Ganando con cara o sello

0

 Por Camila Zuluaga

 @zuluagacamila

 La crisis de la justicia es absoluta, hoy más que nunca su imagen atraviesa por un momento crítico de credibilidad y, aunque parezca difícil de creer, pues la falta de justicia no favorece a nadie, en esta oportunidad está favoreciendo  al gobierno y a su principal proyecto: el proceso de paz.

 Desde que se iniciaron las conversaciones en La Habana, los negociadores de las FARC han insistido en que el único mecanismo que ellos avalarían para refrendar los acuerdos a los que lleguen con el gobierno sería una asamblea nacional constituyente; mientras que el presidente Santos y su equipo han insistido en que eso no pasará y que al final de cuentas el pueblo es quien decidirá a través de un referendo.

 Sin embargo, a pesar de que el gobierno tramitó en el Congreso un proyecto de ley que la Corte Constitucional declaró exequible, para permitir que el referendo por la paz se pudiera realizar el mismo día de las elecciones de alcaldes y gobernadores,  recientemente Iván Márquez manifestó que no entendía por qué el presidente de la república hablaba de este tipo de refrendación cuando nunca se discutió en la mesa de negociación. Constituyente, insisten los voceros de las FARC es su salida para sellar los acuerdos y no piensan dar su brazo a torcer.

 Y es precisamente esta crisis de la justicia está gestando un caldo de cultivo para que la propuesta de los subversivos cale en la opinión pública y terminemos haciendo lo que ellos quieren, barajando todas las normas de nuestro país. Gobierno y FARC habrían encontrado la oportunidad de poder sacar adelante lo que, en el fondo, se conocía sería el final de los diálogos de paz. El gobierno terminará aceptando la constituyente y hoy la tiene más fácil, después del desprestigio que durante los últimos meses ha sufrido el Consejo de Estado, el cual ayudó a atizar, el de la Corte Suprema de Justicia y el del Consejo Superior Jurídica; solo faltaba un escándalo mayúsculo que involucrara a la guardiana de la carta del 91.

 Para el gobierno, no se si premeditado o no pues  no me atrevería decir que le cayó de sorpresa, la situación que hoy vive la Corte Constitucional es una ventana de oportunidad para facilitar los acuerdos de paz. ¿Por qué? Porque como lo denunció este viernes el magistrado Jorge Pretelt, el fiscal general Eduardo Montealegre, alfil y promotor del proceso de paz, no logró convencerlo de que en el marco jurídico se permitiera que los máximos responsables de las FARC no pagaran cárcel, con su salida podría entonces el gobierno poner alguien que si compartiera esa tesis.

 Recordemos que el puesto de Pretelt en la Corte es nominado por el ejecutivo, por lo que su salida le facilitaría al gobierno poner alguien que si concuerde jurídica y políticamente con lo que plantea el fiscal, el presidente y los negociadores de paz.

 Así que por lado y lado en medio de está crisis jurídica en donde pierde enormemente el país,  gana el gobierno con cara o con sello. Si sale Pretelt de la Corte podrá remplazarlo e imponer la tendencia ideológica del tribunal, y  si no sale, el desprestigio es tal que adelantar la constituyente solicitada por las FARC será muy fácil de vender ante la opinión publica como la mejor salida para el país.

 Ojala el ejecutivo entendiera que el proceso de paz es fundamental claro,  pero que un país sin justicia no podrá alcanzar la paz jamás y que la desistitucionalización por mas que favorezca su principal proyecto, es nefasta para el país. Así que seria bueno que en vez de conspirar a su favor empezara a trabajar por ayudar a solidificar esa rama, y podría para eso, empezar por hablar con el fiscal y pedirle que cese en sus actuaciones clientelistas e incluso ilegales para ayudar a que el proceso salga según sus convicciones.

 Una cosa más: ¿Acaso  el vicepresidente Germán Vargas Lleras es solo jefe de la cartera de transporte en los buenos anuncios? ¡Que falta de respeto con el país y poco generoso con su ministra dejarla sola capoteando los paros y poner solo su cara cuando se van a anunciar obras!

Comments are closed.