“Director de Derechos de autor me bloquea por ser afro”: Nino Caicedo

0

Por: Claudia Palacios

Twitter:  @claudiapcnn

Al cofundador de Guayacán le tocó bailar con la más fea, por eso, como dirían los títulos de sus canciones, le dice a los socios de Sayco y al gobierno nacional: Oiga, mire, vea, a Sayco hay que ponerle «Un Vestido Bonito». En esta entrevista reveló, que en la entidad que ahora preside (Sayco) encontró irregularidades por más de 18 mil millones de pesos.

C.P. Maestro Nino Caicedo ¿Cómo le va en Sayco?

N.C. Difícil (Risas).

C.P. ¿Arrepentido?

N.C. En absoluto. Como doliente de la Sociedad de Autores y Compositores si uno de nosotros mismos no hace esta tarea no la hará nadie. En los últimos 30 años hemos sido administrados por terceros y lo que se ha conseguido es que el nombre de la sociedad quede enlodado. Hoy, cuando se dice Sayco, la gente lo asimila con corrupción, y esto no puede ser. Mi tarea es muy difícil porque hay enemigos que no están interesados en que se aclarezca lo sucedido pero es a la vez satisfactorio hacer un trabajo por el bien de Sayco.

C.P. ¿Acaba de recibir el reporte de dos informes de auditoría que contrató, qué encontraron?

N.C. Debido a que la Dirección Nacional de Derechos de Autores se negó a entregarnos un informe de lo que había realizado el interventor nos vimos obligados a trabajar con dos auditorías externas internacionales. A mi llegada había 7.000 millones de pesos en cartera morosa sin un plan de acción para recuperarlos. Peor fue encontrar 18.000 millones de pesos que no tienen tercerización, o sea, no se sabe a quién pertenecen, y estaban en rubros que no pertenecían o beneficiaban a los autores. De esta última suma 3.700 millones estaban en obras digitales extranjeras sin clasificar y 6.800 millones en obras no certificadas. 5.737 millones en socios fallecidos sin herederos. De otra parte encontramos 470 millones girados en cheques a personas fallecidas. Todas estas cifras demuestran que el dinero era vulnerable a cualquier acto de carácter ilegal e inmoral.

C.P. ¿Quiénes son los responsables de ese desorden y posible fraude?

N.C. Aun no lo podemos saber, se está mirando desde que año y desde que administración viene. Hay que aclarar que estos 18.000 millones de pesos no son culpa de la administración e intervención que hizo el Estado, es decir, no nació en ese período.

C.P. ¿Qué responsabilidad le cabe en esto al interventor Andrés Espinosa, quien ejerció por unos diez meses?

N.C. Pienso que mucha porque el gobierno lo llevó como un salvador de la sociedad y él debió encontrar este tipo de cosas. Podemos pensar que quien lo asigna en Sayco lo hace de buena fe pero Andrés no hizo lo que tenía que hacer. Por el contrario encontramos 229 millones correspondientes a empresas que él contrató sin evidencias de que los servicios fueran prestados. Ni siquiera se dignó en hacer entrega de su gestión sino que simplemente se fue. Pero la Dirección Nacional de Derechos de Autor lo ubica como referente de las resoluciones de las sanciones del consejo directivo de Sayco. Otro hallazgo fue la firma de un contrato con una empresa para hacer la gestión del recaudo con una comisión del 12,25% siendo que ésta es una gestión misional de Sayco, anteriormente la hacían los propios empleados. El gerente de esa empresa que contrataron trabajaba en la misma oficina de Sayco. Eso fue un negocio redondo entre ellos.

nino_caicedo
Organización Sayco Acinpro

C.P. Maestro Nino ¿A quién le estaba llegando todo este dinero girado a muertos o a los terceros que no se sabía quiénes eran pero que estaban listos para ser desembolsados?

N.C. Cuando llego encontré los cheques listos para personas supuestamente compositoras. No obstante, no estaban registrados en ninguna regional de Colombia. El interventor renuncia de repente cuando al Consejo Directivo llega una llamada anónima que da cuenta de la existencia del contrato que le acabo de mencionar.

C.P. Una gran cantidad de personas que no tenía derecho a recibir dinero, lo recibió durante la administración de Andrés Espinosa ¿Cómo pasó eso?

N.C. Resulta que sociedades de gestión colectiva como Sayco, que cobramos el derecho por ejecución pública, pagamos proporcionalmente a los socios que tienen música en utilización. Él no solo pagó sino que dio dinero a quienes no tenían música en utilización. Todo lo que hizo en detrimento suma 2.337 millones de pesos, eso perjudicó realmente a compositores que sí tienen obras en utilización. El abogado José Miguel de la Calle está elaborando esta última denuncia que será interpuesta en contra del Estado para que responda por este dinero esfumado por el interventor designado por el mismo Estado.

C.P. ¿Quiénes son los que realmente tienen derecho a recibir dinero de Sayco, que entiendo que no es algo a lo que se le puede llamar regalías? 

