Fuerzas Militares acabaron con campamentos de las Farc en el Valle

0

A principios de diciembre de 2012, el Ejército Nacional emprendió una nueva ofensiva contra las Farc en varias partes del país, entre las que estaba el Valle del Cauca, que terminó con la incautación de material bélico. Las operaciones también se dieron en Huila y Nariño.

En la zona selvática de Florida, las fuerzas militares la emprendieron contra una caleta totalmente llena con material de guerra que utilizarían las Farc para su defensa en esa zona del país.

Fueron las tropas de la brigada Móvil N 28 las que se toparon con un fusil galil calibre 5.56 mm, un fusil Remington calibre 7.62 mm, una ametralladora estándar calibre 7.62mm, dos fusiles AK-47 calibre 7.62 mm, un lanza granadas múltiple calibre 40 mm, siete proveedores para fusil AK47, tres proveedores para fusil, 250 cartuchos munición calibre 7.62 mm y nueve granadas calibre 40 mm.

Esto, según lo informó la propia institución, se dio gracias a la labor de inteligencia de los efectivos en la zona, que lograron dar con el paradero de este material bélico. El material explosivo fue destruido por expertos militares del grupo EXDE.

La ofensiva también se hizo fuerte en Nariño, donde fueron incautados 360 kilos de hoja de coca y 256 galones de gasolina, mientras en Huila fueron encontrados siete sim card, dos radios de comunicación, dos baterías, un kilo de pólvora negra, 10 detonadores in eléctricos, 11 cartuchos para armas de diferentes calibres, 57 kilos de víveres y documentos de importancia de la célula guerrillera.

Cerca de 30 ‘presos de guerra’ podrían ser canjeados

En la selva todavía queda una cifra incierta de secuestrados, pues muchos de ellos no alcanzan a ser contados. Sin embargo, cifras oficiales apuntan a 30

El fin de semana del 1 de diciembre llegó desde Cuba el mensaje que daba una luz a la posibilidad de un canje entre guerrilleros presos en las cárceles de Colombia y secuestrados que las Farc denominan “prisioneros de guerra”, que fueron reconocidos por este grupo guerrillero, a pesar de haber dicho hace algunos meses que ya no habían personas secuestradas en la selva.

Empezaron muy mal estos diálogos en Cuba, diciendo que no tienen a nadie cautivo cuando yo tengo más de dos mil registros desde la década de los noventa y las familias sabemos con pruebas que las Farc tienen a nuestros hijos“, aseguró Blanca Flórez, portavoz de la organización Los que faltan.

El tema surgió luego de que una de las guerrilleras que hace parte de la delegación de las Farc en Cuba se pronunciara sobre los secuestrados: “Sí, nosotros tenemos prisioneros de guerra y los vamos a entregar, pero que el Estado nos devuelva a los nuestros que están allí, en las prisiones“.

La guerrillera continuó: “En combate capturamos policías, soldados. Es distinto: son prisioneros de guerra porque son capturados en combate. A ellos se les respeta su integridad física, sus creencias y sus derechos humanos“.

Según ella, hay prisioneros que se cuentan como un guerrillero más: “A la guerrilla no le conviene económicamente tener que alimentar a todos los secuestrados que tienen, por eso a la mayoría los tienen en las filas y por eso no los cuentan ni como secuestrados ni como prisioneros de guerra“.

Comments are closed.