Diez cosas que ganaría Cali si se convierte en Distrito

0

cali nocturnaCon la indiferencia de la Alcaldía y la oposición de la Gobernación, se abre paso en el Congreso un proyecto de ley que podría significar grandes beneficios para la ciudad y le daría un elemento identificador como hasta ahora no ha tenido.

Desde Febrero del 2013, cuando El Pueblo reveló en primicia que en el Congreso se abría paso un proyecto de ley para convertir a Cali en Distrito hasta hoy la propuesta ha madurado y se ha ido construyendo un consenso político en el Congreso que hace prever que la idea se podrá convertir en realidad en el primer semestre del próximo año. El Concejo ya dio su concepto favorable y en las próximas dos semanas lo harán las comisiones de ordenamiento territorial de Senado y Cámara y las plenarias de esas corporaciones.

Así lo dijeron los congresistas presentes en la audiencia pública que se realizó en el recinto del cabildo caleño el jueves anterior. Ahí estaban congresistas de todos los partidos políticos: liberal, verde, de la U, Opción Ciudadana y del Centro Democrático y todos expresaron su acuerdo con el proyecto. Un funcionario de la Gobernación en cambio expresó reparos y la Alcaldía brilló por su ausencia lo que le mereció críticas de los legisladores presentes. Al recinto tampoco llegaron los concejales que debían fungir de anfitriones.

El desinterés de las autoridades locales sorprendió a los proponentes que consideran que Cali no tiene sino para ganar en caso de que el proyecto sea aprobado por el Congreso de la República. La propuesta es pionera en un concepto de desarrollo territorial especializado que se insertará en el Plan Nacional de Desarrollo y cuyo énfasis es precisamente el enfoque territorial.

Lo que busca el proyecto que estudia el Congreso es que se reconozca la vocación y las ventajas de Cali en temas como cultura, deporte y servicios y otorgarle reglas especiales para potenciar esos sectores a través de estímulos e incentivos económicos, presupuestales y tributarias.

El Pueblo consultó expertos y a los congresistas proponentes como el liberal Edison Delgado, el senador de la U Roosvelt Rodríguez y el representante Heriberto Sanabria e identificó las diez cosas que ganaría Cali si se convierte en Distrito, aquí están:

1

Ganaría representación política en espacios de decisión

De acuerdo con la ley, los alcaldes de los distritos adquieren una categoría especial, por ejemplo, en caso de falta su reemplazo no lo realiza, como hasta ahora, el Gobernador del Departamento sino el Presidente de la República. Así mismo deberá ser consultado cuando cualquier autoridad pretenda desarrollar un proyecto en el territorio del Distrito y finalmente, según el Artículo 131 de la ley 1617 de 2013 participarán con voz y voto en iguales condiciones que los departamentos de que hacen parte, en todas las instancias administrativas colegiadas que tengan jurisdicción sobre su territorio, por ejemplo en los Ocads que son los organismos donde se decide el destino de las regalías. Este aumento de la importancia política del Alcalde frente al Gobernador es lo que explica la oposición de las autoridades departamentales a la conversión de Cali en Distrito.

2

Conseguiría ser sede de varias entidades nacionales

El proyecto presentado por el Senador Delgado propone que la sede principal de Coldeportes sea Cali, así como que la ciudad sea el lugar de reunión de las Juntas de los fondos del sector de cultura. La presencia de Coldeportes en la ciudad sería altamente benéfica para administradores deportivos y profesionales de otras especialidades que tendrían la oportunidad de participar en el staff directivo de la entidad encargada de la definición de la política nacional de deporte. La pertenencia a las juntas de los fondos sectoriales le permitirá al alcalde de Cali hacer efectivo el carácter de Distrito cultural que tendría la ciudad.

