Hagamos un Plan: hagamos un convenio

0

Michel MayaPor Michel Maya

Twitter: @michel_maya

El Convenio Plan o Contrato Plan es una herramienta enmarcada en las  leyes 1450 y 1454 de 2011 que propende por el acuerdo de voluntades entre la Nación y los entes territoriales (municipios y departamentos) en el que se definen proyectos y recursos “para la planeación integral del desarrollo territorial con visión de largo plazo” (DNP 2011). Es claro que el objetivo principal es la articulación  de acciones encaminadas a proyectos estratégicos de las regiones.

Políticamente los Convenios Plan son un novedoso mecanismo que permite profundizar (un poquito) en el proceso de descentralización nacional (planeación e inversión por regiones), donde los entes territoriales pueden plantear sus prioridades y Acordarlas con la nación, el presidente cuenta con una gran bolsa de recursos que pueden ser un detonador de desarrollo a través de inversiones estratégicas priorizadas desde el territorio con el inmenso agradecimiento tácito de las poblaciones beneficiadas por la llegada de estos “recursos adicionales”.

Según el manual operativo (2011) de Planeación Nacional sobre los Contrato Plan (documento donde tuvo especial participación como directora de desarrollo empresarial, una gran vallecaucana militante del Partido Verde, Maria Piedad Velasco) “El Contrato Plan no puede ser confundido con una nueva fuente de financiación para proyectos de inversión”, ya que los entes territoriales deben aportar recursos; en la práctica son recursos adicionales con los que los entes territoriales no contaban en su planeación inicial (planes de desarrollo). Estos documentos deben tener en cuenta las metas del Plan Nacional de Desarrollo, los planes de desarrollo de los entes territoriales beneficiados  (Municipios y departamentos); deben señalar con claridad las prioridades estratégicas comunes y definir un modelo de gobierno para la toma de decisiones conjunta, donde todas las partes (Nación, Departamento y Municipios) deben estar representadas.

Hasta la fecha el gobierno nacional ha firmado seis contratos plan por un valor cercano a los $6 Billones de pesos. El primero Convenio Plan fue “El Atrato Gran Darien”, construido por las gobernaciones de Antioquia, Choco y Cordoba con el apoyo de 25 alcaldes. No es casualidad que los dos gobernadores con mayor popularidad de Colombia (Sergio Fajardo de Antioquia 86% y Alejandro Jose Lyons de Cordoba 82% CNC/CM& Feb 2013)   hayan liderado de la mano del gobernador del Choco el primer Contrato Plan del país por un valor  superior a los $790 Mil Millones de pesos acordando intereses comunes, superando diferencias y priorizando en su gente.

Boyaca firmó el segundo Convenio Plan, convirtiéndose así en el cuarto departamento beneficiado con una inversión de más de $739 Mil Millones, seguido por Tolima con $900 mil Millones, Nariño con $1.5 Billones, Cauca $633 Mil Millones y Arauca con $1,7 Billones de pesos. Hoy son 185 municipios y ocho departamentos donde a través de este Novísimo mecanismo se implementarán acciones para mejorar la competitividad, superar la pobreza, incrementar la productividad, fortalecer el desarrollo humano y rural de sus comunidades.

El Decreto 0819 del 25 de Abril de 2012 que reglamenta los convenios plan establece con claridad que la iniciativa nacional esta a cargo del Departamento Nacional de Planeación y “Las iniciativas por parte de las entidades u organismos del nivel territorial, áreas metropolitanas, autoridades ambientales y esquemas asociativos territoriales, estarán a cargo de los gobernadores, los alcaldes, los directores, los representantes de los órganos de dirección de los esquemas asociativos territoriales y los directores o representantes legales de las autoridades ambientales” y son con estos mismo entes con quienes se suscriben.

Esta semana hemos asistido en el Valle del Cauca y especialmente en Cali a un “pequeño pero superable impase por la propuesta del G-11, liderado por Cali  (grupo de municipios del sur del departamento) para firmar un Contrato Plan que propone una serie de obras por valor de tres billones de pesos. Sin embargo, la Administración Departamental ha insistido en la necesidad de tener un único Contrato Plan para los 42 municipios del Valle”.

Aquí no hay cabida para desacuerdos, la oportunidad está dada para que en el Valle se lidere un acuerdo de voluntades que beneficie a tod@s los habitantes del departamento, donde debe primar el bienestar de los vallecaucanos, el Departamento está en un momento histórico, debemos unir esfuerzos, articular trabajos y elaborar un Contrato Plan que atienda las necesidades de los municipios más pequeños, se potencialicen las fortalezas de las grandes ciudades y ante todo se definan las prioridades estratégicas de nuestra región, puerta del pacifico al mundo, para que el gran beneficiado sea el Valle del Cauca y sus habitantes.

Nos deja pensando: El primero Convenio Plan articulo 3 Departamentos y 25 municipios, el Contrato Plan que se firmó en Boyacá articuló trabajos para 117 municipios, ¿qué nos falta para que nosotros podamos liderar uno que priorice los 42 municipios que conforman el departamento, aproveche los avances en planeación que ha hecho el G11 y el enfoque social y en infraestructura que quiere el gobernador del Valle?

Es nuestra oportunidad, tenemos todo para ser un departamento fuerte, trabajemos unidos y lideremos en conjunto el acuerdo de voluntades por el Valle.

 

Comments are closed.