El destino del ELN en el Cauca

0

Después de que se entregaran treinta hombres de la compañía Lucho Quintero Giraldo del ELN, perteneciente al frente Manuel Vásquez Castaño, ¿cómo queda esta guerrilla en el Cauca?

Por Andrés Córdoba  y Edinson Bolaños

Portada ELN

El pasado martes 16 de julio, treinta hombres de la compañía Lucho Quintero Giraldo del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que pertenecían al frente de guerra Manuel Vásquez Castaño, se entregaron con sus fusiles al gobierno colombiano.

La limpieza y el buen estado de sus prendas contrastaba con la imagen de una guerrilla diezmada y acorralada en la selva; lo que hizo recordar la falsa desmovilización del frente Cacica La Gaitana de las Farc, el 7 de mayo de 2006 en Alvarado, Tolima, presentada por el entonces alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo.

Las dudas frente a la masiva desmovilización no se hicieron esperar. Varios líderes de opinión y medios de comunicación nacional pusieron en entredicho la entrega de los treinta combatientes del ELN, que desde hacía cuatro meses, según el Ejército Nacional, se venían preparando para su reinserción a la vida civil.

Por un lado, la revista Semana en su página web criticó el hecho afirmando que los guerrilleros que se desmovilizaban estaban “estrenando uniformes, botas y morrales”, mientras que la versión del diario El País se sustentó en el análisis de Ariel Ávila, quien aseguró que “estos desmovilizados no son de ‘vieja data’ en el ELN. Es gente muy nueva, de la que entró a la guerrilla cuando hicieron alianza con Los Rastrojos. Seguramente son milicianos, no vienen del monte, sino que son cuadros urbanos».

La versión del analista Ariel Ávila podría tener lógica si analizamos las alianzas entre grupos armados ilegales que históricamente se conocen y que, según fuentes anónimas, se dieron hasta antes de 2009 entre el ELN y Los Rastrojos, en Balboa, Argelia y la costa Pacífica del Cauca.

Pero este pacto cambió después de que un hecho generara una serie de conflictos entre estos dos grupos armados. Eso hizo que el ELN resultara aliándose con las Farc para sacar a Los Rastrojos de la zona. “Hubo algo en la estructura, Rastrojos-ELN que generó esa discordia alrededor del narcotráfico, es decir, la plata. Creo que eso hizo que el ELN se apartara de Los Rastrojos y los atacara. Ahí entraron las Farc, aprovecharon y se aliaron con el ELN en el municipio de El Tambo”, dijeron estas fuentes.

Así pues, el detonante para que posteriormente se desatara la guerra contra Los Rastrojos, se dio cuando estos últimos raptaron a un líder guerrillero de las Farc y lo entregaron descuartizado. Ante esto, la guerrilla respondió de manera contundente y un mes después cometió la masacre contra cuarenta y cinco hombres de esta banda criminal, dato que no fue confirmado oficialmente. Sin embargo, se sabe que quince miembros de Los Rastrojos fueron recogidos en jurisdicción de Argelia, Cauca, por la fuerza pública.

Así las cosas, todo indica que las alianzas entre estos grupos armados ilegales se han presentado, pero no se tiene certeza si producto de este tipo de pactos fue que se engrosaron las filas de la compañía Lucho Quintero Giraldo que se desmovilizaron, y que es la premisa que varios sectores del país tienen, incluido el analista Ariel Ávila.

Frente a las dudas que Semana.com sembró, allí mismo se publicó un video que catalogaron como la prueba reina y que, según ellos, confirmaba la veracidad de la desmovilización y disipaba las dudas que se tejieron alrededor del proceso. En la primera parte de la grabación, la revista muestra que el cambio de uniforme “fue una acción voluntaria de los hoy exintegrantes del ELN y no premeditada o impuesta por los oficiales del ejército”.

En una segunda parte, según la revista, “se observa a uno de los oficiales que coordinó todo el trabajo de campo con los subversivos, explicándoles las medidas de seguridad que debían tener en cuenta al momento de abordar el helicóptero y durante el vuelo”.

