El Sena, fortín político

100

Camila ZuluagaPor Camila Zuluaga

@ZuluagaCamila

Es bien sabido que el objetivo de los partidos políticos es llegar al poder para así controlar instituciones y dirigirlas de acuerdo con sus convicciones ideológicas. Eso es perfectamente legítimo en la dinámica de la política en una democracia. Pero lo que también es bien sabido es que esa no es la motivación del Partido de la U.

Esta semana el senador  Roy Barreras, en nombre del Partido de la U, hizo una pataleta que podría considerarse burocrática. Frente a los rumores del posible nombramiento de la consejera Gina Parody en la dirección del Sena (Servicio Nacional de Aprendizaje),  el senador  no tuvo ningún problema en  pedir ese cargo para su partido. O sino, explíquenme a mí cómo debemos interpretar la siguiente frase sino es un llamado a que el presidente les entregue ese puesto: “En el mundo moderno los partidos que ganan gobiernan”. Dicho sea de paso, le recordó así al mandatario que la colectividad por la cual llegó al poder fue ese partido y no otro.

Pues, senador Barreras, claro que los partidos buscan llegar al poder para manejar instituciones e imprimirles su pensamiento y directriz, ¿pero podría usted contarnos cuál es la línea programática del Partido de la U? Parece no ser nada diferente a la búsqueda oportunista de puestos y estar al servicio de quien esté en el poder sin importar sus tesis y forma de gobierno. ¿O cómo nos explican a los colombianos por qué hace unos años estaban plegados a la directriz uribista y hoy se encuentran  doblegados a las formas santistas?

Es evidente que lo único que les importa a ustedes  es estar montados  en el tren de los puestos para garantizar los votos que  en futuras elecciones los mantendrán en el poder. No puede ser distinto  porque las diferencias ideológicas entre un gobierno y otro saltan a la vista. Así que cuesta trabajo creerle cuando usted dice  que lo que busca con sus declaraciones sobre el Sena  es  el bien de la entidad y del Gobierno, para que los logros que esta adquiera sean bien comunicados.

No la tiene fácil el Presidente ante la pataleta de la U, pues no puede echarse para atrás con el ofrecimiento que le hizo a Parody, pero tampoco puede darle la espalada a su partido. Así que lo más probable es que el nombramiento se mantenga,  con el compromiso de que los cargos regionales sigan iguales. Las cuotas políticas se quedarán, se nombrarán otras y así se le dará gusto a quien hoy está llorando.

Al presidente le toca darle al partido de la U lo que este le pida y no sería raro, entonces, que otra importante entidad caiga en las garras de esa colectividad. El Presidente está en campaña, debe hacer un buen manejo de los puestos que controla para abonar el terreno de las elecciones. Y así lo está haciendo desde la salida del último director del Sena, Luis Alfonso Hoyos Aristizábal.

En conclusión, lo que queda claro de todo este capítulo que involucra a esta importante entidad que maneja la educación técnica de millones de jóvenes en el país es que sirve como un gran fortín político. Qué tristeza que  no se tenga ni siquiera la delicadeza  y el pudor de permitir que se maneje de manera técnica un centro del que depende el futuro laboral y competitivo de tantos colombianos. ¿Usted qué opina?

Una cosa más: ¿No pensará volver la senadora Piedad Zuccardi para entregarse a la justicia? ¿Cuánto más tendremos que esperarla? Ahora resulta que los congresistas tienen la posibilidad de atender los requerimientos judiciales  cuando se sientan preparados y hayan arreglado todo con sus abogados. Ojalá todos los colombianos tuvieran esa posibilidad.

Comments are closed.