El café del Cauca y del Valle se exporta a todos los continentes

0

Análisis del buen comportamiento del café en lo que va corrido de 2014. Según la Federación Nacional de Cafeteros, es posible que este año la producción del grano alcance los 11,3 millones de sacos de 60 kilos (según año cafetero), es decir, un aumento de 3,6 % con respecto al año anterior.

Por Jhonatan Alexander Moreno

jamd2701@gmail.com

Foto: Patricia Rincon Mautner - Federación de Cafeteros
Foto: Patricia Rincon Mautner – Federación de Cafeteros

En esta coyuntura en la que el café vuelve a ocupar las páginas de los principales diarios del país, es válido hacer una retrospectiva de lo que ha representado y sigue representando el café para el Cauca y el Valle.

Históricamente, este grano ha sido uno de los productos de trascendencia en el país y de reconocimiento a nivel internacional por ser de los más suaves del mundo. El Cauca, dadas sus características geográficas y variedad climática, produce cafés de tipos especiales, que son valorados en mercados sofisticados y ello ha permitido un crecimiento importante en los últimos años.

Por su parte, el Valle del Cauca si bien maneja cafés especiales reconocidos a nivel mundial, en esa región comienzan a disminuir los niveles de producción. Sin embargo, en los últimos años, ambos departamentos han logrado llegar a países de los cinco continentes con su producción de café.

El año anterior, el precio mundial del café alcanzó en noviembre su nivel más bajo en los últimos años: se ubicó en US$100,95 por libra. Aunque finalizando ese mes, cerró a US$111,08 por libra.

Cabe destacar que en las últimas semanas, las cosechas del país de mayor producción a nivel mundial, Brasil, han visto amenazada su producción por la variación del clima: temperaturas más altas que las habituales han traído periodos de sequía que causaron daños irreparables en las cosechas. Ante este eventual proceso, en las bolsas de valores del mundo, donde se cotiza el precio del café, el precio internacional del grano se ha vio impulsado y a 5 de febrero cerró en US$143,05 por libra.

Así las cosas, desde el segundo semestre de 2013 el precio internacional del café viene decreciendo: en octubre se ubicó en -7,6 %, y pese a haber tenido una mejoría a finales de noviembre, su precio fue más bajo que en meses anteriores. Sin embargo, es de destacar su repunte en lo que va de este año.

Lo anterior se evidencia a raíz del cambio en las expectativas de los actores involucrados en la cotización del precio del café. Se venía presentando una excesiva oferta productiva en periodos pasados, lo que alentaba a apostar sobre la caída del precio del producto, ante los cambios repentinos del clima y sus posibles daños en las cosechas. Otra es la perspectiva sobre el grano, lo que explica los aumentos de precio que por estos días se están presentando.

Tanto para Colombia como para el departamento del Cauca, en especial para los campesinos e indígenas dedicados al cultivo de este producto, puede resultar ventajosa la tendencia creciente del precio internacional del café, pues debe recordarse que en el paro cafetero del año anterior se evidenciaba una gran preocupación por su precio y que esa fue la causa de las medidas que tomó el Gobierno de subsidiar a los productores, después de la presión ejercida por el organización social que se denominó Dignidad Cafetera.

Se constata, además, que los beneficios pueden ser mejores, dado que la producción nacional de café aumento un 40,57 % del 2012 a 2013, al pasar de 7,7 a 10,9 millones de sacos de 60 Kg, aproximadamente, de acuerdo con cifras de la Federación Nacional de Cafeteros. La tendencia sigue en aumento: a enero de 2014 hubo un incremento del
15,2 %, respecto del mismo mes en el año anterior, al pasar de 877 mil a 1,01 millones de sacos.

Según las políticas de renovación de cafetales presentadas en ese gremio, tales resultados son consecuencia del incremento de la productividad por hectárea sembrada. De esa manera, esperan seguir aumentando los niveles de producción.

A estos aspectos benéficos, se suma el alza de la tasa de cambio, que es el precio en pesos colombianos que se paga por cada dólar. Dado que las exportaciones han aumentado, el sector tenderá a tener mayores ingresos, pues el precio del dólar se ubica en aproximadamente $2.000, después de haber alcanzado su precio más bajo en 2011: alrededor de $1.759,48.

