En video: Ambientalistas piden no cerrar el refugio animal de Villalorena

0

Ambientalistas e integrantes de la Fundación Para la Defensa, Vida y Amor de los Animales Fundapaz – Villa Lorena, realizaron un plantón en el Centro Administrativo Municipal CAM, para rechazar la orden del Dagma que según ellos, pretende clausurar el espacio y trasladar o sacrificar los animales que habitan en el sitio, los cuales han sido rescatados por ser víctimas de maltrato.

María Eugenia Gutiérrez administradora del lugar manifestó que, “nosotros en ningún momento tenemos ayuda del Estado, ni de la Alcaldía, todo esto es gracias a donaciones y trabajo en conjunto. Somos el primer sitio en Latinoamérica y el segundo en el mundo. Hemos atendido a todo tipo de mamíferos, un león maltratado, un tigre que le arrancaron los dientes en un circo, tortugas, el proceso inició recibiendo animales lastimados por el narcotráfico, hasta el Dagma nos traía especies y no recibíamos nada a cambio, ahora nos quieren acabar, sin saber que nadie más hace esto con tanto amor por los animales”.

Por su parte la autoridad ambiental indicó que el refugio se encuentra en un proceso de revisión jurídica y que tan pronto salga la resolución se definirá su futuro. Actualmente 219 especímenes de fauna silvestre viven en el lugar de paso de Villa Lorena, dentro de los cuales 8 son animales exóticos, entre ellos: Panteras, Chimpancés y Tigres, los cuales representan mayor riesgo por sus condiciones físicas, pues muchos de ellos están mutilados, les hace falta alguna extremidad, otros están ciegos. “Esto hace más difícil la posibilidad de trasladarlos en este momento, pues si se dardean para dormirlos pueden caer al agua y ahogarse, por esta razón se está trabajando en instalar tablones para subir el nivel donde pueden estar de una manera más segura.” Explicó Andrés Posada, Jefe del grupo de Flora y Fauna.

Cabe recordar que en el año 2013 se legalizó una medida preventiva para Villa Lorena, en la cual de decomisaron 179 especies las cuales fueron reubicadas. Sin embargo, dentro de la medida preventiva se estableció la suspensión, tenencia, transporte, aprovechamiento y exhibición de los especímenes que quedaron bajo custodia y responsabilidad del refugio, que, por sus características técnicas, no cumplen con los estándares físicos para ser aceptados en un zoológico.

“De igual manera, la adaptación de estas especies a su hábitat natural o a lugares donde convivan animales de su misma especie también es complicada, pues por las condiciones en que se encuentran estos animales hacen difícil su adaptación y sobrevivencia.” Resaltó Posada.

 

Comments are closed.