El Fiscal Bonaparte

0

pablo-uribe

Por: Pablo Uribe

Twitter: @pablouribe90

No hay peor tiranía que aquella que se perpetúa bajo el escudo de la Ley y en nombre de la justicia”. – Charles de Montesquieu.

En el país está fluyendo cada vez más una corriente de agitación e inestabilidad. Cada día que pasa, nuestros ciudadanos tienen que soportar una andanada de manifestaciones agresivas, enviadas desde la oficina del Fiscal General de la Nación: el señor Eduardo Montealegre.

Actuando como si fuese Napoleón (con quien sólo comparte la estatura) el señor Montealegre se ha despachado contra todo aquel que ose cruzarse en su camino. La señora Contralora Morelli tuvo que vivir en carne propia la furia del Fiscal, ya que le tocó huir del país como una fugitiva; pues su captura ordenada desde la fiscalía, era más que inminente. No sé si Morelli es culpable de lo que se le acusa pero, causa mucha perspicacia que el Fiscal haya decidido “caerle encima” justo después de que la Contralora lo acusó de seguir recibiendo dineros de Saludcoop incluso siendo Fiscal General.

La nueva víctima del Fiscal es el Congreso de la República. Esta vez, con la excusa de la “Reforma del Equilibrio de Poderes” el señor Montealegre la emprendió contra nuestro Congreso comparándolo vergonzosamente, con el grupo terrorista del M-19; diciendo que la institución estaba realizando un asalto a la justicia, comparable con la toma del Palacio de Justicia, episodio en donde fueron asesinados a sangre fría varios Magistrados de la Corte Suprema. Pero no contento con esta exposición de injurias, el Fiscal les pidió a los funcionarios judiciales que salieran -otra vez en menos de un año- a protestar contra la reforma que tramita el Congreso.

Primero, resulta indignante que a nuestro Congreso lo estén poniendo al nivel de un grupo de asesinos como lo fue el M-19. Puede que no nos sintamos orgullosos de las cochinadas que hacen muchos congresistas, pero una cosa es eso y otra muy diferente es tratar de humillar a uno de los órganos más importantes de nuestra democracia: la más antigua de Latinoamérica.

Segundo, la crítica del Fiscal no nació por la reforma en sí misma; sino por la propuesta de la senadora Claudia López. Lo que plantea López básicamente es, crear un tribunal para juzgar altos funcionarios del gobierno: entre los cuales está el Fiscal General. Y ahí si uno entiende porque es que el señor Montealegre está tan bravo. Porque ya no va a tener un juicio político en el Congreso, donde además, nadie ha salido condenado nunca; sino que va a tener que someterse a un juicio en derecho, en un tribunal judicial.

Pero lo que más indigna de todo el episodio es que mientras el Fiscal está más preocupado en salvarse el pellejo, los bandidos andan tranquilos por la calle haciendo de las suyas pues saben que están protegidos por el manto de la impunidad.

En el último balance de funcionamiento del sistema penal acusatorio que hizo la Corporación Excelencia en la Justicia se encontró que: tan sólo el 6 % de las noticias criminales terminan en una sentencia. Es decir, menos de una décima parte de los crímenes que conocen las autoridades, terminan en una sentencia. Pero además, en otras investigaciones, se encontró que el 18,5 % de los colombianos (casi uno de cada 5) han sido víctimas de un delito; solo el 24% de las personas que han sido víctimas de un crimen, lo han denunciado ante las autoridades. Y para rematar la imagen desfavorable de la Fiscalía es del 52%.

Cuando se trata de seguridad, la Fiscalía es igual de importante que la Policía; pues los fiscales son los encargados de que a través de un juicio, los criminales terminen en la cárcel. Sin lugar a dudas, la Fiscalía está fallando y es en parte por esto que la inseguridad está desbordada en todas las ciudades de Colombia.

El Fiscal debería preocuparse más por hacer bien su trabajo que por quién lo está juzgando. Sólo Dios sabe cuánto necesitamos una justicia eficiente. El país no aguanta más inseguridad y para vencer la criminalidad necesitamos que el Fiscal haga bien el trabajo por el que le estamos pagando los colombianos.

Comments are closed.