El deporte vallecaucano, en cuidados intensivos

0

La situación económica del departamento del Valle del Cauca ha puesto sobre la mesa esta semana una cruda crisis al interior de Indervalle, el primero de los retos del nuevo gerente Giovanni Ramírez, ya que 102 técnicos rojiblancos están trabajando sin tener contrato vigente con la entidad.

El nuevo gerente se ha encontrado con una institución en quiebra y con múltiples asuntos por resolver, pero se ha dado tiempo para conocer a Indervalle
El nuevo gerente se ha encontrado con una institución en quiebra y con múltiples asuntos por resolver, pero se ha dado tiempo para conocer a Indervalle

Esta semana, el departamento más próspero en el deporte nacional quedó en jaque. Desde el primer día de octubre, siete entrenadores de distintas Ligas Deportivas del Valle han venido trabajando por su propia voluntad, y hasta responsabilidad, ya que desde entonces se les terminó el contrato que tenían firmado con Indervalle.

La terminación del contrato no hubiera sido un problema si la institución no estuviera sumida en una crisis financiera, tal como lo está también el departamento entero en todos sus frentes por cuenta de los problemas administrativos que sufrió en años anteriores y que llevaron al actual gobernador, Ubeimar Delgado Blandón, a declarar al Valle en Ley de reestructuración, con el fin de buscar salidas a tantas deudas.

En el deporte, uno de los cambios que implicó esta movida del gobernador fue cambiar el gerente de Indervalle, Luis Fernando Martínez, a la gerencia de la Industria de Licores del Valle, y nombrar en el cargo deportivo al ingeniero Giovanni Ramírez. Antes de eso, en la interinidad estuvo gerenciando la institución rojiblanca el ex alcalde de Vijes, Bernardo Sánchez.

Los siete entrenadores vallecaucanos que terminaron contrato con el departamento el 1 de octubre de este año, vieron afectada la renovación correspondiente cuando por esos días se dio el nombramiento de Ramírez como gerente en propiedad. Con esto, Bernardo Sánchez salió de la interinidad para regresar a la subgerencia de la institución y entonces todo debió comenzar de cero, pues Ramírez no había sido cercano a un cargo en el deporte hasta entonces.

Al acoplarse a su nuevo puesto, y con el pasar de los días, el gerente del Instituto de Deporte del Valle debió recibir la obra parcialmente terminada de la Villa Deportiva, pero además comenzó a recibir peticiones de dinero para cada una de las Ligas, para técnicos, proveedores, delegados, y una larga lista de obligaciones.

La respuesta de Ramírez no pudo ser otra más que espera hasta evaluar el estado financiero de la institución, y es que hasta hace poco se conoció que el deporte vallecaucano ha dejado de recibir en los últimos meses cerca de 7.000 millones de pesos por cuenta de la crisis en la Gobernación, aunque no es del todo claro este déficit, ya que hasta la salida de Luis Fernando Martínez no se había documentado este vacío en estos recursos.

Los contratos de los técnicos, en el aire

Ricardo Molina y Orlando Yepez en patinaje de carreras, y Janeth Hatiuska en nado sincronizado son apenas tres ejemplos de los siete entrenadores que han trabajado hasta ahora un mes y medio sin tener ningún contrato con Indervalle, aunque aferrados al optimismo de que su trabajo será reconocido.

Uno de los entrenadores más exitosos del Valle es Orlando Yepez, de patinaje de carreras, formador de campeones mundiales, pero afectado desde hace un mes por la terminación de su contrato
Uno de los entrenadores más exitosos del Valle es Orlando Yepez, de patinaje de carreras, formador de campeones mundiales, pero afectado desde hace un mes por la terminación de su contrato

“El gerente nos explicó la situación y lo entendemos. Lo más sabio que podía hacer era evaluar primero cómo estaba Indervalle y para nadie es un secreto que estamos en crisis en todo el departamento. Nos explicó que es difícil reconocernos desde lo legal el tiempo que hemos trabajado sin contrato porque los contratos públicos se efectúan bajo la figura de hechos cumplidos, lo que quiere decir que primero debe firmarse el contrato y luego prestarse los servicios, pues todo lo que se haga sin contrato no será reconocido por el estado” puntualizó Orlando Yepez.

Lo que se ha conocido es que desde Indervalle ya trabajan en solucionar el problema que se ha presentado con estos siete entrenadores, cuya situación ya comienza a ser crítica “porque afecta nuestra estabilidad económica y profesional”, según argumenta el profesor Yepez, de la Liga Vallecaucana de Patinaje.

Sin embargo, la situación se agravó desde este viernes, cuando también terminaron contrato vigente otros 95 técnicos de todas las Ligas del Valle, lo que pone en peligro el desarrollo y participación de la delegación vallecaucana en las competencias nacionales que por estos días se preparan en todos los deportes, así como el proceso de cara a los Juegos Nacionales 2015.

Ricardo Canal, presidente de la Asociación de Técnicos del Valle del Cauca, asegura que el problema no solo está en la desaparición de los 7.000 millones, sino en el sistema de contratación que se ha implementado este año para los técnicos, ya que mes a mes se fueron firmando acuerdos con grupos de ellos sin tener una uniformidad.

Esta irregularidad en el sistema de contratación ha llevado a que algunos técnicos hayan firmado hasta dos renovaciones de su contrato tras los 11 meses que van del año.

“Estamos trabajando por amor al departamento y al deporte. Un ejemplo es Janeth (Hatiuska), quien viajó con Colombia a los Juegos Bolivarianos de Perú y está en la misma condición de nosotros, con hijos por sostener y muchas obligaciones personales, pero entregándolo todo por el Valle y por Colombia” puntualizó Canal.

Según conoció EL PUEBLO, todos los técnicos afectados por la crisis en la contratación con Indervalle fueron citados por el gerente Giovanni Ramírez y son esperados en la institución sobre las 8:00 de la mañana de este lunes para encontrar una salida al problema.

Lo que gana un técnico en el Valle

La entrenadora de nado sincronizado, Janeth Hatiuska, se encuentra en Perú acompañando al equipo colombiano en los Juegos Bolivarianos, pero permanece sin contrato en el Valle
La entrenadora de nado sincronizado, Janeth Hatiuska, está en Perú con el equipo colombiano en Juegos Bolivarianos, pero permanece sin contrato en el Valle

En promedio, un técnico puede ganar 2’200.000 pesos si se trata de un técnico nacional, o 1’500.000 pesos si se trata de un técnico local o regional. Este salario es integral, lo que implica que de allí debe ser pagado de forma particular todo tipo de seguridad social, como la salud, la pensión y demás.

Algunos de los entrenadores del departamento, cuyas Ligas son productivas en sus estructuras administrativas, reciben además una bonificación mensual que les ayuda a hacer su condición estable, pero el número de entrenadores que cuentan con este apoyo no asciende de diez.

Comments are closed.