Empate con sabor a victoria para el Deportivo Cali en Montevideo

0

A dos goles terminó empatado el juego de ida de la Copa Sudamericana entre el Peñarol de Uruguay y el Deportivo Cali, aunque los visitantes fueron superiores por varios pasajes del encuentro y merecieron la victoria. La llave se decidirá el próximo miércoles en el Pascual Guerrero.

Los azucareros jugaron un partido con mucha intensidad y fortaleza en el estadio Centenario
Los azucareros jugaron un partido con mucha intensidad y fortaleza en el estadio Centenario

Un partido notable se jugaron los pupilos del técnico Héctor Cárdenas. A pesar de ser visitantes y de respetar hasta la exageración a su rival por sus pergaminos históricos, fueron los azucareros quienes controlaron mejor la pelota y supieron definir cuando fue necesario.

El juego comenzó con un Luis Hurtado imparable. Al portero verdiblanco se le vio ansioso en las primeras jugadas pero con el correr de los minutos se convirtió en determinante al atajar impresionantes llegadas del equipo aurinegro para mantener el arco en cero.

En el trámite del primer tiempo, Cali se hizo con la pelota pero no con el peligro, pues no lograron enlazar bien en ataque Luis Fernando Mosquera, Sergio Herrera y Carlos Rivas.

Ya para el segundo tiempo las cosas cambiaron. Los azucareros comenzaron desconcentrados el juego y Peñarol cobró con una jugada de lateral que terminó definiendo desde el vértice del área con potente remate a ras de piso de Carlos Núñez, imposible para el guardameta azucarero.

El Cali reaccionó pronto y retomó el control de la pelota, pero esta vez de forma más incisiva a la búsqueda del empate, a sabiendas de la necesidad de no otorgar ventajas en la serie de ida y vuelta. Fue así como se inventaron una jugada entre Yerson Candelo, Carlos Rivas y Sergio Herrera para que este último rematara cruzado ante el portero uruguayo y pusiera la paridad a los ocho minutos de la segunda parte, apenas cinco minutos después del tanto petrolero.

Aunque la pelota se distribuía mejor entre el cuadro azucarero, un error en salida se cobró caro con un contragolpe de los locales que el veterano Marcelo Salayeta capitalizó de cabeza luego de él mismo iniciar la jugada. De nuevo, la pelota lejos del alcance de Hurtado y el 2-1 a cobrar.

El técnico Héctor Cárdenas desde la línea lateral reanimó al equipo a tener calma, ya que con 57 minutos jugados quedaba aún partido para ir a por el empate, así que de nuevo la meta fue tener la pelota y generar peligro. En una de esas jugadas de ataque, Andrés Pérez sirvió una pelota a Carlos Rivas en la transición rápida y este supo bajarla para definir cruzado a ras de suelo con potente remate, para decretar el empate 2-2 que a la postre sería definitivo.

El gol cayó como un balde de agua fría para los locales, quienes se desdibujaron en el campo y entonces Cali siguió en su ataque. Pudo haberlo ganado si lo apuraba pero Carlos Rivas desaprovechó varias jugadas de ataque en el afán de definirlas desde su habilidad individual.

En los útlimos minutos el técnico Cárdenas entendió que debía guardar el resultado y envió a la cancha a Víctor Giraldo, John Viáfara y Miguel Murillo en detrimento de Sergio Herrera, Luis Fernando Mosquera y Carlos Rivas.

El juego de vuelta será en el Pascual Guerrero el próximo miércoles a las 8:15 de la noche con la serie a favor de los caleños, debido a los dos goles marcados como visitante que desequilibran en caso de empate en la serie.

Comments are closed.