Filtración en el jarillón no representa ninguna amenaza, advierte el director Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo

0

Durante su visita a Cali, el director general de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Carlos Iván Márquez, explicó que la filtración detectada en el jarillón del río Cauca en Calimío – Desepaz no representa un riesgo inminente, pero sí que requiere atención.

“En el análisis hecho por parte de las entidades encargadas se dio a conocer que hay una filtración que se encuentra a unos 165 metros del jarillón. Por la dinámica que tiene dicha filtración y que tiene el agua no es una amenaza latente, pero sí hay que hacerle seguimiento”, dijo Márquez.

Argumentó que en esta filtración “ya están encima la CVC, la Alcaldía de Cali y la veeduría de la comunidad como tal”.

Por lo tanto, enfatizó en que quienes habitan en el jarillón deben crear conciencia: “Cada vez que haya una temporada de lluvia, van a estar en esta situación. Bajo el proyecto del jarillón de Cali están fuera de riesgo 2.119 hogares, que ya están en zona segura. De allí la necesidad que quienes aún están en esta área del río se acojan a los planes ofrecidos”.

Lo anterior lo explicó con el objetivo de desvirtuar cualquier tipo de información que genere pánico o miedo en la comunidad tras la advertencia lanzada por el director general de la CVC Rubén Darío Materón sobre el hallazgo de una filtración en el cuerpo del dique a la altura del barrio Calimio, oriente caleño, luego de realizar recorridos de control y vigilancia por parte de funcionarios a la estructura.

Aunque se pensaba que era producto del sistema de acueducto y alcantarillado, fue un estudio de los ingenieros de la CVC lo que permitió determinar que las aguas provienen de dicho afluente.

Según la entidad las primeras hipótesis señalan que las causas serían; la saturación del suelo por el desbordamiento del río Cauca en las últimas semanas hacia su berma natural, presencia de asentamientos humanos, hormiga arriera y árboles en la estructura del dique.

Este viernes funcionarios de la CVC, el Alcalde de Cali, organismos de gestión del riesgo y funcionarios del Plan Jarillón visitaron la zona para determinar las medidas de choque sugeridas por la Corporación.

Allí se determinó que se movilizarán los equipos y maquinaria que actualmente trabajan en el reforzamiento del Jarillón en el Canal Interceptor Sur hasta la zona de la Carrera 26 M con Calle 126 (frente al colegio Santa Isabel de Hungría), para adelantar obras de mitigación como medida de contingencia.

“Es importante aclarar que se trata de filtraciones incipientes pero se adelantarán estas obras de forma inmediata como previsión para mitigar cualquier posible riesgo. Estas obras son temporales pues este sitio será intervenido en los próximos meses como parte del Plan Jarillón con el que se está reforzando el dique de forma definitiva tal como ya se hizo en los primeros 6.7 kilómetros del Jarillón en el Canal Interceptor Sur”, manifestó Materón.

Las medidas recomendadas por la autoridad ambiental que se decidieron para mitigar el riesgo incluyen el sellamiento del dique, la erradicación de los árboles cuyas raíces debilitan la estructura de la obra, el control y llenado de las cavernas dejadas por las hormigas arrieras y el realce del Jarillón como tal.

La comisión que visitó la zona decidió acelerar la relocalización de diez viviendas que están ubicadas en una zona no mitigable, que hacen parte del censo del Plan Jarillón, para liberar 200 metros que serán intervenidos de forma inmediata. Los recorridos de monitoreo al Jarillón se continuarán adelantando por parte de la CVC y el acompañamiento de la Policía Ambiental.

Comments are closed.