En busca de una planeación humanizante

0
Michel Maya, Concejal de Santiago de Cali y Empresario.
Michel Maya, Concejal de Santiago de Cali y Empresario.

Por Michel Maya

Twitter: @Michel_Maya

Esta semana en la plenaria del Concejo se evidenció la poca gestión de la Secretaría de Bienestar Social para atender a la población en situación de discapacidad. El secretario saliente afirmó que la dependencia tiene 697.000.000 para atender y solucionar las problemáticas que tiene esta población en materia de educación, salud y barreras arquitectónicas que existen en la ciudad, y ejemplo de ello son las instalaciones del CAM.

Sin embargo, los pocos recursos no son excusa para la nula gestión. Cali cuenta con la capacidad institucional para estructurar programas sociales de inclusión de población vulnerable de mayor envergadura, pero ha existido una profunda ausencia de discusiones reales y concretas para atender a la población en situación de discapacidad.

Soy un convencido de las bondades de la actual Administración; pese a ello, no se puede ocultar que en materia de discapacidad el Plan de Desarrollo y la Alcaldía tienen una discapacidad gigante, exagerada; no tenemos una ciudad para todos, no tenemos una planificación humanizante que nos garantice a todos el derecho a la ciudad.

Quien asuma la Secretaría de Bienestar Social de Cali llega a enfrentar el reto de construir el derecho a la ciudad de todos los caleños. Una estrategia importante sería iniciar la implementación de la política pública de intervención social en los Territorios de Inclusión y Oportunidades, TIO, para que al menos en esas comunas (1, 3, 6, 7, 13, 14, 15, 16,18, 20 y 21), identificadas como las más vulnerables de la ciudad,  se garantice prioridad para la población en condición de discapacidad.

Según censos de la Secretaría de Bienestar, en las comunas 6, 13 y 14 hay  38.000 personas en condición de discapacidad, que representan el 25 % del total de esta población en la ciudad, pues según esa misma secretaría, en toda la ciudad hay alrededor de 150.000 personas con alguna discapacidad.

Recordemos que como lo dijo el alcalde Rodrigo Guerrero, los TIO son una estrategia proyectada como las “megaobras sociales” de su administración, una de las apuestas más importantes de intervención social contemplada en el Plan de Desarrollo, pero hasta el momento sin implementación. Es como el Divino Niño, todos sabemos y creemos en su existencia, pero nadie lo ha visto.

El propósito de los TIO es integrar a la población más vulnerable en las dinámicas de desarrollo de toda la ciudad. En consecuencia, al finalizar su administración lo que quisiéramos ver los caleños es que para la población en condición de discapacidad se hayan mejorado las condiciones para acceder a una mejor movilidad, salud pública, educación, capacitación, integración con la demás población, respetando su diferencia, para así mejorar considerablemente su calidad de vida.

Debemos enfocarnos en las personas, diseñar una ciudad para que todos se apropien de los espacios. En las condiciones actuales, muchos caleños en condición de discapacidad no viven la ciudad; por el contrario, la sufren porque no hay accesibilidad a lugares como bibliotecas, colegios, museos, incluso edificaciones públicas como la propia Alcaldía y el Concejo de Cali, que se convierten en una trampa para quienes van a ingresar a estas instalaciones.

Queremos una ciudad del siglo XXI, en la cual el centro del desarrollo sea el ser humano. Para ello se hace urgente implementar una política de planeación humanizante, concepto propuesto por Elvira Monroy, quien plantea que “en primer lugar, se debe involucrar al planeador, desde el momento que se forma en la universidad, haciéndole énfasis en que, además del territorio, uno de los componentes más importantes y hacia quienes también va enfocado su trabajo son los seres humanos”.

El ser humano como centro de desarrollo, esa es la clave. Solo con la práctica de esta premisa podremos logar la implementación de una planeación humanizante, en la que se garantice el derecho a la ciudad a través de estrategias diseñadas para que todos los ciudadanos nos apropiemos de los espacios.

Comments are closed.