«Hemos pasado décadas hablando del Pacífico»: Mincomercio

4

Por Claudia Palacios

@ClaudiaPCNN

Cali será la puerta de Colombia esta semana cuando ocho jefes de estado y representantes de otra decena de países se reúnan en la Cumbre de la Alianza del Pacífico. Este mecanismo, sorprendentemente, ha resultado más atractivo que otros conformados por países con economías más fuertes. Sobre las oportunidades y desafíos que la alianza trae para el Valle del Cauca hablé con uno de sus más arduos ejecutores. El ministro de Comercio, Industria y Turismo anticipa para EL PUEBLO algunas de las conclusiones a las que se llegará en la cumbre.

Sergio Díaz Granados - Claudia Palacios

Claudia Palacios: ¿Qué  hay de bueno para Cali en la Cumbre?

Sergio Díaz Granados: Nos la hemos pasado décadas hablando del Pacífico colombiano, décadas hablando de cómo aprovechar las oportunidades del Pacífico y preguntándonos por qué toda la costa latinoamericana está más desarrollada que la nuestra, y creo que el ensamblaje nos va a permitir recuperar el tiempo perdido en términos de inserción internacional hacia el Asia Pacífico. Los socios son los más desarrollados en la región en su agenda hacia el Asia Pacífico. Ahora vamos a recibir la presidencia de este grupo, y Cali es el referente nuestro en la alianza. Ya la revista The Economist menciona a Cali. La alianza en si es un instrumento para acelerar nuestra agenda en el Pacífico.

Claudia Palacios: ¿Hay compromisos con Cali?

Sergio Díaz Granados: En sí, la cumbre va a poner un poco de luces sobre la región. Vamos a hacer una cumbre empresarial con trescientos empresarios y la idea nuestra es mostrar ahí lo que está pasando en Colombia, en el Valle y en el Pacífico. La Cumbre va a dejarle a la región una agenda de promoción de inversión y de promoción de exportaciones.

Claudia Palacios: ¿Cómo le van a mostrar a los inversionistas que estamos en capacidad de recibir inversiones?

Sergio Díaz Granados: Durante el día de la Cumbre vamos a tener en paralelo a los presidentes y a los empresarios y vamos a mostrar los avances de Colombia, el potencial que tiene el Pacífico colombiano y el Valle del Cauca en infraestructura y en los temas productivos. Hace unas semanas recibimos al ministro del Japón, la primera vez que veía un ministro japonés en ejercicio, y él nos expresó un interés en la región Pacífica de Colombia. De hecho, vino con una misión empresarial que regresa en Septiembre de este año, y que va a estar mirando opciones.

Claudia Palacios: ¿En materia de acuerdos comerciales, qué sentido tiene ir en un jet, pero ir en un burro cuando se habla de infraestructura?

Sergio Díaz Granados: El burro se va a montar en el jet. La fuerza de la expectativa es tan potente, que va a desatar el nudo gordiano de la infraestructura. No va a haber infraestructura si no hay acuerdos. Y los acuerdos no se van a aprovechar si no hay infraestructura. No estamos en una decisión de huevo y gallina, sino en un círculo virtuoso. La sola expectativa de crecimiento va a hacer que la inversión privada llegue al país.

Nosotros no podemos creernos el cuento de que Colombia es un país rico que va a resolver sus problemas de infraestructura de la noche a la mañana con un cheque que lo gira una señora gorda en Chapinero que se llama Gobierno Nacional. Esa inversión va a llegar por cuenta del sector privado y este se mueve por las expectativas. La forma de mover las expectativas es tener reglas ciertas y cumplibles. Si hoy podemos hacer una cumbre presidencial por primera vez en Cali, es por la expectativa que crea la alianza. Colombia pagó con infraestructura los ajustes y hoy sabemos que si no salimos del hueco de infraestructura, la economía colombiana no va a alcanzar su potencial.

Claudia Palacios: Cumbre empresarial el martes, presidencial el jueves. ¿Qué va a ser lo más importante que va a salir de ahí

Sergio Díaz Granados - Claudia Palacios

Sergio Díaz Granados: Tenemos varias pistas andando en paralelo. Vamos a firmar el acuerdo con Costa Rica el miércoles por la tarde en Cali. Es un acuerdo que hemos buscado durante más de veinte años y uno de los principales activadores de esa negociación fue la Alianza del Pacífico, porque Costa Rica quiere ingresar y requería tener acuerdos con los países miembros.

Vamos a sancionar la ley que aprueba la alianza también el miércoles. Vamos a recibir la Presidencia protempore el jueves y hay un borrador de la declaración, pero obviamente el contenido de la declaración es de los presidentes. Esperamos que haya un mandato claro sobre el horizonte de la alianza. Nos propusimos tener listo nuestro acuerdo comercial en el primer semestre de 2013, y entonces esperamos ver avances importantes sobre bienes, capitales, servicios, personas y eso será parte de lo que los presidentes revisarán.

Claudia Palacios: Ustedes habían dicho que para el 31 de marzo iba a haber 90 % de cero aranceles con Chile, ¿se cumplió?

Sergio Díaz Granados: Sí se cumplió. El acuerdo ya lo recoge. Hay mucha negociación conectada, por ejemplo, las de reglas de origen, porque una cosa es bajar los aranceles y otra cosa es que los productos que vamos a tener entre nosotros puedan circular mejor. Nosotros tenemos un comercio intralianza muy bajo y necesitamos fortalecerlo, así como el comercio con otros países que son comunes denominadores. ¿Cómo hacemos para que otros países compren un producto de alguno de los países de la alianza y que sea admitido por su regla de origen? Ese es el gran trabajo que hay detrás. Los aranceles no son lo más importante. Más importante es ensamblar las reglas de origen para crear verdaderas redes de valor agregado.

