El Valle dijo SI a los acuerdos en Cali y municipios escenario de violencia

0

Luego de conocerse a boca de urna los resultados del plebiscito realizado este domingo en todo el territorio nacional, El Pueblo le muestra la síntesis de una de las disyuntivas, entre tantas otras, sobre las que se movió la discusión sobre el SI y el NO: el pulso entre paz y conflicto armado.

El Valle del Cauca tiene 42 municipios, tiene una población de 4’660.741 según el Dane, representando el 9.7% de la población total nacional. Del total, 3’401.889 estuvieron habilitadas para votar, sin embargo apenas lo hicieron 1’228.878, un 36,12%.

Históricamente ha sido escenario de conflicto armado en varias zonas de su territorio por presencia de grupos armados ilegales, narcotráfico, control territorial para actividades ilegales y casos que se han convertido en símbolos del drama del conflicto, como el secuestro y asesinato de los diputados por parte de las Farc años atrás.

Con un escenario de guerra permanente pero con la esperanza de paz que representó el conflicto, El Pueblo toma una muestra de los diez municipios más grandes del departamento y le presenta los resultados a continuación.

Cali, capital del Valle, registró una votación total de 596.245 personas de las 1’637.938 habilitadas para sufragar, esto es una participación del 36.40% equivalente a una abstención de 63.60%. Es desde luego el primer lugar entre los diez municipios de mayor votación por razones obvias.

Por el lado del SI, lo hicieron 319.949 personas, mientras que por el NO lo hicieron 269.502, esto es el 54.27% y el 45.72%, respectivamente.

 

top-10-municipios-valle
Elaboración propia con base en estadísticas de Registraduría y de Victimización de Unidad de Víctimas.

Por el lado de los siguientes nueve municipios de mayor población en el Valle, votaron 1’016.286 de las 2’799.688 personas habilitadas, lo que representa una participación de tan sólo el 36.30%.

La mayor participación se dio en Buga donde votó el 42.25% de los habilitados, mientras que en Buenaventura dejaron de votar el 71.53%, o en otras palabras, 7 de cada diez personas no votaron.

Para este municipio resalta el hecho que de los diez señalados, fue el que mayor se pronunció hacia el SI, con el 70.66%. Recordemos que Buenaventura es, según cifras de victimización entre 1991 y 2016 de la base de datos reconocidos oficialmente por la Unidad de Víctimas, el municipio de mayor sufrimiento por hechos victimizantes del Valle por actos terroristas (1.192), amenazas (11.428), delitos sexuales (334), desplazamiento (255.123), homicidio (10.444) y desaparición forzada (1.708).

Una situación similar se refleja para el municipio de Florida a partir de las mismas cifras de victimización al hacer la comparación con los resultados de este domingo. Los Floridanos, de estos diez municipios más grandes del Valle,  fueron los que tuvieron la segunda mayor votación a favor de aprobar el acuerdo entre el Gobierno Nacional y las Farc., en un desenlace del 56.7% por el SI y 43.29 por el NO.

Si se toma en cuenta el registro de actos terroristas y victimización entre 1991 y 2016, se halla que el municipio sufrió 156, representando una tasa de 2,7 por cada mil habitantes, la segunda mayor en esta muestra.

Y el drama del conflicto resulta agudizarse entre sus pobladores cuando se halla que 6.430 personas fueron víctimas de desplazamiento, hecho violento que rompe no solo estructuras familiares y arraigos con el territorio sino el tejido social de relaciones con demás pobladores.

La cara opuesta la viven Cartago y Candelaria, dos de los municipios que más inclinaron su posición hacia el NO, y quienes sus pobladores menos han sufrido hechos de violencia en esta muestra de los diez más grandes.

En Cartago votaron 39.722 personas de las 111.785 habilitadas, una participación del 35.53%. De esta cantidad, el 38.11% dijo SI mientras que el 61.88% manifestó NO estar de acuerdo con lo pactado. Es la cifra más alta entre los demás municipios.

Algo similar sucede con Candelaria, tercero entre los diez que más se pronunció por el NO con un 53.47%. Sus votantes fueron 23.999 de 68.548, el 35.01%.

En estos dos municipios la guerra ha impactado poco dejando hechos de violencia mínimos frente al total registrado en el Valle del Cauca.

Si se mira la victimización por actos terroristas, en el Valle se cuantifican 3.736 entre 1991 y 2016. Cartago y Candelaria registran 24 y 13 en 26 años. En otras palabras, una tasa de 0,2 casos por cada mil personas.

En cuanto a desapariciones forzadas, el Valle registra 6.359 en el mismo periodo, mientras que Cartago registra 109 casos y Candelaria 22.

No se puede llegar a sostener tampoco la posición de que son municipios ajenos al conflicto armado ni a la violencia, lo cual sería caer en una imprecisión que escondería los rastros dolorosos que diversos actores armados han dejado en muchos años de guerra.

Cartago registra 1.945 casos de homicidios, esto constituye 14,6 por cada mil habitantes. Candelaria presenta 323, una tasa de 3,9. En el Valle del Cauca son 53.839 casos de homicidio en total con una tasa de 27,6 por cada mil.

Los casos en estos municipios, a pesar de ser mínimos frente a lo departamental, no dejan de ser menos relevantes si se parte de la máxima filosófica del valor de la vida como imperativo del Estado para su preservación.

No obstante, este breve ejercicio sintético con los diez municipios de mayor votación en el departamento evidencia a nivel local y regional la fotografía de un país en el que las comunidades víctimas y directas del conflicto aceptaron lo negociado entre el Gobierno y las Farc mientras que el NO tuvo más apoyo en locaciones de mínimo impacto del conflicto armado.

 

 

Comments are closed.