, comunales sociales y personales, presentó un aumento de 27 mil ocupados más, de igual manera el sector de actividades inmobiliarias con 14 mil ocupados. Durante el 2013 en la categoría de empleado doméstico, se presentan 15 mil ocupados más, es decir que en el sector servicios, la tendencia se está enfocando al servicio doméstico.

Disminuir el desempleo es un indicador que evidencia el crecimiento de las empresas en la ciudad, es un estímulo al consumo, promueve el comercio y dinamiza la economía de la ciudad. Pero esta problemática no puede analizarse solo desde el punto de vista económico, ya que el desempleo tiene un gran impacto social en nuestra población, no es coincidencia que una ciudad con altos índices de desempleo, presente niveles altos de violencia, hurtos e inseguridad.

Para combatir el desempleo debemos generar estrategias educativas incluyentes, capacitaciones, emprendimiento y liderazgo. La generación de empleo debe ser una meta común, fruto del esfuerzo del sector público trabajando de la mano del privado.

En Cali estamos en mora de generar estrategias y políticas que integren todos los sectores de la población para proporcionar las competencias ajustadas al mercado y a la realidad de la población. La ciudad requiere con urgencia políticas y estrategias concretas que logren el crecimiento de la economía, la equidad para avanzar en la construcción de la ciudad competitiva y sostenible que soñamos y podemos ser.

Comments are closed.