El Clavo Reloaded

0

CÉSAR LÓPEZPor. César López

Director de la Revista El Clavo

@cesarlopez_

…o recargado. El Clavo es el nombre de una propuesta de comunicación dirigida a jóvenes que busca generar pensamiento crítico y opinión, todo dirigido hacia la transformación positiva de la sociedad colombiana; un cuento muy utópico y hasta filosófico. Pues precisamente gracias a ese sueño es que El Clavo tiene 17 años desde su fundación por parte de cinco estudiantes de la Universidad Javeriana. Una publicación que buscó pullar e incomodar con su contenido, ahora una empresa de medios de comunicación con gran proyección.

Cada año y por esta época me siento a escribir a manera de balance sobre el estado de El Clavo, una apuesta que destaca el liderazgo de muchos jóvenes y que demuestra que ‘sí se puede montar empresa’, frase que se repite todos los domingos a las 4:30 pm por Telepacífico en Dando en el clavo, el programa de emprendimiento que destaca diversas iniciativas juveniles, historias de pelados que se la juegan por montar empresa. Decía que la apuesta de El Clavo es visibilizar los liderazgos y propuestas de otros jóvenes que ‘Dan en el clavo’, algunos de ellos opacados por las noticias negativas y malas que venden los medios y que piden las audiencias. Porque los referentes para muchos pelados son personas que se mueven en el tema del dinero fácil en una sociedad sin valores y límites. Es ahí donde El Clavo busca ser una alternativa.

Dentro de la historia de El Clavo está el Internet y años después las redes sociales, ése mundo en el que todavía nos estamos adaptando y para el que debemos educarnos buscando hacer buen uso de las herramientas virtuales, mientras eso no suceda, Internet seguirá siendo el lugar común para el bullyng, perder el tiempo y fantasear, típico para un país pobre donde el Gobierno no invierte en lo fundamental, sino en lo coyuntural para subir encuestas y jugar a la mal llamada “política”, más bien empresa electoral. Entonces, en éste ciber espacio entra ElClavo.com y sus perfiles en redes sociales; ahí la apuesta es la misma pero la estrategia otra, pero siempre buscando seducir a nuevos públicos y llevarles el mensaje de Reflexionar / Reír, la filosofía de El Clavo.

Volviendo al balance anual, tenemos que El Clavo ha logrado estructurar una propuesta editorial impresa a través de contenido colaborativo construido por jóvenes provenientes de diferentes sectores y disciplinas, este año el impreso llegará a 74 ediciones publicadas. Por otro lado, se logró abrir nuevos espacios de comunicación como el programa radial de opinión en Univalle Estéreo los martes a las 9:00pm, el cual inicia una nueva etapa luego de la experiencia de cinco años de El Clavo en Radio en Javieriana Estéreo, espacio que entró en receso para reconfigurar su propuesta cultural.

Pero al mencionar El Clavo Reloaded, se refiere también al próximo lanzamiento de un programa de televisión tipo magazín por Telepacífico, luego del éxito de Dando en El Clavo, que nos enseñó un poco del negocio de la Televisión. Entonces El Clavo Televisión tendrá a reconocidos líderes de opinión que se han posicionado en el segmento joven, pero ahora la apuesta es por los adultos contemporáneos, target que exige mayor madurez y consistencia por parte de la propuesta editorial.

Finalmente, vale la pena destacar la alianza con esta casa editorial, El Pueblo, gracias al apoyo de María Clara Navia y Héctor Riveros, nos ha permitido construir una agenda cultural y reconocer la Cali artística que no termina, donde abundan todo tipo de propuestas. Este ejercicio ha sido vital para mirar hacia miles de caleños que al igual que los de El Clavo se la juegan toda por esta ciudad y por la construcción de espacios de participación. Publicar cada semana y desde el 4 de mayo de este año, nos ha dado disciplina, nos ha exigido como empresa de medios y nos ha dado la alegría de destacar a muchos emprendedores culturales.

Un año más de clavo, de dar en el clavo, de pulirnos, de dar donde es y de construcción constante. Nuestra terquedad nos acompaña siempre, pero seguimos creyendo y tal vez eso es lo importante. Llegó el momento de reinventarnos, esperamos dar la talla y seguir siendo lo básico, una herramienta, un clavo.

Comments are closed.