El café de Cauca y Valle

El café producido en el Cauca, junto al de otros departamentos vecinos, tienen unas características especiales. Al ubicarse en una altitud cuya temperatura es menos elevada que en donde se cultivan los tradicionales cafés del centro del país, el grano del Cauca tiene gran consistencia y homogeneidad, es de mayor acidez y goza de otras particularidades como cuerpo medio, impresión global balanceada, taza limpia, suave y con algunas notas dulces y florales, que convierten al departamento en un potencial de demanda por mercados sofisticados. Eso fue lo que llevó al Cauca a constituirse en uno de los primeros departamentos en tener las IGP/DO (Índice Geográfico de Procedencia – Denominación de Origen) regional en el país, lo que garantiza que el producto sea originario de éste territorio.

CafesAtributos del café del Cauca

Las condiciones especiales del café caucano, mostradas a través de esos indicadores geográficos de procedencia, verifican la autenticidad de las marcas, lo cual demuestra que lo extraordinario del producto no solo es por las condiciones climáticas que lo permiten, sino que es así como se ve reflejado el esfuerzo de las diferentes comunidades que se dedican a su producción.

En cuanto al café del Valle del Cauca, aunque no tiene una certificación de origen como el del Cauca, la producción en ese departamento se ha caracterizado por introducir estándares que le permiten la sostenibilidad de la región: recuperación de cuencas hídricas y equilibrio permanente entre las esferas sociales de lo ambiental y lo económico.

Por otra parte, gracias a los programas de cafés especiales, en 2012 en el Concurso de Catación Internacional del Café, Rainforest Alliance, realizado en el marco de la feria anual de la Asociación Americana de Cafés Especiales (SCAA) en Estados Unidos, se consideró al café de Caicedonia, Valle, como uno de los mejores del mundo.

En términos de las cuentas nacionales, la participación de la producción del café del Cauca respecto a Colombia, viene tomando relativamente una mayor importancia. El Departamento pasó de tener una producción de 181 mil millones de pesos en 2009, con una participación del 7,66% en la producción nacional de café, a 190 mil millones de pesos en 2012, con lo que alcanzó el 8,01 por ciento de la producción en el país.

Otra es la situación que se presenta en el Valle del Cauca, que en el periodo de 2009 a 2012 ha reducido su producción a nivel nacional, pues pasó de tener una participación mayor que la del Cauca en 2009, al ubicarse en 8,43 %, hasta descender en 2012 en 7,08 %.

Para el Cauca, lo anterior tiene su explicación en el aumento que ha presentado las áreas cultivadas en la región: de tener 73,34 a 91,61 miles de hectáreas cultivadas, lo que representa una variación de 24,91 % de 2010 a 2013. Mientras que para el Valle sucede lo contrario: pasó de 74,74 en 2009 a 68,39 miles de hectáreas en 2013, una variación negativa del -8,49 %. El año anterior en el país se cultivaron 974,01 mil hectáreas, lo que equivale a que el Cauca tiene incidencia de 9,41 % y el Valle del 7,02 % del total de área cultivada.

Si bien el café para el Cauca comienza a cobrar mayor trascendencia, su aporte a la producción interna bruta del departamento viene en retroceso: en 2009 representó un 3,04 % y en 2012 pasó a 2,86 %. Esto es el reflejo de la caída del sector agropecuario en general pues otras actividades comienzan a tener mejores condiciones, dado que aportan mayor valor agregado en la producción, es el caso del sector servicios, que a 2012 representó un 24,4 % del total del PIB del departamento.

Para el Valle del Cauca, se evidencia un retroceso, este se ve reflejado también en su aporte al producto interno bruto el departamento: pasó de aportar el 0,47 % en 2009 a representar el 0,36 % en 2012, que contrasta con un 26,2 % de participación de sector financiero e inmobiliario, que fue el más fuerte en el Valle para el 2012.

Exportaciones de Cauca y Valle

En términos de comercio exterior, el café es uno de los productos que más se exporta en el Cauca. En los últimos cuatro años alcanzó su mayor valor en dólares FOB (medición a puerto de carga convenido), en US$108.015.610,26 en 2011, presentando una disminución bastante alta el año siguiente, cuyo valor exportado fue de US$63.675.005,06, es decir que tuvo una variación negativa de -41,05%, y hasta noviembre de 2013 alcanzó un incremento del 32,51 %, ubicándose en US$84.375.817,86 del total exportado.