Claudia Palacios: Si usted fuera un empresario colombiano, ¿qué haría para sacarle provecho a la Alianza?

Sergio Díaz Granados: Depende el sector del que se trate. Pero supongamos que sea el de las confecciones. Que yo pueda coger un herraje peruano, un hilo mexicano o una materia prima cualquiera chilena, confeccionar con diseño colombiano y exportarla a Europa, donde estoy seguro de que podremos hacer compatible la regla de origen. Vamos a salir del molde tradicional de los acuerdos bilaterales para poder armar un verdadero bloque.

C. P.: En el tema agrario la Sociedad de Agricultores de Colombia ha mostrado grandes preocupaciones. ¿Hay algún plan para contrarrestar estas preocupaciones?

Sergio Díaz Granados - Claudia Palacios

S. D. G.: Mire, hemos recibido todos los comentarios del sector privado. Tenemos que hacer un cierre de negociación que le sirva a todo el país, no una columna de quiénes ganaron y quiénes perdieron, sino que en el neto todo el país gane. Tercero, hay una preocupación que le decimos a la Sociedad de Agricultores de Colombia que no va a suceder: que esta negociación va servir de precedente para desmontar los mecanismos de protección del agro para otras negociaciones. Les hemos dicho que en esta materia no hay precedentes; de hecho, hemos hecho negociaciones diferentes las unas de las otras. Ese temor no va a ser cierto, y eso ha crecido.

Otro miedo que nos han expuesto es la ampliación de la alianza y que los que lleguen queden cobijados por esa regla. Hemos sido claros que el seguro ahí es que se acepte por unanimidad la entrada de un nuevo miembro, y ahí Colombia tendrá que hacer el balance. Cuarto, hay preocupación por México, pero algunos sectores del agro han dicho que les interesa el acuerdo con México. La alianza ayuda a superar los problemas de barreras fitosanitarias, por ejemplo.

C. P.: ¿Y a los azucareros cómo les va con la alianza?

S. D. G.: Podrían tener perjuicios si la negociación fuera desequilibrada y no fuera recíproca. El temor de los azucareros han sido las condiciones que México tiene pactadas con Estados Unidos en el Nafta, una unión aduanera, y no podemos darle una entrada al mercado colombiano sin que Colombia tenga acceso al mercado mexicano. Mientras la negociación no haya terminado, no podemos prever lo que vaya a pasar. La negociación no ha terminado y solo al final del día se sabrá qué fue lo que quedó.

Nosotros estamos permanentemente informando al sector privado sobre cuál es el estado de la negociación. Oímos todos los comentarios, los ponderamos y procedemos a la negociación. No puedo asegurar cuál es el resultado de la negociación, pero puedo asegurar que estamos sopesando todas las observaciones del sector privado.

C. P.: ¿Van a entrar nuevos socios?

S. D. G.: Al que veo cerca es a Costa Rica. Panamá ha mostrado interés por entrar, pero tiene negociaciones pendientes con México, pero podría ser el país siguiente. Muchos otros países están como observadores, no les interesa ser miembros pero quieren tener una agenda común: por ejemplo, España que no puede hacerse miembro de la Alianza pero sí le interesa tener una agenda, y por eso viene el presidente Rajoy con sus empresarios. Adicionalmente, la Unión Europea es socio común de los otros tres países y esperamos que lo sea de Colombia este año. Sabemos que hay otros países de la Unión Europea que están interesados.

Sergio Díaz Granados - Claudia Palacios

C. P.: ¿Y los asiáticos?

S. D. G: Japón ha dicho: nos interesa una agenda de trabajo.

C. P.: ¿Y Canadá?

S. D. G.: Ha pedido ser miembro observador.

C. P.: ¿No se están generando competencias entre bloques, por ejemplo, con Mercosur?

S. D. G.: No. No creo y no creo que el continente esté dividido. Creemos en el modelo de desarrollo y en el modelo abierto, pero buscamos que estos cuatro países nos ensamblemos mejor, y este tema va mucho más allá de lo comercial. Creemos que podemos ir juntos a trabajar a Asia. El bloque está pensado para potenciar nuestras capacidades, para ser economías más funcionales, no está planteado como excluyente. De hecho, hay muchos observadores y cada país se ha ido aproximando para tener un grado de interlocución.

C. P.: ¿Por qué a Estados Unidos no le interesara?

S. D. G.: Es una buena pregunta para ellos. Ellos tienen su mente ocupada hoy en otras áreas.

C. P.: ¿En materia de turismo, porqué el Valle está rezagado, por ejemplo, frente al Eje Cafetero?

S. D. G.: Vamos en una agenda estratégica con el Valle en el tema del turismo que es uno de los sectores más difíciles de desarrollar porque requiere mucha coordinación. Se requiere mucha participación de los gobiernos locales y regionales. Hemos estado apoyando en lo que podemos; por ejemplo, hemos mejorado la infraestructura del Centro de Convenciones. Acabamos de incluir a Buga en la red de pueblos patrimonio. Estuve en Sevilla hace algunos meses para incluir a los municipios que hacen parte del paisaje cultural cafetero en el norte del Valle se vinculen a ese turismo. En Buenaventura nos comprometimos a apoyar el desarrollo del parque lineal, así como el parque lineal del Lago Calima. De manera que en la medida en que el Valle vaya definiendo cuáles productos quiere desarrollar, nosotros lo vamos a apoyar. El Valle tiene un gran potencial, y temas como el de turismo cultural basado en la salsa son muy potentes. Estoy seguro de que podemos avanzar mucho.

Comments are closed.