Gerente de la Licorera cuestionó falta de apoyo del Departamento

0
A pesar de que fue lanzado un programa para erradicar el contrabando, aún no se ven los resultados.
A pesar de que fue lanzado un programa para erradicar el contrabando, aún no se ven los resultados.

Aunque este año la Industria de Licores del Valle ha logrado recaudar $53 mil millones, según el gerente Víctor Julio González, la falta de acompañamiento de la Unidad de Rentas de la Gobernación, el cobro de las degustaciones y la distribución de licores foráneos son amenazas para la estabilidad de la Licorera.

Así lo aseguró ayer lunes González durante un control político en la Asamblea, donde advirtió el contrabando de licores, que no sólo representa un riesgo para la Licorera, sino también para las finanzas de la Gobernación del Valle.

Pese al dinero recaudado, el Gerente planteó su preocupación por la baja en las ventas. Durante el primer trimestre del 2013 se vendieron 206.995 unidades de 750 centímetros cúbicos, mientras que en ese mismo periodo del 2012 la cifra fue de 1.008.980 unidades.

González explicó que en estos primeros meses del año se le hizo mantenimiento a las máquinas, pero los resultados se verán a partir del segundo semestre. Este año la Licorera se propone producir 14.411.772 unidades de 750 centímetros cúbicos.

“Sabemos las dificultades de carácter económico y administrativo de la Unidad de Rentas, pero percibimos que desde enero no tenemos acompañamiento frente al tema del contrabando”, aseguró González.

“Las ventas no aumentan, pese a la restricción para la venta de licores de otros departamentos”, criticó el diputado Andrés Chicango.

González advirtió que un fallo de un tribunal del Valle ordena el cobro por degustaciones, lo que podría llevar a la desaparición de la Licorera en el 2020. “El fallo establece que todos los productos promocionales tienen que pagar degustaciones, es un tema que está siendo analizado por la junta directiva y un grupo de juristas”.

También denunció que dos millones de botellas de la Industria de Caldas están circulando en la capital del Valle, tras un convenio de 2008. “Inicialmente eran 5 millones de botellas y descendieron a 2,5 millones, el saldo puede estar de contrabando, ahí estamos dejando de percibir una plata”, acotó.

Lo mismo sucede con la Licorera de Antioquia, “en el 2010 el Gobierno decidió caducar el convenio y hoy encontramos en muchas góndolas y supermercados botellas”.

Por su parte, el presidente del Sindicato, Víctor Escobar, criticó la falta de gestión de la gerencia y manifestó que “no hemos visto que la empresa haya hecho nada para salir a pelear. Cómo la empresa va a asumir la degustación de sus productos con los que va a vender, eso va a significar miles de millones de pesos”. 

El Sindicato pidió la revisión del contrato con el Consorcio Suprema, comercializador, dado que se registra una cartera de $24.677 millones cuando se definió que el pago pactado era de contado.

Entre tanto, el presidente de la Asamblea, Mario Germán Fernández de Soto, manifestó que el Departamento debe revisar lo que está pasando para que el Valle no pierda recursos superiores a los diez mil millones de pesos.

Comments are closed.