El Valle del Cauca ha tenido una tendencia similar: en 2011 alcanzó su máximo nivel de exportación en US$109.252.377,68; el siguiente año tuvo un descenso de -41,39 % y para el 2013 tan solo creció un 1,15 % respecto al año anterior, con US$64.769.285,84 exportado, lo que implica que el Cauca exportó un 23,24 % más que el Valle del Cauca.

Es posible evidenciar que si bien en algunos años los volúmenes exportados son mayores, estos no reflejan un incremento de los valores en dinero. Por ejemplo, en 2013, el Cauca tuvo niveles de exportación mayores, pero reflejado en términos de dólares es menor que otro años. Ello se explica por las variaciones de los precios internacionales del café que se mostraron al inicio del informe.

Por otra parte, es posible indagar los países hacia donde fue exportado el café del Cauca en 2013: del total de las exportaciones, el primer socio comercial cafetero fue Estados Unidos, seguido de otros países de Asia, Europa y Oceanía, lugares donde prefieren consumir tipos de cafés con características especiales como los producidos en la región, pues sus certificaciones orgánicas y de origen lo hacen atractivo para este tipo de mercados, donde los consumidores son exigentes en términos de calidad en sus alimentos.(Ver gráfica 7).

En la categoría “otros”, se evidencia que el Cauca lleva su café a países de todos los continentes: a Australia, Suecia, Noruega, Nueva Zelanda, Malaysia, Taiwán, México, Antillas Holandesas, Portugal, Italia, Países Bajos, Francia, Vietnam, Egipto, China, Israel, República de Sudáfrica, Georgia y a Letonia.

En el caso el Valle del Cauca, para el año 2013, del total de las exportaciones el primer socio comercial cafetero, al igual que el Cauca, fue Estados Unidos, seguido de otros países de Asia, Europa, Oceanía y África.

En cuanto a los “otros”, aumentaron los destinos y suman un 7,1 %, entre ellos se encuentran Países Bajos, Malaysia, Francia, Suecia, España, Taiwán, Rusia, China, Singapur, Letonia, Arabia Saudita, Jordania, México, Nueva Zelanda, Italia, Chile, y Suiza.

Dificultades y futuro del café en la región

Ahora bien, para los productores de café se presentan algunas dificultades, que de acuerdo con Olga Lucía Cadena y Carlos Enrique Corredor, expertos en economía campesina de la Universidad de Cauca, se convierten en desventajas pues estos con el paso de los años han generado dependencia de insumos externos, lo que ha lleva a perder autonomía en múltiples aspectos de la vida rural campesina, tal es el caso de la soberanía alimentaria, porque el producto tiende a convertirse en monocultivo.

Si se tiene en cuenta la forma de producción, muchos caficultores tienen un legado de herencia respecto al tema, han cultivado toda su vida, pero deben mejorar muchos aspectos de la cadena productiva, que les permitiría tener un mejor acceso a los mercados. De ahí que se deban seguir propiciando tecnologías y un fortalecimiento organizacional de base, pues en su mayoría son pequeños productores en parcelas que cultivan para subsistir.

Siguiendo esa misma línea, se tiende a producir por producir; es decir, no hay estudios reales de las especificaciones de demanda de otros mercados, así, los productores dependen de intermediarios que compran a precios bajos el café verde, y son pocos los que realizan procesos de transformación, en tanto existe poca innovación.

Respecto al futuro de café en la región, Corredor argumenta: “Creo que es un producto que seguirá estando en las tierra de los pequeños campesinos caucanos, ya se ha generado una cultura alrededor de este producto y se tienen experiencias y conocimientos en diferentes instancias locales sobre sus particularidades y el desarrollo de formas diferentes de actuar tanto en el ámbito productivo como del mercado”.

De otra parte, Cadena sugiere que debe haber un proceso de repensarse la caficultura en éstos departamentos, y es ahí donde “la Federación Nacional de Cafeteros es un actor principal para la generación de políticas cafeteras, haciendo presencia constante en el campo junto a las comunidades, siendo ellos el intermediario e informador de primer orden; al tiempo que deben promover incentivos a la diversificación de subproductos del café para aprovechar los distintos mercados”.

Comments are closed.