El sector de la construcción entre enero y junio de 2016 creció un 20%

0

Como un buen semestre para las ventas de vivienda nueva en Cali y su área de influencia, catalogó Camacol Valle los primeros seis meses de 2016.

Entre enero y junio las ventas totales fueron de 9.612 unidades, presentando un crecimiento del 20% (1.528 unidades más) con respecto al mismo semestre del año 2015. El 54% de las ventas fue liderado por el segmento NO VIS (Viviendas mayores a los $93 millones) y el restante 46% corresponden al segmento VIS.

Jamundí fue el municipio que lideró este dinamismo con 3.846 unidades vendidas, seguido por Cali con 3.600 unidades, Palmira con 1.189, Candelaria con 465, Yumbo con 430 y Puerto tejada con 82 unidades.

Por su parte, la oferta de vivienda presentó una variación del -4% al pasar de 7.036 unidades de junio de 2015 a 6.729 unidades a junio de 2016. El 74% de esta oferta corresponde a proyectos de más de $93 millones.

Las iniciaciones de obra presentaron un decrecimiento en el I semestre de 2016 del 31%. Dicho decrecimiento lo lidera la ciudad de Palmira con -73% seguido de Cali con el -16%, situación que preocupa al sector constructor. “Un buen indicador para determinar qué tan fácil es hacer negocios en una ciudad para este sector, son las iniciaciones de obra, pues permiten determinar cómo la falta de certeza jurídica sobre un territorio, afecta la construcción de vivienda”, manifestó Alexandra Sofía Cañas, Gerente de Camacol Valle.

Según argumenta el Gremio constructor, para el caso de Cali, los estudios pendientes del POT, los permisos ambientales condicionados por falta de claridad en el uso del suelo y la falta de articulación de la empresa de servicios públicos con el POT de la ciudad, viene restringiendo la oferta de vivienda especialmente de interés social. A junio de 2016 la oferta de vivienda nueva disponible en este rango en Cali, fue tan sólo de 26 unidades habitacionales, una cifra muy baja para un municipio con un déficit de vivienda de más de 90.000 hogares.

Situaciones similares se presentan en otros municipios cercanos, poniendo en riesgo el buen desempeño del mercado de la vivienda nueva en la región. El sector constructor jalona 28 subsectores y para Cali y Yumbo es la sexta actividad que más empleo genera con más de 77 mil puestos de trabajo.

De igual manera, el sector constructor muestra una marcada importancia en los encadenamientos productivos, especialmente en la construcción de vivienda, donde se revela un aumento del 1% en la inversión, que redunda en un crecimiento del PIB total de 2.37%. En el caso local, según la última actualización de las cuentas económicas de Cali realizado por la Universidad Icesi, entre el 2000 y 2013, la construcción fue la segunda actividad que más aportó al PIB de Cali con una tasa del 16%, siendo sólo superada por el sector de comercio.

“Hacemos un llamado al sector público en el Valle del Cauca  para la racionalización de trámites, realizar un saneamiento normativo frente a las normas nacionales, prevalecer la institucionalidad, optimizar la información para que ésta sea óptima, oportuna y pública requisitos que nos permitirán continuar con la misma dinámica durante el 2016”, puntualizó la dirigente gremial.

Comments are closed.