El regalo de reyes

0

Por: Floro Hermes Gómez Pineda

Twitter: @Florohermes

El pasado martes 5 de enero, víspera del Día de Reyes, el Banco Mundial publicó en Washington el informe Global Economic Prospects, January 2021, el cual prevé para Colombia un crecimiento económico positivos del 4.9% “respaldado por una sólida demanda”.

¿Qué quiere decir esta cifra en términos globales y regionales? Teniendo en cuenta que el informe vaticina un crecimiento económico mundial del 4% y de un 3.7% para la región de América Latina y el Caribe, esto significa un buen regalo de Día de Reyes para nuestro país: nos augura una expansión de 0,9% por encima de la previsión mundial y de 1.2% por encima de la señalada para la región

En contexto, el panorama es muy bueno:

Con respecto a la Comunidad Andina de Naciones, es así: Perú con 7,6%, Colombia con 4.9%, Bolivia con 3,9% y Ecuador con 3,5%.

En relación con la Alianza del Pacífico, la previsión de crecimiento para 2021 es como sigue: Perú con 7,6%, Colombia con 4.9%, Chile con 4,2% y México con 3,7%.

Dentro del marco de suramericano, se pronostica lo siguiente: Perú con 7,6%, Colombia y Argentina con 4.9%, Chile con 4,2%, Bolivia con 3,9%, Ecuador con 3,5%, Uruguay con 3,4%, Paraguay con 3,3% y Brasil con 3%. Sobre Venezuela no existen proyecciones.

Pero, no todo es color de rosa: el mismo informe advierte que esta previsión puede ser afectada por “la imposibilidad de frenar la propagación de la pandemia, dificultades para distribuir la vacuna, estrés financiero externo en medio de una deuda elevada, un resurgimiento del malestar social y las perturbaciones relacionadas con el cambio climático y desastres”.

Con respecto a estas advertencias, se desprende que tenemos dos grandes fortalezas, nuestra sólida demanda y las flexibilizaciones de las restricciones por la pandemia; pero, tenemos tres grandes amenazas: el mal manejo de las flexibilizaciones de las restricciones por la pandemia, una indisciplina social creciente sumada a unos gobiernos locales blandos y carentes de autoridad impotentes para frenar la propagación de la pandemia, el resurgimiento del malestar social y las perturbaciones relacionadas con el cambio climático y desastres.

En conclusión: 2021 (que comenzó con un endemoniado crecimiento de nuevos casos por la CoViD-19) será un gran reto nacional, regional y local para contener la propagación de la pandemia, mantener nuestra sólida demanda, establecer audaces políticas sociales que mitiguen el malestar social y rezar para que los responsables de las perturbaciones relacionadas con el cambio climático (las grandes potencias) asuman su compromiso con el planeta.

 

 

Comments are closed.