Finalmente, en las imágenes del video se muestra el abordaje al helicóptero y se observa que en la zona del encuentro están los desmovilizados, los dos oficiales de la operación y un emisario, que actuó como intermediario durante los cuatro meses que duró la rendición.

La historia del ELN en el Cauca

El Ejército de Liberación Nacional (ELN), según Irley Ernedis Collazos Sánchez o  alias  El Tigre, llegó al Cauca en 1989, cuando Manuel Vásquez Castaño pasó por el sur de este departamento por la zona de Santa Rosa, La Sierra, La Vega y San Sebastián. Mientras que la compañía Lucho Quintero Giraldo surgió en el año 2000, en el departamento del Valle, específicamente en los Farallones de Cali.

Así se encuentra distribuido el ELN en el Cauca
Así se encuentra distribuido el ELN en el Cauca

Para el 2001, alias El Tigre asumió la comandancia de esa compañía y quedó como el segundo hombre más importante. Mientras que el jefe inmediato del Frente de Guerra Suroccidental es alias El Tío.

En total, en el Cauca hay dos estructuras: básicamente, está el Frente José María Becerra y el Manuel Vásquez Castaño. La compañía Lucho Quintero Giraldo hacía parte de la estructura del frente Manuel Vásquez Castaño y estaba conformada por cuarenta y dos guerrilleros. Otra de las compañías que opera en el suroccidente del departamento es la Camilo Cienfuegos.

Sin embargo, para el Comandante de la Brigada 29 del Ejército, coronel Alejandro Pinzón, la guerrilla del ELN en el Cauca contaba con ciento doce hombres, pero después de la desmovilización quedaron aproximadamente sesenta. Para Pinzón, esta estructura ha perdido cerca del 50 % de los efectivos, en relación a los que tenía hace aproximadamente un año y medio.

Y es que según las cifras del Ejército Nacional, desde 2002 a la fecha se han desmovilizado cerca de 26.357 personas, de los cuales el 14 %, equivalente a 3.696 personas, son del ELN, y en lo que va corrido del 2013 en el resto del país se han entregado 110 guerrilleros de este grupo armado ilegal.

En comparación con el mismo periodo del año anterior, las desmovilizaciones individuales del ELN aumentaron en un 41 %, y sumando estos 30 desmovilizados que hoy se están presentando, el porcentaje aumenta a un 79 %.

La mayoría de los 30 desmovilizados hacían parte del grupo de logística, es decir que eran los encargados establecer las rutas del narcotráfico, el procesamiento de droga y manejar las finanzas que se derivaban de estas actividades y  de otras como la minería.

Rutas Fluviales y terrestres utilizadas por el ELN para el tráfico de armas y estupefacientes.
Rutas Fluviales y terrestres utilizadas por el ELN para el tráfico de armas y estupefacientes.

De hecho, el ELN mantiene presencia activa en el departamento del Cauca a través de sus principales actividades como la conservación y defensa de territorios caracterizados por la presencia de cultivos ilícitos. Según las autoridades, en el municipio de El Tambo, su principal área de influencia, se concentrarían aproximadamente mil hectáreas de hoja de coca.

Para las autoridades, su  estado de repliegue y defensa de territorio de cultivos ilícitos,  se traducen  la inactividad en materia terrorista durante 2013, contrastando con la adopción de modelos criminales ilícitos, para articular y generar alianzas en función del narcotráfico, siendo el principal lineamiento en el que soportan su vigencia criminal, al mismo tiempo, este factor se constituye en detonante de eventuales disputas territoriales con las Farc.  

A pesar de que se desconoce qué pasará con los doce miembros de la compañía Lucho Quintero Giraldo que no decidieron desmovilizarse ni quién asumirá su  comandancia, se cree que el desarme de casi toda una cuadrilla del ELN debilitará aún más esta guerrilla en el departamento.

Estos hechos se dan después de que hace unos días, el Comando Central del ELN respondiera de manera negativa a la Conferencia Episcopal sobre la pretensión, de algunos obispos, de que este grupo subversivo se desarmara como elemento condicionante para que el Gobierno iniciara un proceso de paz como el que se desarrolla en Cuba con las Farc.

Comments are closed.