El encocado Tumaqueño estrella de la muestra gastronómica del Petronio

0

El Petronio Álvarez cuenta las mejores historias y en esta fiesta no le puede faltar el tradicional, poderoso y exquisito encocado, uno de los platillos de la cultura negra que encanta por su sabor, contextura y preparación a propios y extraños que están por estos días en Cali.

Pocas son las expertas en la cocina de mar y solo ellas pueden contar con propiedad en qué consiste la preparación ancestral y mística de un encocado, que tiene como base camarón, pulpo, coco, plátano pintón, limón y refrito.

Cuenta la tumaqueña, Graciela “Gacha” Hurtado: “Por generaciones en mi familia se han preparado los mejores platillos típicos de mi raza, el marisco y la leche de coco son decisivos, pero el toque secreto los tenemos nosotras en las manos, heredado de madres y abuelas es un sentir y una conexión que le da la tierra Pacífico a uno”.

“El encocado es de mis favoritos y cuando puedo brindar uno de mis preparaciones, elijo este, porque desde que se empieza a calentar el aceite achiotado mezclado con las cebollas, el ajo, el pimentón, el ají dulce, el tomate, el cilantro cimarrón, el poleo y las especias, ese aroma que suelta empieza a atrapar el gusto, que cuando lo come, lo lleva a imaginarse una vida allá en la playas de mi tierra”.

La abuela Gacha acompañada de su nieta Edith de 5 años, tiene un puesto de comida en las muestras gastronómicas de la ciudadela Petronio Álvarez, en el que exhibe las comidas que le enseñaron a preparar sus viejos, deleitando a los asistentes de la ciudadela que vienen en busca de la mejor comida del suroccidente colombiano.

La tumaqueña explica sobre la tradición familiar de transmitir el conocimiento de su cultura a las nuevas generaciones: “En mano de uno está que los niños aprendan y sientan qué es la vida; qué es conocer, tener orgullo y vivir conectado con la tierra y lo que ella nos da. Nada se debe forzar. El saber llega a todos para no dejarnos más”.

El Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez es el espacio en el cual  se encuentran historias y se adquieren vivencias, esas que a través de la comida, de la música, de los instrumentos, los trajes, colores y su gente, transportan a muchos al atrapante Pacífico colombiano, un lugar mágico por su trópico y monzónico que cautiva a quien llega hasta allí.

 

 


Fuente: http://www.cali.gov.co/

Comments are closed.