Goleando a Rionegro en el Pascual, América consigue su primera victoria en cuadrangulares

0
Celebración del cuarto gol del América, conseguido por Julio César Ortíz. Foto: Catalina Barona
Celebración del cuarto gol del América, conseguido por Julio César Ortíz. Foto: Catalina Barona

Recobrando su estilo de juego, el América sin mayores complicaciones derrotó cuatro goles a cero a Rionegro en el Pascual Guerrero. Los dirigidos por Diego Umaña empiezan a recuperar l terreno perdido. Flavio Carvalho, Wander Luiz, Yamilson Rivera y Julio César Ortíz fueron los autores de las anotaciones ‘escarlatas’.

Entérese del minuto a minuto

Las acciones iniciaron rápidamente en el estadio sanfernandino gracias a Paulo César Arango, quien luego de un centro desde costado occidental, remató al arco de Wilder Mosquera pero este reaccionando a tiempo logró rechazar la pelota lanzándola al tiro de esquina.

Los dirigidos por Diego Umaña se tomaron confianza, empezaron a manejar el partido con rapidez pues estaban necesitados de un triunfo. Yamilson Rivera a los 12 minutos tuvo una acción importante de abrir el marcador luego de una jugada d contragolpe, arma principal del conjunto rojo, pero l remate frente al portero y con dos hombres en marca, salió desviado, pasando cerca del poste del guardameta.

La ansiedad por anotar se estaba empezando a ver en América, las oportunidad se estaban generando pero el gol aún no llegaba, jugadores como Héctor Hurtado fueron determinantes en las acciones en el frente de ataque, pues a través de él el balón circuló mucho más fácil, Hurtado se convirtió en la inteligencia en la delantera para poder en posición de gol a sus demás compañeros quienes no lograban impactar adecuadamente los balones.

Paulo César Arango era otro d los jugadores escarlatas que lograba destacarse debido a su entrega en cada rincón de la cancha, desempeñando el papel de atacante y defensor cuando así lo requería el juego. Al minuto 26 tuvo una nueva opción de concretar por medio de un remate de media distancia, pero el arquero Mosquera una vez más le negaba la celebración a Arango, lanzando el balón al tiro de esquina.

El juego era dominado por América, era el equipo que más llegaba, que más acción mostraba en el partido, mientras que Rionegro tímido, intentaba sin éxito penetrar la defensa americana. Solo hasta el minuto 47 el visitante tuvo una oportunidad de desequilibrar el juego, pero el remate al arco sin potencia fue controlado por Alexis Viera.

Para el segundo tiempo, América salió decidido a dejar los puntos en casa. A los 2 minutos Héctor Hurtado de cabeza tuvo la oportunidad, pero el remate salió desviado, similar situación tuvo el brasilero Flavio Carvalho a los 6 minutos, quien debió ingresar por Paulo César Arango luego de que este sufriera un golpe con el portero de Rionegro y debiera salir en camilla de la cancha.

No contento con la aproximación al arco contrario, a los 8 minutos Carvalho logró recibir con el pecho un rebote que Wilder Mosquera dejó en el área para posteriormente rematar al arco a ras de piso y mandar a guardar el esférico gracias a la complicidad de su compatriota Wander Luiz, quien dejó pasar el balón entre sus piernas.

Pero Wander tendría su oportunidad un minuto después, cuando todo el estadio aún celebraba el gol de Flavio. Wander Luiz logró entrar en el área y rematar fuerte al arco para anotar el segundo gol de la noche a los 9 minutos de la complementaria.

América se motivó aún más, empezó a generar contraataques, jugadas veloces que afectaran al  equipo antioqueño. Yamilson Rivera en el segundo tiempo fue uno de los hombres importantes gracias a sus jugadas individuales y con quiebres que permitían en acercamiento con facilidad.

Justamente el mismo Rivera al minuto 36 conseguiría con un potente remate de media distancia anotar el tercer gol del partido, la anotación nació de una jugada de contragolpe por el centro del terreno, y Yamilson teniendo la mira en la portería, decidió disparar y fusilar al joven arquero visitante que por más que se estiró, no consiguió detener el balón.

Con un tres a cero a favor, América continuaba atacando, pues conseguir la mayor cantidad de goles es fundamental para las próximas jornadas. La afición americana que llegó al estadio en buen número, ya estaba contenta con tres celebraciones, pero aún les faltaba una.

A los 41 Julio César Ortíz quien hacía algunos minutos había ingresado, consiguió con un gran remate ponerle el moño al juego con un gol de media distancia aprovechando que el portero Mosquera se encontraba retirado de su arco. Así las cosas, América consiguió el cuarto gol de la noche, retomando el poder ofensivo y contundente de jornadas anteriores.

De esta manera finalizó el encuentro en el Pascual Guerrero, con un América que se reencontró con su fútbol y que se resigna a quedarse por fuera de la final. La victoria le sirvió al América para sumar los primeros tres puntos en los cuadrangulares, lo que se sirven para quedar ubicado en la segunda casilla detrás de Unión Magdalena quien tiene 6 puntos.

El próximo encuentro de los escarlatas será el domingo a las 3.30 de la tarde cuando se enfrente a Llaneros FC en la cancha sintética de la ciudad de Villavicencio.

Comments are closed.