3

Aseguraría recursos para los sectores cultural y deportivo

El mismo proyecto obliga a que al menos el 5% del total de los recursos nacionales destinados a la promoción de proyectos de lo que se denomina «industrias creativas» sea asignado a proyectos que tengan origen en Cali. Ese porcentaje es similar al que recibe la ciudad en varios de esos programas, pero ahora lo extendería a todos y concretaría la idea del proyecto de que como política nacional se quiera especializar a Cali en los sectores culturales, de bienestar y deportivo.

Los congresistas propondrán que un porcentaje de los recursos de la contribución parafiscal de espectáculos públicos se vaya a financiar el proyecto de manzana del saber y la infraestructura destinada a la cultura de Cali. El proyecto, además, ordenaría que el antiguo club San Fernando, hoy de propiedad de la Dirección de estupefacientes y un lote en el sector de la Plaza de toros también objeto de extinción de dominio pasen a ser de propiedad municipal con destino al sector cultural. El último de los bienes mencionados sería para el salsódromo ofrecido por el Presidente Juan Manuel Santos.

4

El cluster de bienestar y belleza tendría incentivos para su desarrollo

Unidos al concepto de deporte, dos de los cluster en los que viene impulsando la Cámara de Comercio de Cali podrían tener incentivos tributarios si se aprueba el proyecto. La idea surgió en la audiencia del concejo en la que el representante Sanabria insistió en la importancia de incorporar el sector de servicios de salud especialmente estética y los bienes y servicios comprendidos en el concepto de bienestar que la Organización Mundial de la Salud define como «estado óptimo de la salud en un concepto amplio». Una de las propuestas tiene que ver con el reconocimiento como zona franca a partes del territorio de la ciudad donde se producen los bienes o se prestan los servicios asociados a estos dos clusters

5

Se convertiría en referente para la formación en cine, danza y artes escénicas

La conversión de Cali en Distrito busca, entre otras, que las escuelas ya existentes en Cali se conviertan en instituciones de calidad mundial, en forma tal que sean referente nacional e internacional para ofrecer cursos de formación de actores, músicos, bailarines, así como de otras actividades asociadas a las mismas como cursos de apreciación de cine o similares.

6

Garantizaría recursos para el funcionamiento de instituciones como Incolballet y Bellas Artes

Si el proyecto de Cali Distrito se aprueba se acabarían las afugias de Incolballet y el Instituto Departamental de Bellas Artes porque serían reconocidos legalmente el primero como colegio artístico y el segundo como institución universitaria lo que les daría derecho a acceder a los recursos del sistema general de participaciones para pagar los maestros del componente artístico y a recibir transferencias nacionales como lo hacen las otras instituciones universitarias.

7

La feria y el Petronio serían patrimonio cultural nacional

La Feria de Cali y el Festival Petronio Álvarez serían declarados patrimonio cultural nacional y se obligaría al Ministerio de Cultura a destinar recursos para su realización. La autoridad nacional de televisión tendría que transmitir en vivo las principales actividades de esos eventos.

8

Se crearía un fondo mixto de promoción del sector cultural

La ley que crearía el Distrito sería la fuente para que la Nación a través del Ministerio de Cultura participe en un Fondo, cuya creación buscan sectores de la cultura que han trabajado en el proyecto de Industrias Culturales que se ha desarrollado en los últimos cinco años en Cali con la financiación del Banco Interamericano de Desarrollo. este proyecto está en su fase de cierre y se estima que la aprobación del proyecto podría convertir en herramientas legales muchas de las recomendaciones que los expertos han dado a lo largo de los trabajos.

9

El Gobierno de la ciudad se descentralizaría

La condición de Distrito exige, según la ley, que se creen las figuras de los alcaldes locales lo cual, sin duda, ayudará a acercar el gobierno de la ciudad a la comunidad.

10

Abriría la posibilidad de que parte del presupuesto deba concertarse con la comunidad

El 10% de los ingresos corrientes del municipio se deberán asignar por las Juntas administradoras locales previo un amplio proceso de presupuestos participativos que ha sido muy exitoso en ciudades de Brasil y otras partes de América Latina.

 

Comments are closed.