Fiscalía investiga si campaña del Presidente Santos recibió un millón de dólares de Odebrecht

0

De acuerdo con la investigación que adelanta la Fiscalía General de la Nación, el USD $ 1 millón, que habría beneficiado a la campaña “Santos Presidente -2014”, salieron del contrato de la Ruta Ocaña-Gamarra.

“Los elementos materiales probatorios recaudados a la fecha dan cuenta que el contrato aludido habría sido antedatado “a mediados del año 2016”, asignándole la fecha cinco (5) de agosto de 2013, con la participación del señor Otto Bula y reconocidos profesionales del derecho, a solicitud de funcionarios de la empresa brasileña. Al amparo de este contrato la firma Odebrecht habría efectuado pagos desde Brasil por la suma de USD$ 4,6 millones de dólares, a favor de empresas internacionales panameñas y chinas, principalmente, acerca de cuyos beneficiarios actualmente indaga la Fiscalía General de la Nación”, dijo el Fiscal en rueda de presa.

En ese sentido, el ente investigador determinó que Bula habría girado dos transacciones a cuentas colombianas, que finalmente terminaron en la gerencia de la campaña del ahora presidente Juan Manuel Santos.

“En todo caso se ha establecido que de dicho monto (USD$ 4,6 millones), el señor Otto Bula tramitó durante el año 2014 dos giros hacia Colombia, que fueron monetizados en su momento, por la suma total de USD $ 1 millón de dólares, cuyo beneficiario final habría sido la gerencia de la campaña “Santos Presidente -2014”. Del millón de dólares se habría descontado una comisión por el 10%, a favor de terceros ya identificados por la Fiscalía”, indicó el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez.

Otto Bula, actualmente recluido en la cárcel La Picota de Bogotá, es investigado por los delitos de cohecho por dar u ofrecer y enriquecimiento ilícito.

La respuesta de la campaña Santos Presidente

A través de un comunicado de prensa, Roberto Prieto Uribe, gerente de la Asociación Juan Manuel Santos Presidente 2014, manifestó su rechazo a las declaraciones entregadas por el Fiscal General de la Nación.

“Manifiesto mi más enérgico rechazo a las infundadas, tendenciosas y calumniosas declaraciones sobre mi persona dadas por el señor Otto Bula a la Fiscalía General de la Nación; a quien escasamente distingo, y con quien nunca, pero nunca, he compartido siquiera un café.

Como Gerente de la Asociación Juan Manuel Santos Presidente 2014 promoví y lideré al interior de la campaña la política de no recibir donaciones. Los gastos de la misma fueron sufragados con los ingresos por reposición establecidos en ley, tal como consta en los estados financieros presentados ante el CNE, y auditados por la misma institución”, dijo.

Prieto Uribe afirmó que este nuevo episodio que pone en entredicho la campaña de Santos para llegar a la presidencia, lo único que busca es enlodar al Gobierno Nacional.

“No deja de ser sospechoso este intento de enlodar la campaña del 2014, al igual como se  pretendió hacerlo con la del 2010, por un individuo investigado por la justicia al incurrir presuntamente en conductas delictivas con el propósito de que la firma Odebrecht fuese beneficiada con contratos de infraestructura en el país. Estaré atento y dispuesto a responder ante la autoridad competente por mis actuaciones, y estoy seguro que su intención de acusar sin pruebas para obtener beneficios no tendrá el resultado esperado por este.”, puntualizó.

La historia se repite. El uribismo tiene como estrategia defenderse atacando con mentiras.

Lo hizo durante la pasada campaña presidencial con el infundio de la inexistente contribución de 12 millones de dólares provenientes del narcotráfico a asesores de la campaña presidencial.

La Fiscalía desmintió la acusación, presentada sin prueba alguna por el senador Uribe y archivó el caso. Como los colombianos recordarán, en ese momento el Senador Uribe lo único que hizo fue lustrarse los zapatos en la Fiscalía.

Lo repitió después cuando se descubrió el escándalo del Hacker. La campaña del uribismo intentó desviar las verdades y condenas judiciales sobre ese caso con mentiras –hoy negadas por la propia Fiscalía—sobre una presunta infiltración a la campaña de Óscar Iván Zuluaga por parte del gobierno.

Y así hay muchos más ejemplos de acusaciones que se ha demostrado que son totalmente falsas.

Hoy, nuevamente frente a la aceptación de responsabilidad de funcionarios del uribismo en los sobornos de Odebrecht y el testimonio del asesor de campaña brasilero ‘Duda Mendonça’ que afirma que parte de sus honorarios fueron pagados por Odebrecht, usa a un siniestro personaje, que estaría relacionado con la Oficina de Envigado, para acusar falsamente al gerente de la campaña Santos Presidente de haber recibido 1 millón de dólares.

Como lo ha dicho el gerente de la campaña, la orden clara y perentoria fue de NO recibir ninguna donación, de ninguna persona, natural o jurídica para financiar la campaña.

Los recursos de la campaña, como lo demuestran claramente las cuentas presentadas al CNE, provienen exclusivamente y en su totalidad de los dineros de la reposición de votos prevista en la ley colombiana.

Como lo ha dicho el gerente de la campaña Santos Presidente, no hay ni puede haber prueba alguna de reuniones ni mucho menos de una contribución a la campaña de tan oscuro personaje.

Según la Fiscalía General, no existe ninguna prueba de que en efecto se le haya entregado ese dinero al gerente de la Campaña Santos Presidente.

Es entonces la palabra de un delincuente que busca a cualquier precio beneficios judiciales contra la palabra del gerente de la campaña.

De todos modos, la Presidencia de la República solicita a las autoridades competentes que adelanten todas las investigaciones necesarias para establecer la verdad sobre esta nueva acusación temeraria. Tenemos la certeza de que estas investigaciones develarán, una vez más, la falsedad de estas afirmaciones como ha ocurrido con los casos anteriores.

Comments are closed.