El voto obligatorio, ¿opción liberal?

0

floro-hermesFloro Hermes Gómez Pineda

Twitter: @Florohermes

El primer artículo que se aprobó, dentro de la reforma constitucional que en este momento hace tránsito en el Congreso, fue el propuesto por los senadores liberales Viviane Morales Hoyos y Horacio Serpa Uribe, ambos abogados de profesión, y el senador de “la U” Roy Barreras Montealegre, médico de profesión, que pretende implementar el voto obligatorio (compulsory voting), por tres cuatrienios.

Eso quiere decir, que se pretende que Colombia transitoriamente haga parte de los países que tienen tal práctica electoral, a saber:

  1. Por África: Egipto, Gabón y República Democrática del Congo.
  2. Por América: Argentina, Bolivia, Brasil, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Georgia (Estados Unidos), Honduras, México, Paraguay, Perú, República Dominicana, y Uruguay.
  3. Por Asia: Líbano, Singapur, Tailandia y Turquía.
  4. Por Europa: Austria, Bélgica, Cantón de Schaffhausen (Suiza), Chipre, Francia (sólo Senado), Grecia, Liechtenstein y Luxemburgo.
  5. Por Oceanía: Australia, Fiji y Nauru.

Contrario sensu, significa que abandonemos transitoriamente el bloque de los países con voto voluntario (voluntary voting system), a saber:

  1. Por África: Botsuana, Libia, Mozambique, Namibia, Sudáfrica, Togo y Zimbabue.
  2. Por América: Belice, Chile, Colombia, Canadá, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Haití, Jamaica, Nicaragua, Panamá, Surinam, Trinidad y Tobago y Venezuela.
  3. Por Asia: Corea del Sur, Filipinas, India, Israel y Japón.
  4. Por Europa: Alemania, Bulgaria, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia (excepto senado), Holanda, Hungría, Irlanda, Italia, Islandia, Letonia, Lituania, Malta, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, Reino Unido, Rumania, Rusia, Suecia, Suiza (excepto el cantón de Schaffhausen) y Ucrania.
  5. Por Oceanía: Nueva Zelanda.

De lo anterior es claro que el mundo angloparlante, con excepción de Australia, está apegado al voto voluntario; que los países que fueron parte de la Cortina de Hierro, sometidos por décadas al voto obligatorio, hoy lo aborrecen, sin excepción alguna, que el mundo iberoamericano está dividido: unos van con el voto obligatorio y otros por el voto voluntario; y, finalmente, que de las liberal-democracias reconocidas por la Ciencia Política (Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Holanda, Irlanda, Italia, Islandia, Israel, Japón, Noruega, Nueva Zelanda, Portugal, Reino Unido, Suecia y Suiza), que curiosamente tienen la mejor distribución de ingresos, solamente Australia, Austria y Bélgica tiene voto obligatorio.

Mientras tanto, llama la atención que los países con voto obligatorio, con excepción de Australia, Austria, Bélgica, Grecia, Luxemburgo y Singapur, pertenecen a esa rara categoría de la Ciencia Política denominada “estados fallidos” (failure states), de la todos los latinoamericanos, excepto Chile y Argentina, somos parte.

En conclusión, existe una correlación directa entre ser liberal-democracia y apostar por el voto voluntario; mientras que existe una correspondencia entre ser Estado fallido y tener voto obligatorio.

Así mismo, que existe una correlación directa entre una mejor distribución de ingresos y los países con voto voluntario, con la excepción de Australia, Austria y Bélgica, de donde se desprende que es inexacta la afirmación de la Urna de Cristal cuando expresa: “El voto obligatorio es una práctica… (que la tienen implementada) países que tienen mejor distribución del ingreso”.

Comments are closed.