N.C. Sayco paga la utilización de la obra. Nosotros cobramos el derecho que tienen los compositores sobre la utilización de la obra musical ya que eso es propiedad privada de los compositores. La gente piensa que cobramos un impuesto pero esto es un derecho que tenemos nosotros cuando se utiliza con ánimo de lucro. Lo que pagamos es precisamente una distribución proporcional al compositor por el uso de la obra. ¿Quiénes tienen derecho? Todos los que tienen obras en utilización. En Sayco hay diferentes calidades de socios. Se tienen socios activos, quienes generan al menos un salario mínimo al año. Hoy tenemos 1.077 socios en esta calidad. Otro nivel que manejamos son los socios adherentes, quienes son los que tienen música en utilización y que en los cinco años su música ha generado un recaudo de un salario mínimo. En este nivel tenemos 856 socios. Por último, tenemos a los socios herederos activos, en donde se presenta el caso del fallecimiento del autor pero su música sigue sonando como en el caso del Maestro Escalona o Villamil. Tenemos 186 socios en esta categoría. Esto nos da 2.119 socios que generan ingresos y se completan casi 3.500 con los socios administrados, como en el caso de Andrés Cepeda, que Sayco le administra la obra para Colombia. Las disqueras con sus editoras también hacen parte de la sociedad.

C.P. Pero Sayco tiene 7.800 socios. ¿Qué sucede con eso 3 mil y pico que no son ni activos, ni adherentes, ni herederos, ni administrados?

N.C. Unos son los que no generan ingresos porque no su música no está en utilización, y por lo tanto no generan recursos, y hubo ingreso de autores y compositores que no sabemos cómo lo hicieron ya que no tienen obras grabadas ni siquiera. Esos pretenden recibir dinero fruto de socios que en verdad sí tienen música en utilización. El interventor del gobierno le dio dinero a estos asociados que no producen, y ahora son quienes reclaman un derecho que no tienen, y alteran el buen funcionamiento de la sociedad.

C.P. ¿Cuántos son estos asociados?

N.C. El grupo que bloquea la sociedad se conforma por siete personas pero realmente estos asociados improductivos suman casi 2.000.

C.P. ¿Ellos no producen pero reciben fraudulentamente ingresos?

N.C. Claro, como salud y la seguridad social.

C.P. Esas dos mil personas tendrían que irse de la Sayco? 

N.C. No necesariamente. Solo que no pueden recibir ingresos hasta que logre que sus canciones suenen, o sea, q sean usadas en conciertos, TV, películas…

C.P. ¿En qué quedó el tema de las denuncias en su contra por abuso sexual?

N.C. La persona que hizo la denuncia ante el comité de convivencia la contó en los medios de comunicación, pero no en la Fiscalía. Y como tampoco la sustentó en el Comité, se pasó el caso a Gestión Humana para que evaluaran el daño premeditado que ella le causó a mi nombre y a la sociedad. Se determina que violó los derechos del buen nombre de la institución y del gerente y es despedida. Pero no se le ha podido entregar la carta de retiro ya que ha alegado incapacidad tras incapacidad.

C.P. ¿O sea que cuánto tiempo lleva de incapacidad?

N.C. Más de un mes. Ya se llegó a un punto en donde el área jurídica remitirá una comunicación a la EPS para que conteste por qué tanta incapacidad.

C.P. Maestro ¿Qué canción va a componer en esta etapa de su vida?

N.C. (Risas) no lo he pensado aún ya que desde que estoy en Sayco no he hecho canciones. Hemos estado hablando con Guayacán para hacer una canción en lo que queda del año.

C.P. ¿Tiene el ‘inspiradero’ en sequía?

N.C. Más o menos porque las canciones deben ser hermosas y ahorita, después de esta lucha, voy a necesitar un descanso para retomar mí misión de compositor.

C.P. Su período en Sayco va hasta el 2016 ¿Estará en sequía hasta esa fecha o dejará el barco tirado?

N.C. (Risas) Cualquiera de las dos cosas ya que es posible que me retire antes porque no me imaginé que esto fuera tan duro. El solo hecho de haber interpuesto estas demandas ha generado malestar en personas que trabajaron en las demás administraciones.

C.P. Póngale un título a esta sinfonía que está viviendo en este momento…

N.C. Eso lo tendré que pensar muy bien. Podría ser ‘La Prueba’…

C.P. A ver cuándo bailaremos‘ La Prueba’, pero ¿qué necesita para no dejar el barco de Sayco tirado?

N.C. Se necesita el apoyo del gobierno, si no será imposible.

C.P. ¿Usted cree que el gobierno no se toma este asunto en serio?

N.C. Estoy seguro de ello al cien por ciento. Comenzando por la Dirección Nacional de Derechos de Autor. Nosotros tenemos, como todas las sociedades de gestión colectiva, un coeficiente de error en las liquidaciones. Para subsanarlo el consejo directivo creó una figura llamada ‘cuota de fomento’, que permite el pago de un salario mínimo mensual a los socios activos y de medio salario a los socios adherentes para corregir esta deficiencia. Ahora que el gerente es este servidor, Nino Caicedo, un compositor, bloquearon el desembolso de ese rubro para provocarme enemistados entre los compositores que producen poco. La cuota de fomento está concebida sólo para aquellos maestros que se ganan menos de 20 salarios mínimos, es decir, la mayoría. Siento que hay una discriminación gremial y racial porque al interventor que ellos pusieron nunca lo bloquearon y tampoco a algún gerente anterior. Por primera vez hay un afro descendiente y compositor y resultó bloqueado.

C.P. ¿Quién es la persona en la Dirección Nacional de Derechos de Autor que le ha bloqueado la gestión?

N.C. El doctor Giancarlo Marcenaro. Quisiera que públicamente explicara por qué he sido bloqueado y a los demás gerentes no se les hizo lo mismo. Tenían engañado incluso al ministro del Interior. Este tema se le convierte en indeseable a cualquier ministro por lo mediático del asunto. Este señor engañó todo el tiempo al Ministro del Interior.

 

Comments are closed.