DRÁCULA

0

DRÁCULA

dracula-cover-2Por Patricia Suárez

Hablar del Conde de Transilvania es pendular entre lo real y sobrenatural;   es discernir sobre  el horror inconsciente de la época victoriana  en las pendientes abismales del vampiro  que repta a lo lagarto las paredes de piedra de su castillo; es pensar en  la física, en las dimensiones inimaginables de la cuántica, en la comprensión de una época en continuo  avance   por los intrincados rastrojos del saber y el arribo a conclusiones científicas sobre los orígenes de la especie,  al modelo hipotético deductivo de comienzos del XIX, al racionalismo cartesiano donde el conocimiento  desplazaba  la superstición a los archivos de la historia,  a la revolución industrial,  al tic-tac del minutero y al por qué  del retorno  al pasado mental y  espiritual de lo fantasmal de Bram Stoker en su libro Drácula;  el   que no  se refleja  en  los espejos y al acecho succiona  su presa  y con un gesto  detiene o provoca  el aullido de los    lobos. Terror de Jonathan Harker el joven notario prisionero del conde en  la  lejana Hungría, quien ve por la ventana  el  patio interior donde llegan los zíngaros -vasallos del postor-,    y el  dolor de una mujer:  el  monstruo ha robado  su hijo, chupado su sangre…

Novela epistolar y misógina,  mito literario y universal,  trama de un tapiz de gótico tardío exaltando la lujuria,  la crueldad, los oscuros socavones del horror y el miedo, lo   vertical de la aguja    como una sombra larga e inabarcable….

 Jonathan escribe en su diario, razona, define, descubre   en la pulsión del horror  lo desconocido, somete su naturaleza a un único objetivo: huir… Le acosan vampiras que sangran por la boca, desean poseerlo, beber su sangre.

Mina,  prometida y posterior esposa de Jonathan, es amiga  de Lucy, quien  comienza un degenerativo proceso de salud; sonámbula sueña,  vaga por las estancias como  fantasma y víctima  del “no muerto”.  El Dr. Seward, médico que dirige un manicomio cerca de Carfax, propiedad que ha comprado el conde (razón por la que Jonathan Harker viajó a Transilvania)  lucha con ayuda del erudito  en ciencias ocultas, el holandés Van Helsing, por salvarla; la rodean de ajos y cruces, le hacen transfusiones pero Drácula -transformado en lobo- irrumpe en la habitación de la muchacha y la convierte en vampira. Lucy, posesa, ataca los niños;  Seward   y Van Helsing atraviesan su corazón con una estaca y cortan su cabeza, una de las formas en que se mata a los vampiros.

Mina es infectada por el conde. Los doctores, el joven Morris y el novio de Lucy (lord Godalmint), deciden acabar con el terror que vive Londres; al sanar Mina, quien telepáticamente ha quedado unida al vampiro, es hipnotizada por Van Helsing  quien la motiva a que diga qué infiere de los hechos.  Mina  concluye  con extraordinaria precisión  que Drácula ha huido  de regreso a  Transilvania. El grupo comienza su persecución…

Resfield, paciente de Seward,  come moscas, alimenta arañas y su extraño y cambiante temperamento es razón de análisis por parte del científico; “(…) Posee ciertas características enormemente desarrolladas: egoísmo, reserva y determinación…” “maniaco Zoófago (comedor de vida)”. “Ha puesto una mirada triste, en la que he podido ver una advertencia de peligro,  de repente me  lanzó  una furiosa mirada de reojo propia de un asesino”.  Resfield, antes de ser asesinado por el conde, entrega valiosa información.

Múltiples lecturas, analogías e interpretaciones, suscita esta novela. Sus críticos preguntan y concluyen según  citas del  prologuista Oskar Palmer:

“(…) lo que en realidad narraba era el enfrentamiento entre un grupo de profesionales liberales de la burguesía británica y un monopolista surgido del medioevo (…)”

“(…) la clave reside en el temor victoriano ante la oleada de  emigración experimentada por Londres en las segunda mitad del siglo XIX (…)” 

“¿Parábola cristiana entre el bien y el mal?”

“¿Son sus escenas de horror  (…) una metáfora sobre la sífilis, plaga que por cierto se manifiesta mediante llagas circulares de borde rojizo? “

“El relato del conde Drácula refleja las sociedades secretas, esotéricas y elitistas londinenses (…)”     

 ¿Qué es Drácula en el Siglo XXI?

¿El poder de la ciencia y la tecnología?

¿La   realidad asimétrica?

¿La armas psicotrónicas que mediante   ondas controlan los pensamientos, sentimientos y comportamientos humanos?

 ¿Armas que multiplican la energía emitida  llevándola a la ionosfera y causar desastres naturales, o enviar la radiación en frecuencias que controlan la actividad coronaria y matar miles de personas deteniendo su corazón?

Comments are closed.